marcelo-d’alessandro:-“celebro-que-la-cristina-hable-de-seguridad-despues-de-‘apenas’-15-anos-en-el-poder”Política 

Marcelo D’Alessandro: “Celebro que la Cristina hable de seguridad después de ‘apenas’ 15 años en el poder”

La crítica de Cristina Kirchner a la inseguridad, y la mención del caso de gatillo fácil que terminó en la Ciudad de Buenos Aires con la vida del joven Lucas González, tuvo una respuesta desde el Gobierno porteño. Fue justamente el ministro de Seguridad y Justicia de CABA, quien salió al cruce. 

Celebro que la vicepresidenta hable de seguridad después de ‘apenas’ 15 años en el poder. Podría haber evitado el desmadre del Conurbano, primero, o el triunfo narco en Rosario, después. En el medio, con la excusa del Covid, el Gobierno del cual es, insisto, vicepresidenta, liberó a miles de presos, a miles, sin ningún control ni comprensión mínima de los niveles de reincidencia. Ahora que terminó la pandemia, ¿alguien sabe dónde están esos delincuentes?“, aseguró a Clarín, en Barcelona, D’Alessandro, donde asistió a una feria de ciudades inteligentes y tuvo reuniones con autoridades de la policía y el ayuntamiento local.

El ministro también defendió la reacción del Gobierno porteño cuando se identificó a los agentes que mataron a Lucas y dispararon también contra otros jóvenes. “En la Policía de la Ciudad tenemos los mecanismos de control interno más eficientes y sofisticados de todo el país. Son los que nos permitieron identificar y detener de inmediato a los asesinos de Lucas, para cuyas causas judiciales aportamos todos y cada uno de los elementos y las pruebas que tuvimos a disposición. Porque nosotros a los delincuentes los queremos presos. Pongámonos primero de acuerdo en eso”.

En el marco de la visita a la expo Smart City, D’Alessandro habló con Clarín también de otros temas vinculados a la inseguridad. Defendió la decisión política de Horacio Rodríguez Larreta de crear la Policía de la Ciudad y dejó títulos: dijo que los piquetes debe resolverlos la política y no la policía, aseguró que el kirchnerismo no tiene voluntad de combatir el narcotráfico y cuestionó a las dirigentes como Patricia Bullrich que hacen críticas a la gestión del jefe de Gobierno en medio de la interna opositora.

– ¿Qué delitos crecieron vinculados al deterioro social y económico?

– Cuando estás en un país donde la gente prefiere fundir la moneda de un peso para separar el níquel del bronce, porque vale más que la moneda, lo que empezás a ver es un deterioro, con mucha más gente en situación de calle. Se roba lo que sea, para comer o consumir. Estos delitos los ves más en las crisis.

– ¿Y el problema del narcotráfico cómo está? 

– Durante años a nosotros nos convencieron de que nuestro país era un lugar de tránsito, que no pasaba nada. Y hoy a 300 kilómetros de acá tenemos a nuestros hermanos rosarinos, que están sufriendo un tiroteo o un muerto por día y tienen los índices de homicidios dolosos más altos de la historia. Cuando no tenés la decisión política de combatir el narcotráfico lo que hacés es que se asiente y con violencia.

– ¿Y en Rosario qué está fallando? ¿El Gobierno nacional, el de Santa Fe, la Justicia?

– Yo estuve hablando en Rosario, hablé con referentes, con ciudadanos. Me impactaron mucho las madres. Salían del colegio y ya no preguntaban si había un compañero nuevo, hablaban si conocían al chico que habían matado el día anterior. Cuando hay una decisión política es mentira que las cosas hay que naturalizarlas. Santa Fe es una de las provincias más ricas que tenemos, no es una cuestión de recursos. Es una cuestión de decisión política.

– El narcotráfico es un delito federal. ¿Ve decisión política del Gobierno nacional de combatirlo?

