16.9 C
Buenos Aires
InicioTecnologíaPor qué echaron a Sam Altman de OpenAI: las hipótesis que se...

Por qué echaron a Sam Altman de OpenAI: las hipótesis que se manejan en Silicon Valley sobre la salida del creador de Chat GPT

Sam Altman, creador del chatbot más famoso del mundo, Chat GPT, fue despedido de OpenAI, su propia empresa, este viernes a última hora. A pesar de que el board de la compañía dio las razones, al escribir en una carta que “no fue consistentemente sincero en sus comunicaciones con la junta”, diversos especialistas en el mundo corporativo arrojaron hipótesis sobre lo que pudo haber pasado.

El despido fue muy llamativo, en tanto la compañía es por lejos la joya de Silicon Valley, que revolucionó las discusiones sobre tecnología desde fines del año pasado. Open AI trajo al mundo de los consumidores, de manera masiva y gratuita, la posibilidad de generar textos, imágenes y hasta videos por inteligencia artificial.

Esto es algo en lo que Google, Meta, Amazon y Apple venían trabajando hace tiempo y fueron tomados por asalto: Open AI juntó más de 100 millones de usuarios en poco tiempo y atrajo miles de millones en inversiones de toda la industria. Por esto, la salida de Altman disparó distintas teorías que se venían manejando por lo bajo.

¿Qué sucedió para que la junta dejara de confiar en Altman? ¿Qué perfil tiene el directivo de 38 años? ¿Qué de su personalidad caía mal? Acá, X hipótesis sobre el despido.

La versión oficial y lo que dijo Altman

«No fue sincero». Foto Reuters“La junta ya no confía en su capacidad para seguir liderando OpenAI. A pesar del crecimiento espectacular de la empresa, la junta directiva reafirma su compromiso con la misión fundamental de garantizar que la inteligencia artificial general beneficie a toda la humanidad», escribieron los directivos de la compañía.

Altman, de hecho, tuiteó sobre su salida: “Me encantó mi tiempo en OpenAI. Fue transformador para mí personalmente y, con suerte, un poco para el mundo. Sobre todo, me encantó trabajar con gente tan talentosa. Tendré más que decir sobre lo que sigue más adelante».

i loved my time at openai. it was transformative for me personally, and hopefully the world a little bit. most of all i loved working with such talented people.

will have more to say about what’s next later.

🫡

— Sam Altman (@sama) November 17, 2023 En el comunicado emitido este viernes, la junta directiva de OpenAI anunció que Mira Murati, actual directora de tecnología de la empresa, fue designada como directora ejecutiva interina para liderar la organización de inteligencia artificial.

Murati forma parte del equipo de liderazgo de OpenAI desde hace cinco años y la empresa la destaca por su rol crucial en el ascenso de la empresa como líder mundial en inteligencia artificial.

«Su experiencia abarca diversas áreas, incluyendo investigación, productos y seguridad, y su comprensión profunda de los valores y operaciones de la empresa la posiciona como una elección natural para asumir el rol de liderazgo«, informaron.

No hubo muchos más detalles y la empresa no respondió comentarios de diversos medios con consultas para tener más información. Lo que sí se supo fue que la empresa llamó a un “all-hands”, como se dice en el rubro -una reunión que se realiza con todos los miembros de la compañía, generalmente de manera virtual para poder abarcar a la totalidad de la planta-, a modo de emergencia.

Las distintas teorías: entre la personalidad y la seguridad de la app

Chat GPT sufrió varios hackeos. Foto AFPChat GPT sufrió varios hackeos. Foto AFPUna de las periodistas tech más reconocidas, Kara Swisher, arriesgó que el jefe del departamento de ciencia de la empresa, Ilya Sutskever, fue en parte la razón de la salida de Altman. Según la especialista, diversas tensiones con Altman y Greg Brockman, presidente de Open AI, desembocaron en la salida de Altman.

