17.5 C
Buenos Aires
InicioEconomíaA pesar del aumento, la jubilación mínima pierde la carrera contra la...

A pesar del aumento, la jubilación mínima pierde la carrera contra la inflación y cae un 24% en el último año

Este viernes se anunció el último aumento del año sobre las jubilaciones y pensiones, que se pondrá en marcha a partir de diciembre. Cómo quedó ese sector de la población con respecto al aumento de precios.

Melina Manfredi

11 de noviembre 2023, 00:36hs

Las jubilaciones mínimas habrán aumentado 110,9% en este año, frente a una inflación estimada de 178%. (Foto: AP/Natacha Pisarenko).

Las jubilaciones mínimas habrán aumentado 110,9% en este año, frente a una inflación estimada de 178%. (Foto: AP/Natacha Pisarenko).

Este viernes, el Gobierno anunció el último aumento jubilatorio del año, según la fórmula de movilidad. Esta vez, el incremento fue de 20,87%. Para compensar un alza que fue inferior a lo esperado, también se informó que las jubilaciones mínimas tendrán un bono de $55.000 el mes que viene, de modo de llevar el haber de bolsillo a un piso de $160.713 para diciembre.

Las comunicaciones oficiales que emitió la Anses indicaron que las jubilaciones subieron un 167% en el año, pero ese valor tiene en cuenta los bonos, que son extraordinarios y fijados arbitrariamente por el poder ejecutivo.

Leé también: Cuatro productos por $2000: lo que se puede comprar con el billete de máxima denominación en la Argentina

Al comparar los valores de los haberes jubilatorios en diciembre del año pasado con los que se percibirán a partir del mes que viene se obtienen los siguientes aumentos nominales anuales:

La jubilación mínima (sin bono) pasó de $50.124 a $105.713, lo que significó un alza de 110,90%.El haber medio del sistema previsional era de $79.999 en diciembre del año pasado y llegará a $175.039, un incremento de 118,8%.La jubilación máxima fue de $337.289 a fin de 2022 a $711.345 a partir del mes que viene, lo que significó un aumento de 110,9%.Solamente entre enero y septiembre, la inflación acumuló 103,2% y es probable que con el dato de octubre -que el INDEC publicará el próximo lunes- se oficialice la derrota de las jubilaciones frente a los precios en 2023. El derrumbe seguirá en el último bimestre del año, ya que las proyecciones privadas de bancos y consultoras indican que los precios escalarán 178% en 2023.

El ministro de Economía, Sergio Massa, y la titular de la ANSES, Fernanda Raverta. (Foto: Ministerio de Economía).

El ministro de Economía, Sergio Massa, y la titular de la ANSES, Fernanda Raverta. (Foto: Ministerio de Economía).

De acuerdo con los datos que publica la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, la canasta básica total a la que tienen que hacer frente un hogar donde viven dos adultos mayores (propietarios) ascendió en octubre de este año a $219.119. Suponiendo que esa cifra seguirá subiendo en noviembre y diciembre, el valor de el nuevo haber mínimo (sin bono) no alcanzaría a cubrir las necesidades básicas de dos jubilados, aún si ambos percibieran esa compensación.

Cuánto perdieron las jubilaciones en el gobierno de Alberto Fernández

En esa línea, desde la consultora Empiria calcularon que, sin tener en cuenta los bonos, las jubilaciones perdieron 33% en comparación con diciembre de 2019. Desde diciembre del año pasado, en tanto, el retroceso en términos reales fue del 24%.

Leé también: El Gobierno informó una inflación de 2,3% en la primera semana de noviembre: a qué la atribuyó

Si se tienen en cuenta los refuerzos, en tanto, la jubilación mínima aumentó 7% real en el gobierno de Alberto Fernández. En este caso, desde Empiria explicaron que se toma como base el haber de noviembre de 2019 porque ni bien llegó al poder, el Frente de Todos dio un bono de $5000 a los jubilados -que a valores de hoy equivale a los $55.000 anunciados este viernes-.

La fórmula de movilidad jubilatoria no tiene en cuenta la inflación y establece ajustes trimestrales en marzo, junio, septiembre y diciembre. (Foto: Adobe Stock).

La fórmula de movilidad jubilatoria no tiene en cuenta la inflación y establece ajustes trimestrales en marzo, junio, septiembre y diciembre. (Foto: Adobe Stock).

La pérdida de las jubilaciones en términos reales se observa también en la licuación que sufrió el gasto del Estado en ese rubro. “Después de subsidios, la partida que más cae en incidencia en el gasto primario son las jubilaciones porque la fórmula no incluye la inflación en el cálculo, entonces, en un año en el que los precios se disparan como este, los haberes quedan atrás”, explicaron desde Empiria.

Más noticias
Noticias Relacionadas