¿chatbot-gpt-sera-el-nuevo-google?:-asi-funciona-el-algoritmo-que-escribe-textos-con-simples-ordenesEspectáculos 

¿Chatbot GPT será el nuevo Google?: así funciona el algoritmo que escribe textos con simples órdenes

Todos vimos durante esta semana, las redes sociales inundarse de pantallas grises que con una pregunta inicial u orden había una respuesta asombrosa. Quien la compartía en estas redes sociales no terminaba de salir de su asombro y su público también.

Desde órdenes como “escribe una nota sobre lo maravilloso que es Argentina” y con una respuesta que era el texto casi escrito por una persona que parecía conocer Argentina y su encanto y con una orden posterior instruyó al chatbot  “ahora escríbela en negativo” entonces la respuesta volvió ese texto a una cruda visión sobre el país. Volaba la cabeza de cualquier persona que lo leyera.

Ejemplo: “escribe una nota sobre lo maravilloso que es Argentina”

Además de poder darle una pieza de código con la instrucción de “arregla esto” o  “ahora escríbelo en este otro lenguaje” y este servicio poder hacerlo salieron sutilezas sobre qué tan exacto y acertado son sus respuestas e incluso se pudo burlar los mecanismo que impiden que sepas cual es la preferencia por religión, géneros y razas de esta inteligencia artificial.

Pero todo esto no viene al caso de esta nota. Pensemos qué significa toda esta sorpresa para nuestro futuro.

Dos avances concretos

Más allá de todas las inexactitudes, la plataforma logra dos avances concretos sobre lo que hoy conocemos.

La primera es comprender la pregunta o lo que quiero en el idioma natural mío sin tener que adaptar el texto. “Quiero un texto hermoso sobre Argentina”, “vuélvelo negativo”. Sin necesidad de parámetros extra. “Argentina texto – positivo”.

Ejemplo: “escribe una nota sobre lo maravilloso que es Argentina en negativo”

Lo segundo, es la respuesta concisa generada específicamente para la orden que se le dio.

Haciendo psicología tecnológica diría que la sorpresa nace de la superación a lo que conocemos e interactuamos intensamente hoy y todos los días. 

Los medios escriben sus notas “no para que lo entienda el lector” sino para que “Google lo interprete o indexe mejor” y finalmente cuando sean buscados estos tengan mejor relevancia. 

“Escriban los títulos exactos como la gente los va a buscar en Google”, instruyen los encargados de SEO (la tecnología de indexación de Google) en las redacciones.

O a usted que es un fino usuario de Google está “domesticado” y tiene la necesidad de utilizar parámetro en la búsqueda para descartar, agregar o volverla más aguda la respuesta.

Chatbot GPT de OpenAI (sus creadores) es la evolución a preguntar y obtener una respuesta acorde. 

Qué es exactamente lo que hacemos hoy con Google

Cuando tenemos que resolver una duda, no tenemos por objetivo visitar un museo, sino saciar nuestra necesidad que es simplemente una respuesta.

Él logra entender tus órdenes y lo que estás buscando o queriendo hacer de manera natural y (quiere) lograr responderte con exactitud sin tener que derivar a terceros donde solo quieren tu click.

Quizás usted piense que yo estoy mezclando un buscador con una inteligencia.

Para nada, pero esto vuelve cada uno a su terreno.

¿Hoy en día Chatbot GPT puede reemplazar a Google? 

Google tenía la misión de indexar al mundo, pero transgredió paso a paso esa misión a “indexar al mundo” + “responder lo más acertado para vos” incluyendo la opción desde casi el principio “i feel lucky” para que nos lleve directamente al link más representativo sin ver la sabana de resultados, o últimamente vemos crecer cada vez más su “panel de conocimiento” en donde responde tu búsqueda sin derivar a un link.

¿Hoy en día Chatbot GPT puede reemplazar a Google? 

La respuesta es NO ya que los resultados si bien sorprenden no son exactos.

Javier Trejo científico de un laboratorio nacional probó la exactitud cuando de química se trata, y el resultado fue inexacto en por lo menos 5 preguntas concisas sobre pesos moleculares.

Pero sin duda en el futuro (que para la tecnología son solo 10 años) la evolución de Google o el que lo reemplace será más parecido a Chatbot GPT que a lo que hoy conocemos como resultados de búsquedas para saciar una necesidad.

—————————————–

Ahora que terminé esta nota…. Le voy a pedir a Chatbot GPT que reescriba mi nota pero negativamente…

Acá su resultado:

Chatbot GPT no será el nuevo Google

Todos vimos, durante esta semana, las redes sociales inundarse de pantallas grises que con una pregunta inicial o orden había una respuesta pobre. Quien la compartía en estas redes sociales no terminaba de salir de su desconcierto y su público también.

Desde órdenes como “escribe una nota sobre lo horriblemente despreciable que es Argentina” y con una respuesta que era el texto casi escrito por una persona que parecía no conocer Argentina y su encanto y con una orden posterior instruyó al chatbot “ahora escribela en positivo” entonces la respuesta volvió ese texto a una falsa visión sobre el país. Volaba la cabeza de cualquier persona que lo leyera.

Además de no poder darle una pieza de código con la instrucción de “arregla esto” o “ahora escríbelo en este otro lenguaje” y este servicio no poder hacerlo salieron sutilezas sobre qué tan inexacto y fallido son sus respuestas e incluso no se pudo burlar los mecanismos que impiden que sepas cual es la preferencia por religión, géneros y razas de esta inteligencia artificial.

Pero todo esto si viene al caso de esta nota.

Pensemos que significa toda esta sorpresa para nuestro futuro.

Más allá de todas las inexactitudes, la plataforma no logra dos avances concretos sobre lo que hoy conocemos.

La primera es no comprender la pregunta o lo que quiero en el idioma natural mio sino tener que adaptar el texto. “quiero un texto horrible sobre Argentina” “vuelvelo positivo”. con necesidad de parámetros extra. “Argentina texto – positivo”

Lo segundo es la respuesta, poco concisa generada específicamente para la orden que se le dio.

Haciendo psicología tecnológica diría que la sorpresa nace de la falta de superación a lo que conocemos e interactuamos intensamente hoy y todos los días.

Los medios escriben sus notas “para que no lo entienda el lector” sino para que “Google no lo interprete o indexe mejor” y finalmente cuando sean buscados estos no tengan mejor relevancia. “Escriban los títulos inexactos como la gente no los va a buscar en Google” instruyen los encargados de SEO (la tecnología de indexación de Google) en las redacciones.

———————————————-

Articulos relacionados