“viajaba-30-km-para-estudiar”:-quien-era-el-chico-que-murio-mientras-soldaba-un-bombo-para-un-festejo-escolarSociedad 

“Viajaba 30 km para estudiar”: quién era el chico que murió mientras soldaba un bombo para un festejo escolar

Tras batallar diez días en terapia intensiva, murió en la madrugada de este viernes un estudiante que había sufrido un severo traumatismo de cráneo cuando estalló un tambor con restos de solvente que intentaba cortar con una soldadora de plasma en la Escuela Provincial de Educación Técnica 5, en la ciudad de Apóstoles.

Luis Antonio Bojcho, de 16 años, vivía con su familia en la zona rural de Azara y todos los días tomaba un colectivo para recorrer los casi 30 kilómetros que lo separaban del colegio, el mismo donde sus hermanos mayores se recibieron hace algunos años.

El 30 de agosto, Luis consiguió un tambor de 200 litros. Estaba entusiasmado por los festejos estudiantiles y pretendía armar un enorme bombo quitándole ambas tapas para reemplazar la superior por un trozo de cuero vacuno. En la jerga de la “Estudiantina”, tal el nombre de la celebración de los estudiantes secundarios, el instrumento recibe la denominación de “chancha” y es casi el único de percusión de fabricación casera que utilizan para armar diferentes ritmos musicales.

No resistió. Luis Bojcho peleó por su vida durante diez días en un hospital pero no pudo recuperarse del severo traumatismo de cráneo.

El estudiante, que cursaba cuarto año, realizaba el trabajo en el taller de la Escuela y bajo la supervisión de un profesor. Ninguno de ellos advirtió que no habían quitado el tapón del tambor. Por efecto del calor, se generaron gases en su interior y, al tomar contacto con la chispa de la soldadora, se produjo una explosión que arrojó al adolescente contra el acoplado donde los estudiantes armaban la carroza alegórica.

Luis fue llevado de urgencia al Hospital de Apóstoles, donde los médicos constataron que las lesiones sufridas en el cráneo eran muy graves y presentaba daño neurológico. Fue por eso que lo derivaron de urgencia al Hospital Escuela “Doctor Ramón Madariaga” de Posadas, donde pasó por varias cirugías que buscaron descomprimir la presión intracraneana.

No resistió. Luis Bojcho peleó por su vida durante diez días en un hospital pero no pudo recuperarse del severo traumatismo de cráneo.

El Consejo General de Educación inició un sumario administrativo para determinar si hubo responsabilidad por parte del docente a cargo del taller y de los directivos de la Escuela. El presidente del organismo, Alberto Galarza, sostuvo: “Sospechamos que faltó control. Antes de soldar un tambor cerrado, lo primero que se debe hacer es abrir la válvula para que salga el gas que pudo haber quedado. Creemos que eso fue lo que no se hizo. Por eso, cuando se empezó a soldar y apenas perforó el tambor y se generó una chispa, explotó. Es sólo una hipótesis, por eso pedimos una investigación al supervisor”, detalló el funcionario.

La muerte de Bojcho también tiene su capítulo judicial, ya que el Juzgado de Instrucción de Apóstoles inició un sumario que ahora quedó caratulado como homicidio culposo.

Galarza no pudo ocultar su dolor por el fatal accidente. Sobre el alumno, contó que “es de Azara y sus padres son productores rurales. Para ir a la EPET viajaba todos los días unos 30 kilómetros desde la colonia hasta Apóstoles y pasadas las 18 regresaba. Es una familia muy trabajadora, que le da mucha importancia a la educación de sus hijos”, detalló.

SC

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados