una-mujer-pide-que-reconozcan-a-su-perra-enferma-como-parte-de-la-familia-para-faltar-al-trabajo-y-poder-cuidarlaSociedad 

Una mujer pide que reconozcan a su perra enferma como parte de la familia para faltar al trabajo y poder cuidarla

Silvia Colletti, una ingeniera agrónoma que trabaja en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de la provincia de Salta, comenzó una pelea legal para que su empleador le permita faltar a su trabajo con el objetivo de asistir a Dharma, su perra salchicha, que se encuentra bajo tratamiento por un grave problema de salud.

“Mi lugar de trabajo está a 25 kilómetros y se me dificultaba. Y no podía dejarla (internada sola) porque era peor el estrés para ella. Entonces la quise inscribir como una hija no humana a cargo, porque esa figura ya existe legalmente, se habla de una familia multiespecie”, relató en Radio 2 de Rosario.

Sin embargo, su solicitud no fue escuchada. “Hice el trámite interno en la institución y quedó en stand by. No lo saben resolver porque no podía poner un DNI”, explicó.

En el trabajo desestimaron la cuestión. Eso hizo que me planteara la situación y que comenzara esta lucha para que sea reconocida formalmente como mi familia, con los derechos que asisten a un niño, por ejemplo, para cuidarlo cuando está enfermo”, dijo en otra entrevista televisiva, en América TV.

Silvia Colletti junto a Dharma, la perra salchicha que necesita de su cuidado.

En ese sentido, contó que realizó “una presentación interna dentro de INTA para que se revea la concepción de familia, les den cabida a las mascotas y tengan los mismos derechos que una persona humana”.

Según Colletti, su empleador sostiene que su decisión de no otorgarle el permiso que está solicitando está vinculada a “un convenio colectivo de trabajo que no dice nada al respecto”.

“Hay un debate ético que debe darse”, aseguró la mujer, quien expresó que desea dedicarle tiempo completo a su mascota porque se trata de “una situación de crisis” y no de “ir a colocar una vacuna”.

En la misma línea argumental, afirmó que “con la pandemia muchos perros se han apegado más a sus dueños”. “Mucha gente se va a sentir identificada, otros por supuesto no”, destacó.

Yo vivo sola y ella es mi compañía, así que hay un lazo sumamente estrecho”, manifestó.

“Un caso esperanzador”

Colletti contó que, en función de continuar la lucha para proteger a su perra salchicha, se reunió “con un abogado constitucionalista de Buenos Aires que cree que hay chances para este caso, es esperanzador”. La ingeniera también buscó resolver esta intrincada situación con letrados de Salta.

“Se trata de un tema de derechos sobre seres sintientes, no es una cuestión de caprichos ni sensiblerías. Es para casos extremos y por los derechos de ellos, para recibir el bienestar y la salud que se merecen”, justificó la mujer, quien se desempeña en la Estación Experimental del INTA – Cerrillos.

Dharma, la perra salchicha que padece una grave enfermedad y necesita atención permanente.

En una entrevista que concedió hace un tiempo a El Tribuno, Colletti realizó una importante aclaración: “Seguramente habrá quienes piensen que busco obtener días no laborales. Nada más alejado de la realidad, porque la iniciativa apunta cuestiones de salud”.

“Es darle el derecho al animalito a ser atendido, en casos como el mío que no tengo a nadie que lo haga por mi. Cuento con todo el historial veterinario que avala lo que estoy diciendo”, completó.

ES

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados