Mauricio Macri dio pistas sobre a qué candidato a presidente puede apoyar en 2023 si él decide no jugar

En una entrevista en España dijo que va a juzgar “si al final del camino uno garantiza el cambio y el otro no”. Alusiones a Larreta, Bullrich y Vidal.

“Para Mauricio, en su cabeza, él es el dueño del cambio. Es una postura bastante cristinista, pensándolo bien”, comenta y se ríe un operador del PRO que analiza cada movimiento hacia 2023.

La reflexión viene a cuento de la declaración de Macri desde España, en la que consultado sobre qué hacer si llegado el caso tenía que elegir entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, dijo: “Mi trabajo es ayudarlos a crecer; si veo que al final del camino uno garantiza el cambio y otro no, voy a jugar“. 

Esa frase que soltó el ex presidente en una entrevista que le brindó al diario ABC, durante su participación en el foro La Toja. llegó de inmediato a los oídos de dos de los referentes del partido que tienen aspiraciones nacionales el año que viene, Rodríguez Larreta y Bullrich. Pero también a los de María Eugenia Vidal, otra inscripta en la lista de posibles presidenciables del PRO el año que viene.

“Los veo muy bien a los dos, veo una evolución permanente; el camino a ser presidente no es de un día para el otro, es un proceso en el que se va madurando, se va incorporando más visión, más conocimiento. Y tanto a ellos como a María Eugenia Vidal y otros más del radicalismo los veo creciendo”, fue la declaración completa de Macri, tratando de mostrarse amable frente a cualquier candidatura, pero también buscando marcar su liderazgo interno.

“Dijo lo que viene diciendo siempre, pero ustedes lo quieren subtitular”, sostuvieron desde el vidalismo, relativizando la fuerza de la frase, pero conscientes de que hace al menos un mes el ex presidente viene haciéndole guiños constantes hacia la ex gobernadora bonaerense, a quien considera como mínimo en condiciones de igualdad frente a Larreta y Bullrich para competir en 2023 en caso de que él decida abrirse de la pelea presidencial.

María Eugenia Vidal refuerza su relación con el ex presidente de cara a 2023. Foto: Andrés D’Elía.

Una voz que trabaja en el armado de la campaña nacional y bonaerense de Juntos por el Cambio saca “tres interpretaciones de lo que dijo Mauricio”. Por un lado, Macri busca mostrarse como el dueño del cambio, el que tiene el dedo para digitar qué se hace y cómo. Pero también deja un doble juego libre, porque no define si va a jugar directamente él o va a apoyar a alguien, lo que condiciona a Larreta y Bullrich hasta el final.

Desde el macrismo rechazan que la declaración del ex presidente represente un acercamiento a Rodríguez Larreta, tal vez visto dentro del PRO como el más abierto al diálogo con otros sectores políticos. “¿A vos te parece que si Mauricio está hablando de elegir a quién represente el cambio está hablando de Horacio? Ojo, tampoco significa que sea Patricia”, reflexionan. Esa es otra ventana que lo muestra más cercano, hoy al menos, a Vidal que al resto.

Que el ex presidente responda a inquietudes periodísticas sobre eventuales apoyos en 2023 no significa que se baje hoy de esa carrera. Consciente de que la mayoría de las encuestas lo ubican como la principal referencia dentro de Juntos por el Cambio, con buenas perspectivas para el año electoral, no tiene pensado bajarse antes de tiempo. Una fuente augura que hasta marzo, Macri no va a tomar una decisión sobre a quién va a apoyar en caso de que él no compita. “Si lo hace, se le va a licuar el poder que construyó y sigue construyendo”, comenta.

Esa hipótesis va alineada con lo que Macri responde en público. Consultado en distintas entrevistas sobre si será candidato en las elecciones de 2023, destacó que aún no lo decidió. “Estoy bien donde estoy. No necesito ni una revancha ni una reivindicación. Creo que tengo que batallar por las ideas y no por lo individual”, respondió a ABC en la entrevista que dio.

Mauricio Macri, en uno de los últimos almuerzos del PRO en Happening. Foto: Andrés D’Elia.

Vuelta al país y agenda local por un tiempo

Macri se quedará en España hasta el miércoles que viene, cuando regresará a la Argentina por algunas semanas. Todavía no tiene agenda local prevista, pero se descuenta que seguirá con las recorridas, tanto por la provincia de Buenos Aires como por el interior del país, durante gran parte de octubre.

Después, la llegada de noviembre lo mostrará con agenda FIFA casi completa, debido a la realización del Mundial de Qatar y al rol de presidente ejecutivo que cumple dentro de la asociación y que lo convierte, según sus asesores, en el único dirigente político de Argentina que no tiene que explicar por qué va a estar en el Mundial.

Seguramente intercalará visitas a nuestro país en plena competencia, entre noviembre y diciembre, pero la agenda FIFA lo tendrá muy activo hasta fin de año. El fútbol le viene sonriendo, dicen, por el buen presente de Boca y, sobre todo, la floja actualidad de River en el plano local. “Es una de las cosas que lo tiene más contento”, bromean cerca suyo.

Articulos relacionados