la-verdadera-razon-por-la-que-hay-que-activar-el-modo-avion-cuando-volasEspectáculos 

La verdadera razón por la que hay que activar el modo avión cuando volás

Además de la posibilidad de provocar interferencias en las comunicaciones, el problema del uso de los teléfonos durante el vuelo tiene que ver más con la experiencia social.

Usar modo avión a bordo. (Foto: AdobeStock)

A pesar de que la tecnología ha avanzado a pasos gigantes en los últimos años, suena raro que debamos mantener nuestros celulares en modo avión arriba de una aeronave en vuelo. Pero existe una explicación: la navegación aérea y sus comunicaciones utilizan frecuencias de radio, igual que los dispositivos móviles.

Gracias a una gran cantidad de investigaciones se ha demostrado que los dispositivos electrónicos personales pueden emitir una señal dentro de la misma banda de frecuencias que los sistemas de comunicación y navegación del avión, creando lo que se conoce como interferencia electromagnética.

Leé también: El smartphone que puede durar 10 años existe

Los expertos e integrantes de la industria de la aviación coinciden en que el modo avión es necesario para mitigar cualquier posible interferencia en los sistemas sensibles del avión. Estos equipos de comunicación y navegación utilizan frecuencias de radio emitidas desde tierra y son vulnerables a las interferencias de señales de radio ya que usan las mismas frecuencias que los los teléfonos móviles y las tabletas.

Los dispositivos electrónicos personales pueden emitir una señal dentro de la misma banda de frecuencias que los sistemas de comunicación y navegación del avión. (Foto: AdobeStock)

Sin embargo, se ha demostrado que los dispositivos electrónicos no interfieren con el funcionamiento de las aeronaves.

En 1992, la Autoridad Federal de Aviación de EE.UU. y Boeing, investigaron el uso de dispositivos electrónicos en las interferencias de los aviones y no encontraron problemas con las computadoras u otros dispositivos electrónicos personales durante las fases no críticas del vuelo, es decir, cuando el avión se encuentra en el aire, en velocidad crucero. Los despegues y aterrizajes se consideran las fases críticas.

Además, la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. hace un tiempo empezó a crear anchos de banda de frecuencias reservados para diferentes usos -como los teléfonos móviles y la navegación y las comunicaciones de los aviones- para que no se interfieran entre sí.

Pero entonces, ¿por qué es necesario activar el modo avión cuando volamos?

Se ha descubierto que el problema de las interferencias se halla donde menos se lo esperaba: señales desde tierra, ya que las redes inalámbricas están interconectadas a través de antenas en la superficie.

Con la llegada del 5G, esta situación se ha vuelto más “crítica”: las señales generadas por las antenas de tierra y los dispositivos 5G de pasajeros podrían causar interferencias en momentos críticos del vuelo ya que esta señal se ubica muy cerca de las utilizadas por los radioaltímetros del avión, que rebotan una señal de radio en el suelo y luego vuelven a la antena del avión.

Así, el inconveniente se produce cuando una señal de algún canal cercano de las frecuencias interfiere en la transmisión. Un ejemplo similar a este problema puede observarse cuando en una radio FM análoga se mezclan las emisoras de frecuencias cercanas.

Los dispositivos electrónicos personales son un problema en las fases no críticas del vuelo. (Foto: AdobeStock)

En un avión, si los pilotos están realizando alguna comunicación importante, un aterrizaje o despegue, o llega a haber una emergencia real a bordo o en tierra, sus líneas de comunicación con el control de tierra tienen que estar claras y abiertas, y una llamada errante de un teléfono móvil puede poner en peligro toda la operación en cuestión, especialmente, cuando esa señal de interferencia impida a la cabina de mando discernir a qué distancia está el avión del suelo.

Claro que todo esto es potencial. Existe la posibilidad que ocurra, pero no sucede siempre porque sino bastaría con activar el smartphone y causar un grave problema. Si esto fuera así, directamente los prohibirían en las cabinas de los aviones, como cuchillos, líquidos inflamables y demás objetos peligrosos

Leé también: Wi-Fi: 5 preguntas y 5 respuestas sobre la conexión inalámbrica más popular

¿Qué pasa con el Wi-Fi a bordo? ¿No interfiere con las comunicaciones del avión?

Muchas empresas aéreas ofrecen ya desde hace años un servicio de Wi-Fi a bordo. Dado que el Wi-Fi funciona con señales de satélite en lugar de señales de radio, no se conecta a las torres de telefonía móvil en tierra, por lo que no hay riesgo de interferencia con las comunicaciones del avión.

La verdadera razón por la que se les obliga a los pasajeros a poner sus dispositivos móviles en modo avión

Con Wi-Fi a bordo, los pasajeros podrían, en teoría, utilizar sus teléfonos móviles para hacer videollamadas con amigos o clientes durante el vuelo.

Y ahí radica el verdadero problema: sería un verdadero inconveniente para la tripulación de cabina tener a más de 200 personas hablando por teléfono, realizando videollamadas, muchas de las cuales podrían realizarse en altavoz.

Esperar a que los pasajeros terminen sus videoconferencias para preguntarles si quieren alguna bebida o algo de comer, es un problema para la “convivencia” a 4000 pies de altura.

Muchos coinciden en que el problema del uso de los teléfonos durante el vuelo tiene que ver más con la experiencia social que supone un centenar de personas hablando a la vez en vos alta a través de dispositivos con parlantes. Además, el uso del celular durante el vuelo podría ser un detonante que cambie toda la experiencia del vuelo.

Por estas razones, a pesar de contar con Wi-FI, en los vuelos doméstico de Estados Unidos, por ejemplo, no se pueden hacer llamadas con programas como Skype, WhatsApp o FaceTime.

Leé también: WhatsApp ahora puede usarse en Windows sin depender del celular

¿Qué pasa si no pones el celular en modo avión?

Si alguna persona, o un grupo de pasajeros olvida poner el teléfono en modo avión, las posibilidades de que ocurra un desastre son remotas. Sin embargo, para reducir las chances a cero, ya que cualquier error en la comunicación y navegación de una aeronave es mortal y está en juego la vida de muchísimas personas, se deben seguir todas las instrucciones que los tripulantes indiquen, entre ellas, poner el celular en modo avión.

Como se explicó, los pilotos utilizan los radioaltímetros conocer la altura exacta del avión sobre el terreno y dependen de este dato para aterrizar cuando hay muy poca visibilidad debido a la niebla, la nieve u otro tipo de mal tiempo.

Un dispositivo con capacidad 5G que no esté en modo avión, podría hacer que la antena del radioaltímetro del avión recogiera una señal falsa o inexacta. Esto podría causar una indicación errónea de la altura del avión sobre la pista.

Articulos relacionados