conflicto-del-neumatico:-con-su-planta-paralizada-en-argentina,-bridgestone-invierte-en-brasilEconomía 

Conflicto del neumático: con su planta paralizada en Argentina, Bridgestone invierte en Brasil

La multinacional japonesa está ampliando su planta de Bahía. El sindicato brasileño salió en apoyo de SUTNA.

El viernes pasado, la fabricante de neumáticos Bridgestone cerró “temporalmente” sus operaciones en la Argentina a causa del conflicto que mantiene desde marzo el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) con las empresas del sector por la reapertura de la paritaria 2021/22 y el pago de horas extras.

Desde entonces no solo se sumaron las otras dos fabricantes de cubiertas, Fate y Pirelli, sino que también tuvieron que frenar sus líneas Ford y Toyota por falta de stock y otras automotrices lo harían en los próximos días si no hay una salida al conflicto.

Mientras en la Argentina la multinacional japonesa busca una salida al conflicto que tiene paralizada su fábrica de Llavallol, en Brasil están trabajando en la ampliación y modernización de sus instalaciones del estado de Bahía, donde anunciaron este mes una inversión cercana a los US$ 50 millones. Tomarán 126 trabajadores más, que se sumarán a los 1.300 que emplea ese centro.

Con esta ampliación, el total de inversiones de la empresa anunciadas desde 2021 llega a US$ 180 millones en esa fábrica, inaugurada en 2006, que ya había sido ampliada en 2016. Allí producen neumáticos para autos, camiones y pick ups.

En Brasil, Bridgestone tiene otra fábrica en Santo André (San Pablo) y dos plantas de bandas de rodadura Bandag, en Campinas (San Pablo) y Mafra (Santa Catarina).

En el país vecino, el sindicato del neumático, denominado SINTRABOR, salió la semana con un comunicado de solidaridad con SUTNA. El gremio local, además, difundió este miércoles una carta que le envió su par brasileño al CEO mundial de Bridgestone, Shuichi Ishibashi, en la que asegura tener “información muy preocupante sobre el conflicto” y “el grave comportamiento y actitudes intransigentes de las empresas Bridgestone, Pirelli y Fate en la mesa de negociación, lo que ha entorpecido el proceso y en consecuencia entorpecido la posibilidad de un acuerdo satisfactorio”.

“Desde Brasil, SINTRABOR seguiremos monitoreando el proceso de negociación colectiva en Argentina, y advertimos a las multinacionales del neumático y el caucho en Argentina para que no provoquen un conflicto mayor a nivel regional y mundial”, advirtieron.

La multinacional japonesa, que es la mayor fabricante de neumáticos tanto de Argentina como del mundo, y que funcionó muchos años como Firestone en el país, tiene su fábrica en la localidad bonaerense de Llavallol. Emplea a 1.600 personas, a quienes por un acuerdo cerrado en la crisis de 2001, paga una participación en las ganancias que en todo el año ascendió a $ 735.000 por trabajador.

La empresa había anunciado hace justo un año que sumaría un nuevo turno para aumentar las exportaciones. La meta era superar el récord de 1 millón de neumáticos exportados en 2019.

Reunión clave

Este miércoles, las fabricantes de neumáticos y el Gobierno se encontrarán en el ministerio de Trabajo con los representantes del SUTNA, liderado por Alejandro Crespo, quien el martes respondió con dureza a la amenaza del Sergio Massa de abrir la importación si no se resuelve la situación.

Esta audiencia es la continuación de la que hubo el lunes, en la que las partes ni siquiera coincidieron en una misma sala, y que había pasado a un cuarto intermedio.

Cuál es el origen del conflicto del neumático

Desde marzo que gremio y empresas están negociando. Después de cinco meses de charlas infructuosas, con múltiples audiencias y al menos 20 medidas de fuerza, el miércoles pasado la puja llegó al máximo cuando el sector empresario propuso un aumento del 38% por nueve meses -de julio a marzo de 2023- y, en respuesta, la conducción sindical permaneció tres días en la sede laboral de Callao.

La reacción sindical incluyó el anuncio de un paro por tiempo indeterminado, junto con una guardia frente a las plantas que sigue activa.

Alejandro Crespo, líder de SUTNA, el gremio del neumático. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

La negociación se originó por la paritaria que va de junio de 2021 a julio de 2022 y el reclamo de un adicional por las horas extras del fin de semana. En ese período se había pactado un incremento del 50%, pero en marzo se reabrieron las negociaciones a causa de la disparada de la inflación.

Las empresas ofrecieron una suba para completar un 66% y, en su momento, un bono no remunerativo por las horas extras, que luego retiraron de la negociación. El SUTNA reclama un aumento salarial de cinco puntos por encima de la inflación, junto con el pago de las horas extras al 200%, en lugar del 100% actual, lo que las empresas rechazan.

NE

Articulos relacionados