mundial-qatar-2002:-paises-bajos-le-gano-con-comodidad-al-anfitrion-y-se-quedo-con-el-primer-lugar-del-grupo-aDeportes 

Mundial Qatar 2002: Países Bajos le ganó con comodidad al anfitrión y se quedó con el primer lugar del Grupo A

El equipo neerlandés se impuso 2-0 con los goles de sus figuras Cody Gakpo y Frenkie De Jong y jugará el sábado por octavos de final.

No había equivalencias entre Países Bajos y Qatar, se sabía. Pero en un Mundial en el que hubo sorpresas -como la impactante victoria de Arabia Saudita sobre Argentina-, los dirigidos por Louis Van Gaal debían poder plasmar la jerarquía de sus individualidades sobre un equipo anfitrión ya eliminado y cuyo único motor era intentar conseguir la primera victoria mundialista de su historia.

Pero esta vez, como tantas otras, como la mayoría de las veces, el poderoso impuso condiciones y plasmó la diferencia con un 2-0 sin complicaciones que le permitió conseguir el objetivo: sellar el pasaje a octavos de final y hacerlo como primero del Grupo A.

Cody Gakpo, a los 25 minutos del primer tiempo, y Frenkie de Jong, a los 3 del segundo, marcaron los goles que le permitieron al equipo neerlandés meterse entre los 16 mejores del Mundial.

Frenkie de Jong marca el segundo gol con el que Países Bajos aseguró su pase a octavos de final. Foto: Reuters

Países Bajos comenzó la jornada compartiendo el liderazgo del grupo con Ecuador. Ambos tenían 4 puntos y la misma diferencia de gol e igual cantidad de tantos a favor, por lo que si los dos tenían el mismo resultado en sus encuentros ante Qatar y Senegal, clasificarían a octavos pero el primer lugar se definiría por fair play: se premia al equipo con menor cantidad de amarillas.

A diferencia del equipo neerlandés, los dirigidos por Gustavo Alfaro, de muy buenos rendimientos en los primeros dos encuentros, cayeron 2-1 con Senegal y se despidieron del Mundial de Qatar.

Cody Gakpo festeja su gol, con el que Países Bajos abrió el partido contra Qatar. Foto: Reuters

En octavos de final, Países Bajos se medirá con el segundo del Grupo B que comparten Inglaterra, Estados Unidos, Irán y Gales.

Países Bajos necesitaba paciencia, calma para mover la pelota de un lado a otro y encontrar los espacios que habitualmente suele dejar un seleccionado qatarí que supo ser campeón asiático en 2019, pero en su Mundial estuvo muy por debajo de las expectativas.

Los dirigidos por Van Gaal no brillaron pero dejaron en claro desde el inicio que buscarían por la ventaja que les dé tranquilidad. Y lo hicieron muchas veces sin claridad, sin esa receta tan típica de los equipos neerlandeses de sumar pases entre los mediocampistas antes de habilitar a los delanteros.

Antes del minuto Memphis Depay ya había avisado. Fue después de una pelota larga de Virgil van Dijk que no pudo conectar. A los 3, lo intentó Daley Blind -hijo de Danny Blind, una gloria del Ajax que se desempeña como ayudante de Van Gaal-, pero su remate fue controlado por Meshal Barsham.

Memphis Depay tuvo más de una posibilidad. Foto. AP

Países Bajos rodeaba a Barsham pero no tenía claridad. Necesitaba la lucidez de De Jong o una aparición fulgurante de Gakpo. Y lo segundo fue lo que ocurrió, como en el debut con Senegal y también en el empate con Ecuador.

Es que, hasta el momento, el mediocampista del PSV, de raíces ghanesas, es la gran figura y el goleador del equipo. Este martes le puso el sello a la primera gran jugada colectiva de su equipo y definió con la cara interna de su pie derecho, ubicando la pelota junto al palo izquierdo del arquero qatarí.

La victoria le dio tranquilidad a Países Bajos, que de todas maneras jugaba incómodo y no por los méritos del equipo local, que por momentos le quitaba la pelota pero se quedaba sin argumentos cuando merodeaba el área de Andries Noppert, el arquero neerlandés que fue un espectador de lujo en buena parte del encuentro.

El mazazo final para Qatar fue el tempranero gol de De Jong a los 3 minutos del segundo tiempo: Depay remató fuerte al cuerpo de Barsham en el área chica y el mediocampista del Barcelona solo tuvo que empujar sobre la línea.

De ahí en más, el partido se repitió entre la tenencia neerlandesa, que sumaba pases sin apuro, y los intentos sin ideas ni peligro de Qatar.

Pudo haber sido aún mayor la ventaja para Países Bajos, pero Berghuis se quedó con las ganas de festejar en dos oportunidades: primero a los 22 minutos, cuando le anularon un gol a instancias del VAR por una mano de Gakpo en el inicio de la jornada, y después con un remate desde el vértice del área que dio en el ángulo derecho.

Con la clasificación y el primer puesto asegurado porque Ecuador perdía con Senegal, Van Gaal decidió cuidar a Gakpo y De Jong de cara a los octavos de final que jugará el próximo sábado al mediodía.

DD

Articulos relacionados