la-imagen-del-acto:-maximo-kirchner-y-mayra-mendoza-escucharon-el-discurso-de-cristina-colgados-de-un-paravalanchasPolítica 

La imagen del acto: Máximo Kirchner y Mayra Mendoza escucharon el discurso de Cristina colgados de un paravalanchas

En lugar de ocupar una silla del VIP, el hijo y líder de La Cámpora y la intendenta de Quilmes, se mostraron en situación de cancha, a lo barrabrava y con pechera militante.

17/11/2022 21:23

Actualizado al 17/11/2022 21:23

Máximo Kirchner podría haber tomado asiento en una de las sillas dispuestas al frente del escenario para los dos mil invitados VIP que esperaba recibir la organización del acto. Pero el hijo de Cristina Kirchner optó por la incomodidad y el símbolo: escuchó el discurso de su madre subido a un paravalanchas de la mano de la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

Fue la imagen del día: dos encumbrados dirigentes de La Cámpora, en situación de barrabravas en la cancha, haciendo el aguante.

No hubiese sido un acto peronista sin la liturgia y la algarabía característicos. Intendentes y agrupaciones militantes habían prometido colmar el estado Único de La Plata. Y aunque fue en mayor medida ocupado, no fue llenado a su máxima capacidad.

Pese a los espacios libres que se podían observar entre los asistentes el diputado que renunció a la presidencia del bloque del Frente de Todos y la intendenta de Quilmes prefirieron rodearse al tope de militancia con pechera de La Cámpora, subirse al paravalanchas como los hinchas más efervescentes de un partido de fútbol, y agitar un “trapo” azul, una bandera en jerga de cancha, que atravesaba las plateas.

Particular resultó también la vestimenta del hijo de la vicepresidenta: bermudas de jean cortadas y campera azul deportiva cerrada para una jornada que marcaba los 27° al momento del discurso. Mendoza, por su parte, fue fiel a su estilo informal: jean y musculosa negra.

El diputado Máximo Kirchner y la intendenta Mayra Mendoza parados en el para avalancha. Foto captura de TV

El director de la transmisión del acto dedicó varios segundos previos al discurso de Cristina Kirchner a tomar la imagen de los dos dirigentes de la mesa de decisiones camporista que alentaban y saltaban ajenos a sus investiduras. 

Al hijo de la vicepresidenta no se lo volvió a ver durante el resto de la emisión por streaming. Al finalizar su discurso, se llegó a ver que a Cristina Kirchner solo se acercaron a saludarla el gobernador bonaerense Axel Kicillof, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, otro líder de La Cámpora, pero con funciones en el Gabinete de Alberto Fernández.

Detrás de la vicepresidenta estaba su custodia, las cámaras que seguían su figura mientras repartía saludos desde el escenario y, un poco más allá, su secretaria, que la aguardaba cartera en mano para dejar el estadio.

Cristina Kirchner se despidió con una seguidilla de hits de los tempranos 2000. Se escuchó apenas finalizó sus palabras el tema Irresponsables de la banda Babasónicos, seguido por un emblema del pop latinoamericano, Arrasando, de la mexicana Thalía

Al final, una persona del público le obsequió una camiseta de la Selección Argentina con su nombre. A tono con el clima mundialista, la transmisión cerró con La Mano de Dios de Rodrigo, en un acto con múltiples referencias -e incluso audios- de Diego Maradona.

Noticia en desarrollo.

DS

Articulos relacionados