– No, no. Hemos tenido investigaciones que nos obligaron a ir a otras provincias, a destinar hasta 120 policías en un allanamiento. Y para una policía local es mucho.

La llegada de las Taser

– Hubo un debate acá en Barcelona sobre el uso de la tecnología en la seguridad y del uso específico de las pistolas Taser. ¿Cómo está hoy el tema en Buenos Aires?

– Para que la gente entienda. Nosotros tenemos un organismo, que es el ANMAC, el viejo RENAR, que te autoriza a comprar armamento. Al funcionario que nos autorizó a comprar 60 Taser lo echaron porque nos había autorizado. Nosotros hicimos la licitación, pero ahora cuando las queremos ingresar, el ANMAC no nos responde. Llevamos más de un año intentando ingresar estas armas de baja letalidad, que la usan 190 países en el mundo, donde quedó demostrado que es todo lo contrario a lo que lo quieren comparar, como una picana.

– ¿Ahora están esperando una decisión judicial para ingresarlas?

– Sí, agotada la vía administrativa, fuimos a la Justicia. Otra vez tuvimos que ir a la Justicia a dirimir cuestiones políticas por capricho del Gobierno nacional. Tenemos un amparo por mora, que está a punto de resolverse.

– Y si la Justicia destraba el ingreso de las Taser, ¿dónde las usarían?

– Las vamos a dividir en Brigadas Taser, por cada una de las 15 comunas, que van a estar patrullando, y ante un llamado al 911 por alguien con alteraciones mentales por ejemplo, va a ir esta Brigada que esté en la comuna. También van a estar en el subte, por supuesto, lugares de eventos masivos. Todos los lugares donde un arma de fuego sea un riesgo. Nuestros agentes ya se capacitaron donde compramos estas armas, hay un protocolo de uso y capacitación.

– Y ahora, en cuanto a los funcionarios, ¿de quién depende el ingreso de las Taser?

– De la ANMAC y del Ministerio de Justicia de Nación, a cargo de Martín Soria.

– ¿Si Soria quiere, en cuánto entran las Taser?

– En dos horas. Simplemente tiene que firmar un papel y nosotros avisarle al proveedor que las ingrese. La Justicia lo que va a decir ahora es que el Ministerio se expida, por sí o por no. Si dice que sí, seguiremos con el proceso normal; y si dice que no, tendremos nuevamente que apelar a la Justicia para destrabar caprichos políticos.

Los piquetes y el cuidado de Cristina

– Usted habla de voluntad política de Larreta para ciertas cosas. Pero se le cuestiona falta de decisión política para combatir los piquetes.

– El piquete es una marcha de alguien que está realizando un reclamo. Cuando uno ve que esas marchas de 2.000 o 3.000 se transformaron de 20.000, 30.000 u 80.000, con un país con 40% de pobreza, con una inflación de tres dígitos, pretender parar esa cantidad de gente con la Polícía de la Ciudad es un error. ¿Cómo puede ser que cada vez que hay una marcha tenga que salir el ministro de Seguridad de la Ciudad? ¿Dónde está la ministra de Desarrollo Social de Nación? ¿Dónde están el ministro de Trabajo y de Economía de Nación? Son los que tienen que darles una solución real y concreta. Nosotros no podemos darle solución a esa demanda de hambre, trabajo, vivienda. ¿El gobernador de la provincia de Buenos Aires dónde está, con esa gente que viene en un 90% desde ahí?

– Entonces, si no mejoran los índices económicos y sociales, ¿habrá que acostumbrarse a vivir con los piquetes?

– No… Hace unos días, el Polo Obrero fue a Desarrollo Social. Nosotros mandamos la Infantería, liberamos dos carriles de Belgrano… Ahora, tenías 30.000 personas. La 9 de Julio para el Sur quedó cortada. No es conformarme con eso. Pero si mañana vuelven 30.000 personas y pasado 50.000, ¿qué solución le puedo dar yo desde la Policía a un reclamo social?Entonces, es importante que los funcionarios nacionales en vez de esconderse a través de los escritorios salgan y den la cara.

