operativo-luz-de-infancia:-investigan-si-los-detenidos-producian-pornografia-infantil-en-sus-casasSociedad 

Operativo Luz de Infancia: investigan si los detenidos producían pornografía infantil en sus casas

Una investigación internacional dedicada a desbaratar redes que trafican imágenes y videos de abuso sexual infantil ya logró que 66 personas fueran detenidas y la mayoría de las detenciones fueron en Argentina. Le sigue Brasil, Paraguay, Estados Unidos, Ecuador y Costa Rica.

La cadena de la pornografía infantil, que incluye la producción, financiación, ofrecimiento, comercialización, distribución, entre otros, es atacada en el país desde que la persona tiene en su poder el material. La tenencia de estas imágenes se incluyó en el Código Penal en el 2019, dado que es una parte fundamental para las redes por las que circulan este tipo de archivos.

“Lamentablemente Argentina es uno de los países con mayor consumo de explotación sexual infantil”, advirtió el fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Bautista Mahiques en una conferencia de prensa que se realizó este jueves en el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal porteño. 

De los 70 allanamientos que se hicieron, 15 fueron en la Ciudad y 18 en la provincia de Buenos Aires. También en domicilios en Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Chubut, Chaco, San Juan, Misiones, Neuquén, Salta, Formosa, Jujuy y La Pampa.

Celulares y notebooks secuestradas como parte del operativo Luz de Infancia IX.

“La mayor cantidad de estos materiales se encuentran por lo general en la provincia de Buenos Aires, CABA, Santa Fe y Córdoba”, destaca la fiscal especializada en Delitos Informáticos, Daniela Dupuy a Clarín

Los allanamientos se hicieron luego de que el software P2P (peer to peer o red entre pares) captara a usuarios descargando y compartiendo material con contenido de explotación sexual infantil. Fue en el marco de la investigación Protected Childhood que fue iniciada por el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y la Secretaría Nacional de Seguridad Pública de Brasil en 2017.

A todas sus acciones las llaman Operativo Luz de Infancia. Los allanamientos informados este jueves corresponden al operativo “Luz de Infancia IX” que comenzó hace menos de tres meses.

“El operativo permitió desarticular esta red de perversos en el que se secuestraron muchos dispositivos electrónicos y teléfonos que luego serán peritados”, destacó el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro. A su vez, hizo hincapié en que “es muy importante que esto se visibilice porque necesitamos que la gente denuncie”.

Las particularidades del caso que se investiga 

Hasta la tarde de este jueves, la Justicia había concluido el 50% de los procedimientos del operativo, en los que se secuestraron 117 celulares, 54 notebooks, 40 PCs y 29 tablets.

Luz de Infancia IX . Megaoperativo internacional contra la pornografía infantil

“Esta operación tiene una particularidad: todos los archivos que dispararon los allanamientos son child notable, es decir, son producciones caseras de abuso sexual“, dice Dupuy. Y agrega: “Se averigua quién produjo el contenido, si lo hizo la persona allanada o si lo recibió de otro y si la distribuye”.

Los detenidos aun no fueron indagados y se espera que se lo haga en las próximas horas. Mientras, los fiscales continuaban enviando las pruebas a los juzgados.

Otra particularidad que encontró la fiscal Dupuy en este caso es que entre los elementos secuestrados había “dibujos que parecen ser de niños”, es decir, que los detenidos podrían vivir con hijos menores de edad. “Priorizamos el análisis de las computadoras y celulares de personas que convivan con niños”, explica.

Sobre el trabajo que realizan, dice que comparan las imágenes de los dispositivos y del software P2P para detectar si algún video o foto tiene como víctima a los hijos de los allanados.

Operación Luz de infancia

En esta misma línea de ideas, Dupuy sostiene que “muchos casos comienzan como este por distribución, facilitación de imágenes y videos, y cuando se analizan los dispositivos se detectan que se comete el delito de grooming (mayores de edad acosan a niños al enviarles contenidos sexuales)”.

Además, dice que “se detectan, en un alto porcentaje, casos de abuso sexual, y a veces es intrafamiliar”.

El perfil del abusador

Las personas que forman parte de las redes de tráfico de material de abuso sexual infantil, en un alto porcentaje, “tienen algún contacto continuo con niños o adolescentes por su trabajo”.

En segundo lugar, la fiscal explica que muchos de quienes son descubiertos cometiendo este tipo de delitos “son personas profesionales o profesores que tienen una formación académica”.

También destaca que se dan estas situaciones cuando hay abuso de poder, por ejemplo entre un maestro y su alumno, o entre un pediatra y un paciente.

Luz de Infancia IX . Megaoperativo internacional contra la pornografía infantil

En el marco de estos operativos, en 2019, el ex pediatra del Hospital Garrahan Ricardo Russo fue condenado a ocho años y medio de prisión por producir y distribuir fotos y videos de explotación sexual de menores. La acusación estuvo a cargo de Dupuy.

“Al ser el abusador un referente, genera duda en la víctima”, dice. A su vez, reconoce que en muchos de estos casos son los padres o tíos los que abusan de los niños: “Acabamos de detener a un tío que abusaba de sus dos sobrinos”.

A lo largo de su experiencia, la especilialista en ciberdelincuencia comprobó que “la persona que consume estos archivos, consume mucho, pero siempre diferente”. Esto hace que la demanda sea alta y se genere oferta, y como consecuencia se produzca más material.

Algunos países detectan fácilmente la comercialización al haber transacciones de dinero. Pero en Argentina es gratuito, ya que se intercambia. “No quiere decir que no se lucre después al venderlo en la deep web, pero en la Internet superficial no se paga”.

Para ella, es muy común que las personas que cometen este tipo de delitos lo vuelvan a hacer, por eso considera importante que se haya tipificado la tenencia de pornografía infantil.  

Para no ser detectados, algunos delincuentes cambian la dirección IP de su conexión. “Enmascaran sus IP y hacen la actividad en la dark o deep web, donde facilitan el contenido, como si fuera el Ares (página para descargarse música), donde hay códigos para recibir y entregar estos archivos”. Otros son menos sofisticados y actúan con total impunidad.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados