mundial-de-qatar-2022:-inglaterra-apabullo-a-iran-en-el-debut-y-saca-chapa-de-candidatoDeportes 

Mundial de Qatar 2022: Inglaterra apabulló a Irán en el debut y saca chapa de candidato

Ganó 6 a 2 en su estreno en el Grupo B. Bellingham se encargó de abrir la cuenta, hubo doblete de Saka, mientras que Sterling, Grealish y Rashford aportaron los otros tantos.

21/11/2022 13:10

Actualizado al 21/11/2022 13:47

La ovación cuando salió Harry Kane de la cancha a los 30 minutos del complemento es una buena instantánea del partido. Y también una declaración de principios. Inglaterra llegó a Qatar a recuperar lo que es suyo, la gloria del pasado. Y Kane es la bandera de ese deseo. Por eso no hubo equivalencias ante Irán y, con una contundente demostración de fútbol, lo vapuleó por 6 a 2. Una lluvia de goles en un partido que recién pudo destrabar pasados los 30 minutos de juego.

Irán salió a la cancha con una línea de cinco defensores y el resto del equipo refugiado en su campo. Tenía un solo objetivo: resistir; Inglaterra, con monopolio de pelota y terreno, buscó desde el primer minuto derribar ese muro iraní. La resistencia del equipo asiático aguantó poco más de 30 minutos, tras un arranque accidentado por la lesión del arquero iraní.

El arquero Alireza Beiranvand chocó con Hosseini y quedó tendido en el piso. Tras más de 12 minutos de espera y con mucha sangre en el rostro, debió dejar el campo y dar paso al suplente, Hossein Hosseini.

Inglaterra festeja tras un contudente triunfo ante Irán. Foto Reuters.

El primer ladrillo del muro iraní cedía, pero hacía falta abrir el marcador. E Inglaterra lo pudo hacer recién en el minuto 34 tras una buena jugada colectiva por izquierda: el centro de Shaw fue conectado por Jude Bellingham, quien de emboquillada dejó sin chances al arquero ingresado minutos antes. Era el 1-0 y se abría otro partido.

A ese dominio territorial, Inglaterra iba a sumarle contundencia. Por eso no extrañó que un soberbio zurdazo de Bukayo Saka se convirtiera en el 2-0 a los 42; y que Raheem Sterling, tres minutos después y con una gran asistencia del capitán Harry Kane, pusiera el 3-0 con un toque sutil.

En el complemento, Irán buscó variantes. Queiroz metió mano al equipo y realizó tres cambios: uno por línea para modificar un partido que, a esa altura, se veía demasiado cuesta arriba.

Pero Inglaterra no tuvo piedad. A pesar de que Irán abandonó un poco esa postura ultradefensiva, los ingleses dieron su golpe de nocaut: fue a los 16 minutos, tras una excelente jugada personal nuevamente de Bukayo Saka para poner el segundo de su cuenta personal y el 4-0 con un toque muy inglés.

Hubo un arresto iraní. Casi un espasmo. Pudo descontar Mehdi Taremi tres minutos después del mazazo inglés, al definir bien alto sobre el palo del hasta entonces casi inexistente Jordan Pickford.

Con el 4-1 sentenciado, Gareth Southgate decidió cambiar medio equipo. Adentro Grealish, Dier, Foden y Rashford para cuidar piernas, pero sobre todo para no abandonar esa voracidad ofensiva.

Y fue Marcus Rashford quien, en la primera pelota que tocó, hizo que Irán fuera a buscarla adentro del arco. Todo, tras una nueva asistencia de Kane con la que el moreno solo tuvo que acariciarla hacia el palo derecho del desdibujado Hossein Hosseini.

Faltaban 20 minutos para el final y al partido le iba a quedar un sexto tanto inglés: Jack Grealish la empujó luego de que casi todo el equipo blanco tocara el balón. Iban 44 minutos y parecía que no quedaba nada más.

Pero hubo lugar para 10 minutos de adicional y un penal sancionado por el VAR que Taremi cambiaría por gol para sellar un final algo más decoroso para Irán.

Inglaterra pisó muy fuerte en el debut y demostró que no está en Qatar de vacaciones. El camino continuará el viernes a las 16 cuando se mida contra Estados Unidos; mientras que horas antes, a las 7 del viernes, Irán intentará mejorar su pálida imagen cuando se mida con Gales.

Articulos relacionados