– También hay críticas internas a cómo enfrentar los piquetes. Patricia Bullrich es una de las que cuestiona a Larreta por supuesta falta de actitud.

– No, no. Nosotros demostramos ser muy firmes. El tema es cómo mostrás esa firmeza. Yo te pregunto: ¿cuánta tomas de edificios hay en la Ciudad?

– No sé.

– Bueno, no sabés porque no es noticia. Porque no hay grandes tomas de terrenos, porque actuamos y hay decisión de hacerlo. En el espacio público también trabajamos de esa manera. Liberamos el espacio público, en una planificación. En Constitución, Once. Pero en su momento estabas ante 500 manteros y hoy hay 5.000. Con Policía esto no se soluciona, esto se soluciona con política.

– La interna de Juntos por el Cambio, ¿le parece que está generando críticas injustas a la gestión de Seguridad en la Ciudad? No sólo con el tema de los piquetes, también hubo cuestionamientos por el tema de las vallas en la casa de Cristina.

– Podría entrar en cada detalle y explicar. La Ciudad es el epicentro de todas las manifestaciones. Muchas veces se pierde dimensión de lo que es la Ciudad. Hace poco tuvimos recitales donde se movilizó un millón de personas. Y casi no hubo inconvenientes. Lo mismo con el fútbol. No es una Ciudad de delito cero pero las estadísticas vienen bajando. Estamos con las cifras de homicidios dolosos más bajos en 27 años. La pirotecnia verbal de la campaña a mí no me importa. Venimos de una pandemia, con una crisis política y económica, por eso hay que ser muy responsables de hacer comentarios.

– Cuando a la Policía de la Ciudad le tocó custodiar a Cristina, ¿usted cree que lo hizo bien?

– No sólo la cuidamos bien, advertimos la posibilidad de una situación, no sólo por la vicepresidente sino por todo. Nosotros habíamos tenido intervenciones. Se había modificado la vida del barrio. Hacían murgas, tiraban fuegos artificiales. Se habla de vallas, pero no se conoce la historia completa. Ellos pretendían hacer un acampe ese fin de semana. Nosotros teníamos dos alternativas: íbamos al choque con Infantería o poníamos las vallas y apelábamos al razonamiento de los que querían acampar. Obviamente no les interesa razonar, no les interesa discutir. Intentaron tomar el espacio por la fuerza, se dieron las imágenes que todo el mundo vio, el tema se judicializó por seis denuncias que hicieron ellos y un juez afín como Gallardo ordenó que se fuera la Policía de la Ciudad. Después ponen la seguridad en manos de los militantes. La custodia hace todo mal, antes, durante y después. Sin embargo, cuando se da esta situación, gravísima, lo primero que hacen es echarle la culpa a otro.

– Mucha gente cree que el atentado fue armado. ¿Usted qué opina?

– No, el hecho en sí es gravísimo. Hay que investigarlo. Es muy preocupante que los organismos del Estado, la AFI, la custodia, no puedan actuar en la prevención. Esos grupos estaban ahí. La expusieron a la vicepresidenta y ahora están buscando culpables.

– En la previa, cuando actuaba la Policía de la Ciudad, ¿se les cruzó por la cabeza que podía pasar algo así?

– El día del pedido del fiscal Luciani, que va gente a manifestarse contra Cristina, nosotros actuamos y los metimos presos. Es mentira que no actuamos. Por las cámaras de la Ciudad es que después pudieron identificar a los agresores. No tenían ni idea de cómo habían actuado y quiénes eran.

– ¿Y cómo no se pudo prevenir? ¿Usted no siente ninguna responsabilidad?

– No, los que le entregaron la seguridad a los militantes o supuestos militantes fueron ellos. 

Articulos relacionados