10.4 C
Buenos Aires
InicioSociedadSorpresa e incertidumbre: el pulso de la calle durante la marcha piquetera...

Sorpresa e incertidumbre: el pulso de la calle durante la marcha piquetera y el nuevo protocolo de orden público

Pasadas las 16.20 de este miércoles tres turistas brasileños se tomaban fotos frente a la Casa Rosada. Desde hacía algunas horas se habían colocado vallas en la Casa de Gobierno y un puñado de manifestantes daba vueltas alrededor de la Pirámide de Mayo. De repente, un murmullo que se oía desde lejos se hizo cada vez más fuerte: «Bullrich, basura, vos sos la dictadura» y «El que no salta votó a Milei» fueron los cantos que llegaron de la mano de cientos de integrantes del Polo Obrero, el MST y el Frente de Izquierda que llegaron a la plaza. Los turistas, junto a otras personas presentes, se fueron rápidamente por las calles Balcarce y Defensa.

No era una sorpresa. La marcha del día 20 de diciembre -en conmemoración a las protestas ocurridas durante la crisis de 2001 y la primera en la presidencia de Javier Milei– se había anunciado con mucha anticipación. Pero poco se sabía sobre qué podría ocurrir tras el anuncio del nuevo «Protocolo de mantenimiento de orden público» anunciado por Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, con el fin de evitar cortes y garantizar la libre circulación de las calles.

Patricia Bullrich: «Es evidente que la mayoría de la gente decidió no concurrir hoy a la marcha»

«Está tranquilo. Belgrano cuando hay cortes se llena, es imposible pasar y ahora está tranquilo, demasiado diría yo», decía un poco antes, alrededor de las 14 horas, Hernán, empleado de una casa de informática, en la hora en la que estaba anunciada la movilización. Mientras, dos importantes columnas de la Policía Federal (PFA) se movilizaban en moto hacia la Plaza de Mayo.

Al mismo tiempo, cinco camiones de Gendarmería se dirigían al mismo destino por Diagonal Sur. «Te juro, nunca ví que se moviera tanta Policía al pedo, por tan poca gente», le comentó un vendedor de sanguches de milanesa a otro que vendía «Marcianos» de fruta, mientras se acercaba la llegada de las agrupaciones más nutridas a la zona ubicada frente a la Casa de Gobierno.

 Marcha Piquetera 20231220

16.20 y las organizaciones de izquierda, con sus banderas y pancartas llenas de consignas contra los primeros anuncios de Milei, comenzaron a ubicarse en el lugar de cara al Cabildo y se desplegaron hasta la mitad de la plaza. Los asistentes eran «escoltados» por las fuerzas federales, que empezaron a formar un cordón para evitar que descendieran a la Av. Hipólito Yrigoyen. Primero llegó la PFA y luego se sumó Gendarmería, mientras algunos turistas seguían saliendo de la zona y otros se acercaban para sacarles fotos. Por momentos, parecía que había más efectivos que manifestantes.

Polo Obrero, MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores), PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas), Partido Comunista, SUTNA (gremio del neumático), entre más de cien agrupaciones presentes, empezaron con su acto de protesta sin bajar a las calles laterales. Los vendedores de comida y bebidas corrían por todas partes para estar en posición: algunos pasaban en bicicletas, otros con canastas, e incluso dos jóvenes llevaban con sus manos una parrilla improvisa con la mitad de un tambor y cuatro fierros que se les cayó con carbón y todo a pocos metros de los gendarmes.

Javier y Karina Milei supervisaron junto a Bullrich el operativo «antipiquete» en Plaza de Mayo

Las tensiones en la marcha en Plaza de Mayo

Los uniformados los miraban fijamente, inmutables, con bastones y matafuegos en las manos. A diferencia de lo ocurrido en las arterias de acceso a la Rosada, donde se registraron corridas, empujones y enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía de la Ciudad -dos hombres terminaron detenidos-, en Plaza de Mayo no hubo nada por el estilo. Los líderes sociales y referentes políticos leyeron un documento frente a la militancia y luego desconcentraron por donde llegaron.

Tanto Alejandro Crespo, secretario general de SUTNA, como Alejandro Bodart, dirigente nacional del MST, coincidieron en que la CGT debe convocar a un paro general contra «el ajuste de Milei» y «dejar de dormir la siesta». En esa línea, Bodart sostuvo que la administración del libertario «recibió un golpe» porque la movilización finalmente se llevó a cabo y se pudo expresar el descontento contra sus anuncios. «Dijo que iba a ir contra la casta y lo primero que hizo fue ir contra el pueblo y violentar el mandato popular. Encima quiere avanzar con represión«, añadió.

El ex legislador aseguró que próximamente habrá más movilizaciones. Más tarde Bullrich, que siguió el operativo de seguridad junto al presidente desde el Departamento Central de Policía, dijo que hubo «una manera distinta de tratar con los permanentes piquetes«. Aunque la incertidumbre predominó en la marcha de este miércoles, no se sabe cuánto de lo que ocurrió se debió a la idea de «medir la situación» o si así serán las protestas a partir de ahora.

FP / ED

Más noticias
Noticias Relacionadas