11.4 C
Buenos Aires
InicioPolíticaPara evitar más internas a días de las PASO, el kirchnerismo duro...

Para evitar más internas a días de las PASO, el kirchnerismo duro respalda el ajuste que el FMI le exige a Sergio Massa

Cristina Kirchner y su hijo Máximo defienden las gestiones a pesar de las condiciones que puso el Fondo que implican más ajuste, suba de tarifas y recortes. Para Juan Grabois es el peor acuerdo de todos.

A dos semanas de las PASO, el kirchnerismo no le saca los pies del plato al acuerdo que acaba de cerrar Sergio Massa con el Fondo Monetario Internacional. Cerca de Cristina y Máximo Kirchner defienden las gestiones del ministro de Economía con el principal acreedor de la Argentina. Juan Grabois toma distancia y se diferencia.

Sin margen para más internas, el sector mayoritario del oficialismo abrazó el acuerdo con el organismo de crédito multilateral que prometió desembolsar US$ 7500 millones después de las elecciones sin críticas a las condiciones que reclama el Fondo. “Sergio está administrando el endeudamiento brutal de (Mauricio) Macri, (Horacio Rodríguez Larreta) y (Patricia) Bullrich. A la vez plantea sacarse al FMI de encima no como Bullrich que quiere pedir otro préstamo más. Que esté el Fondo en la Argentina es responsabilidad de Juntos por el Cambio”, repiten integrantes de la mesa chica de la vicepresidenta y del jefe de La Cámpora, que unieron fuerzas en el Congreso en contra de la ratificación del acuerdo que negoció Martín Guzmán a principios de 2022.

En el comando de campaña de UxP y los intendentes del Conurbano, que según la mayoría de las encuestas miden mejor que Massa y Axel Kicillof, reiteran el mismo argumento. “Sergio agarró el quilombo cuando el país estaba por estrolarse. Es difícil que esa estabilización se sienta en las casas. El error inicial de nuestra gestión fue no haber mostrado la gravedad del acuerdo con el FMI”, señaló un ejecutivo municipal que este sábado se sumó a la campaña “casa por casa” que lanzó el oficialismo en todo el país.

El argumento de “la papa caliente” que agarró el ministro tiene el copyright de Cristina Kirchner, que se refirió en esos términos hace 2 meses, antes del cierre de listas y de que las chances de Wado de Pedro de ser candidato presidencial quedaran sepultadas. Más lejos en el tiempo, el intendente de Avellaneda y ex ministro de Hábitat Jorge Ferraresi -integrante de la mesa de campaña bonaerense– había declarado que el ministro de Economía salvó al Gobierno de irse en helicóptero.

El apoyo de las principales figuras del kirchnerismo al acuerdo que cerró Massa es por ahora más tácito que explícito. Ni Cristina ni Máximo Kirchner se explayaron sobre el mismo. El jefe de La Cámpora se refirió a las conversaciones antes de que se sellara la negociación. “El FMI no quería la moratoria previsional, sin embargo, logramos sancionarla con apoyo de Sergio. Cancelar la deuda con el Fondo como hizo Néstor, es honrar el esfuerzo de los argentinos y lograr independencia para  implementar las políticas que necesitamos”, sostuvo Kirchner el martes en la Peña bonaerense, a cargo de Carlos Kunkel. El jueves, junto a Mayra Mendoza y empresarios de Quilmes, volvió a afirmar que el acuerdo que negoció Guzmán fue “inflacionario”.

Este sábado en Tucumán, Massa volvió a levantar la bandera de la independencia económica. “Ellos (por la oposición) nos llevaron al Fondo, nosotros vamos a sacar del Fondo a la Argentina, vamos a pagar lo que debemos, vamos a ser soberanos y vamos a elegir nuestro destino”, bramó el candidato presidencial.

Casi nadie en UxP está dispuesto a discutir la letra chica del acuerdo en el que el FMI reclama sin eufemismos “aumentar las tarifas de energía” y mejorar la progresividad del sistema (eliminar subsidios y “fortalecer más los controles de gasto a través de una asistencia social más focalizada”.

“Un acuerdo con el Fondo siempre es malo, pero nosotros no lo trajimos: lo trajo Macri. Ahora tenemos a alguien que va a discutir con el FMI cuidando a la Argentina. Ahora hay luz al final del camino”, señala un intendente alineado con el Instituto Patria, convencido de que es necesario hacer un control de daños “casa por casa” para explicar y sobre todo convencer a los votantes del peronismo en 2019 que no fueron a votar en 2021.

Es la misma narrativa que emana del búnker de UxP en la calle Mitre, a cargo de Antoni Gutiérrez Rubí. El consultor preferido del ministro de Economía busca instalar el perfil dialoguista del candidato, su firmeza, «imaginación y audacia» para negociar con quien la coyuntura obligue sean colectiveros o con el FMI.

Grabois no tiene dudas. “El acuerdo es pésimo, el peor hasta ahora. Por primera vez plantea imperativamente ajuste social y reducción de salarios”, dijo a Clarín el rival de Massa en las PASO. El líder del Frente Patria Grande pone en duda el alcance del respaldo del kirchnerismo al ministro, aunque concede la responsabilidad de la oposición en el endeudamiento.

Juan Grabóis, rival de Massa en las PASO, criticó el acuerdo con el Fondo y al ministro de Economía. Foto Fernando de la Orden.

Juan Grabóis, rival de Massa en las PASO, criticó el acuerdo con el Fondo y al ministro de Economía. Foto Fernando de la Orden.

El dirigente social enfatiza que el futuro desembolso será menor al que Massa esperaba inicialmente. “Deberían haber sido US$ 10 mil millones ahora y no US$ 7 mil justo para pagar vencimientos que nos secan las reservas”, añadió. El secretario general ATE y la CTA-Autónoma Hugo «Cachorro» Godoy, cercano a Grabois, calificó el acuerdo como «salvavidas de plomo».

Para el precandidato que escucha los consejos económicos del jesuita francés Gaël Giraud a Massa lo engañaron sus contactos en el departamento de Estado. Grabois apunta fundamentalmente contra Luis Cubbedu, funcionario del FMI a cargo de la negociación con la Argentina. “El acuerdo se vendió como una buena noticia y le volvieron a mentir al pueblo”, señaló Grabois, que reiterará sus críticas a la negociación de Massa en la recta final de la campaña. 

Más noticias
Noticias Relacionadas