cumple-45-anos-julieta-diaz,-la-actriz-que-usa-sus-martin-fierro-para-mantener-las-puertas-de-su-casa-abiertasTecnología 

Cumple 45 años Julieta Díaz, la actriz que usa sus Martín Fierro para mantener las puertas de su casa abiertas

Protagonista de grandes éxitos en la televisión, el cine y el teatro, ganó cuatro estatuillas de APTRA a lo largo de su carrera.

Julieta Díaz usa sus Martín Fierro para mantener abiertas las puertas de su casa (Foto: Archivo).

Julieta Díaz, la actriz que este 9 de septiembre cumple 45 años, confesó que les encontró un excelente uso a sus estatuillas Martín Fierro, el premio que anualmente entrega APTRA a los mejores exponentes de la radio y la televisión en la Argentina: mantienen abiertas las pesadas puertas de su casa nueva.

A lo largo de su carrera, Julieta Díaz ganó cuatro premios Martín Fierro. La Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiodifusión Argentinas le otorgó las estatuillas como mejor actriz de reparto por 099 Central (2003) y En terapia (2015), y como mejor actriz de unitario y/o miniserie por Locas de amor (2005) y Silencios de familia (2017).

Invitada al ciclo No es tan tarde en Telefe, el conductor Germán Paoloski la incitó a contar el extraño uso que les dio: “Dicen que ganar un Martín Fierro te abre puertas. En el caso de ella, las mantiene abiertas, porque tiene las estatuillas sosteniendo las puertas”.

Julieta Díaz en una fiesta de Polka. (Foto: Polka)

Y la actriz se sinceró: “En un momento los puse todos en la biblioteca. Tengo cuatro, gracias a Dios, pero parecía que les faltaba la luz dicroica, ¡qué ego! Después, lo que hice fue esconderlos en el placard, porque me daba vergüenza. Pero cuando me mudé a esta casa, las puertas son muy pesadas y se me cerraban”.

Leé también: “El conmovedor relato de Julieta Díaz sobre la salud de su hija Elena: tiene parálisis cerebral, no se cura”

“Estoy muy orgullosa de tenerlos, es una humorada decir que los uso para esto. Es un premio importante, pero también es solo un premio”, agregó. “Y tienen una función: se lucen y se usan”, la apoyó el anfitrión.

Julieta Díaz y el mundo del espectáculo

Julieta Díaz nació en Buenos Aires el 9 de septiembre de 1977. Empezó a estudiar teatro a los 12 años. Su padre, el actor Ricardo Díaz Mourelle, fue su gran maestro; mientras su madre, María Bernarda Hermida, se dedicó a las terapias florales. A los 17 años debutó en la pantalla chica, en la miniserie Bajamar, la costa del silencio.

En 2003 ya conseguía su primer premio Clarín por su actuación en Campeones de la vida como Carla D’alessandro. Poco después logró su primer coprotagónico en Ilusiones compartidas junto a Oscar Martínez y Catherine Fulop. Y con su brillante actuación como la policía Gabriela Valentini en 099 Central sumó otro Premio Clarín.

Julieta Díaz junto a su hija Elena. (Foto: Instagram /julietadiaz77)

Desde entonces, no dejó de hacer televisión, cine y teatro. Sus programas inolvidables fueron Soy gitano, Locas de amor, Valientes y En terapia. También hizo muchísimas publicidades y videoclips con Maná, Gustavo Cerati, Diego Torres, Alejandro Lerner y Residente.

En la pantalla grande, Julieta Díaz estrenó dramas y comedias, como Maradona, la mano de Dios, La señal, Juan y Eva, Corazón de león, El fútbol o yo y No soy tu mami. Y en el teatro hizo gran cantidad de obras de Teatro por la Identidad y clásicos como Emma Bovary, Bodas de sangre, La Celestina, El Zoo de cristal y El año que viene a la misma hora. También fue Morticia en el musical Los locos Addams.

Leé también: Julieta Díaz fue hackeada y los responsables del robo publicaron un polémico mensaje a favor de la marihuana

Además de los cuatro Martín Fierro, la actriz ganó tres Premios Clarín Espectáculos: mejor actriz de televisión por 099 Central (2003) y Locas de amor (2005) y revelación en teatro por Emma Bovary (2004). También conquistó dos Cóndores de Plata como mejor actriz de reparto por Herencia (2003) y mejor actriz por Refugiado (2015), y un premio Sur como mejor actriz por Corazón de león, también en 2015.

Hay quienes lucen orgullosos sus premios en vitrinas y bibliotecas bien iluminadas. También están los que prefieren guardarlos bien, incluso en cajas fuertes. Y están los que, como Julieta Díaz, les encuentran un sentido práctico.

Articulos relacionados