por-“prescripcion-medica”,-alberto-fernandez-cancelara-su-viaje-a-mexicoPolítica 

Por “prescripción médica”, Alberto Fernández cancelará su viaje a México

Lo aseguró una alta fuente del Gobierno. Aunque hubo rumores sobre diferencias con el presidente mexicano, en el Gobierno recordaron que el mandatario debe guardar reposo y que López Obrador suspenderá la cumbre de la Alianza del Pacífico en su país por la crisis en Perú.

Por “prescripción médica” el presidente Alberto Fernández tendría decidido cancelar su viaje a México, adonde pensaba volver a encontrarse, este jueves 24, con Andrés Manuel López Obrador, según confiaron altas fuentes del Gobierno. El mandatario argentino visitó varias veces a AMLO desde su tiempo de presidente electo en 2019 y ya en ejercicio, y conformó con él una estrecha alianza internacional que, sin embargo, tiene sus altas y bajas.

La última diferencia tuvo que ver con el proceso de selección del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) este domingo 20, en el que Argentina terminó apoyando no al candidato mexicano Gerardo Esquivel, sino al brasileño Ilan Goldfajn, duramente criticado este lunes por López Obrador.

Desde Presidencia y Cancillería afirmaron a Clarín este lunes que la  suspensión del viaje a la capital mexicana depende exclusivamente del reposo médico que se le ordenó al presidente por la gastritis que lo abatió en su reciente viaje a Francia e Indonesia. El parte médico tras la endoscopía que le realizaron a Alberto F. el último sábado indicó que no tiene “lesiones con sangrado activo”.

Pero además, Fernández iba a viajar a México especialmente invitado por López Obrador a un encuentro paralelo de la cumbre de la Alianza del Pacífico que organizó el mexicano y que iba a reunir a los presidente de México, Colombia, Chile y Perú. Pero López Obrador evalúa suspenderla debido a que el Congreso peruano bloqueó la asistencia del presidente Pedro Castillo, que enfrenta una larga crisis en la que nuevamente corre el riesgo de ser destituido. Así lo anticipó este lunes, en su habitual conferencia matinal.

En ese sentido, el viaje de Alberto a la Ciudad Autónoma de México ya no tendría el sentido inicial y de aquí a fin de año sólo viajaría a la cumbre del Mercosur que tendrá lugar en Montevideo el próximo 6 de diciembre. El presidente electo de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, estaba también invitado a México, pero nunca confirmó.

El triunfo de Lula devuelve a la Argentina al que fue históricamente su aliado natural: Brasil. De ahí la expectativa que impera en el Gobierno en los preparativos para una cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe (Celac), que se está organizando en Buenos Aires para el próximo 24 de enero, en la que se esperan las presencias de Lula da Silva -ya en ejercicio- y de otras figuras incómodas como las de Nicolás Maduro, Daniel Ortega -que nunca viaja al igual que AMLO- y el cubano Miguel Díaz Canel. 

La relación de Alberto Fernández y Jair Bolsonaro fue tan mala que el Presidente se volcó hacia el mexicano con devoción. Sin embargo esa relación no pasa por el mejor momento, aunque en el Gobierno lo desmientan. 

El Presidente se considera un amigo del mexicano, y el canciller Santiago Cafiero -que este martes expondrá ante la comisión de Relaciones Exteriores de Diputados- se considera amigo del canciller Marcelo Ebrard. Pero, varias de las negociaciones internacionales que ambas administraciones comenzaron de manera conjunta, terminan con los mexicanos geográficamente, económicamente y políticamente ubicados en Norteamérica- optando por un camino no siempre leal a lo conversado con la Argentina.

Un ejemplo fue la carrera por la presidencia del BID en 2020 que obtuvo el cubano americano Mauricio Claver Carone, despedido en septiembre pasado. Otra fue la carrera por la CAF Banco de América Latina. Después, Alberto Fernández abrazó palabras del mexicano sobre desmontar la OEA,  que luego desmontó el propio AMLO. Si bien México fue central para que Alberto F. disfrutara de los títulos como presidente de la Celac, Ebrard, pegó un faltazo a la última reunión de cancilleres de este foro que se hizo en Buenos Aires.  

El último acto tuvo que ver con la elección del BID. En Buenos Aires esperaban una alianza de México, Chile y Argentina para presentar un candidato conjunto y alternativo al brasileño Goldfajn, propuesto por la administración de Bolsonaro, pero no objetado por Lula, que ahora se queda con la presidencia del mayor banco interamericano para su país.

Una fuente del Gobierno contó que la intervención de Sergio Massa a último momento permitió negociar una mejor tajada en la elección. Conciente de las pocas chances de la candidata argentina Cecilia Todesca para ganar la presidencia, negociaron retirarla para quedarse con una vicepresidencia y otras áreas estratégicas.

Entonces, se decidió apoyar al favorito de EE.UU.: Goldfajn. AMLO se expresó este lunes sobre el brasileño: “Es más de lo mismo, es lo que se ha venido aplicando durante todo el periodo neoliberal, se ponen de acuerdo con el visto bueno de Estados Unidos’‘, dijo. “No hay ninguna esperanza para los pueblos de América Latina, del Caribe, si continúan estos organismos internacionales”.

Articulos relacionados