Swisher también resaltó la personalidad de Altman como un problema. “Posee, según ha dicho, un nivel de confianza en sí mismo absolutamente delirante”, escribió un perfil de New York Magazine la periodista Elizabeth Weil. Esto, en más de una oportunidad, ha pintado a un “niño prodigio” difícil de tratar.

El analista de Wedbush, Dan Ives, afirmó en X que el despido de Altman «es una sorpresa» y hará que Microsoft tenga «más control» en la empresa.

Altman «ha sido crucial para guiar a la plataforma hasta donde está», pero que deje de ser el director ejecutivo no la pone en peligro, estimó. «Hace un año hubiera sido diferente».

Otra versión que circuló tuvo que ver con una serie de vulnerabilidades en Chat GPT. Cada vez que se lanza una nueva versión de un programa, distintos investigadores en seguridad encuentran problemas que pueden exponer datos no sólo de la compañía, sino también de los usuarios. Sobre todo si se recuerda que Chat GPT tuvo problemas que filtraron este tipo de información: en marzo, millones de chats de los usuarios podían ser vistos por cualquiera.

Hace una semana, de hecho, sufrió un ataque de denegación de servicio que dio de baja a la aplicación en todas sus plataformas durante horas. Diversos analistas puntualizan que, por la inmensa cantidad de información que maneja Open AI, habría diversas empresa involucradas en posibles filtraciones de datos, lo que podría ser un escándalo masivo ya que una enorme cantidad de usuarios se sirven de la aplicación (e incluso le “cuentan” cuestiones personales).

Por esto, entre la personalidad de Altman, una constante exposición en conferencias y posibles problemas de seguridad de una aplicación que maneja una cantidad de datos sin precedentes, es probable que su salida tenga más que ver con una cuestión personal que monetaria.

Sobre OpenAI y Altman

Sam Altman fue echado de OpenAI. Foto EFESam Altman fue echado de OpenAI. Foto EFEFundada a finales de 2015, OpenAI ha contado desde el principio con el apoyo financiero de importantes empresarios como el cofundador de LinkedIn, Reid Hoffman, el inversor Peter Thiel y Elon Musk.

Altman ayudó a fundar la empresa en 2015, inicialmente como una organización sin fines de lucro con una dotación de 1.000 millones de dólares de patrocinadores de alto nivel como Elon Musk, Peter Thiel y Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn.

Altman y Musk actuaron como copresidentes con el objetivo de «hacer avanzar la inteligencia digital de la manera que tenga más probabilidades de beneficiar a la humanidad en su conjunto, sin limitaciones por la necesidad de generar un rendimiento financiero». En 2019, sin embargo, OpenAI se reconfiguró en torno a un modelo de «beneficio limitado» con Altman como CEO.

La empresa está financiada por Microsoft, que ha invertido en ella miles de millones de dólares y ha integrado la tecnología en sus propios productos, como por ejemplo el motor de búsqueda Bing.

En un comunicado, el gigante de la informática afirmó que su compromiso con OpenAi es de largo plazo y apoyará a Mira Murati y a su equipo para «aportar una nueva era de inteligencia artificial a los usuarios».

Desde que salió la primera versión de Chat GPT el 30 de noviembre de 2022, millones de personas lo han utilizado para escribir mensajes, pedir una receta de cocina o inventar una historia para contarles a sus hijos.

Con el lanzamiento de Chat GPT, comenzó la carrera por la inteligencia artificial, enfrentando a gigantes como Amazon, Google, Microsoft y Meta.

Considerada una revolución comparable a la llegada de internet, la inteligencia artificial generativa puede crear ideas, contenidos, imágenes y sonidos.

Pese a su éxito, Chat GPT y otras interfaces de este tipo suscitan preocupaciones sobre los peligros para la democracia (a través de una desinformación masiva) o el empleo.

Altman ha comparecido ante el Congreso de Estados Unidos y hablado con jefes de Estado sobre esta tecnología y los temores que genera.

Más noticias
Noticias Relacionadas