santiago-cafiero-le-recrimino-a-sergio-urribarri-que-siga-al-frente-de-la-embajada-y-el-ex-gobernador-dijo-que-el-presidente-aun-no-lo-notificoPolítica 

Santiago Cafiero le recriminó a Sergio Urribarri que siga al frente de la embajada y el ex gobernador dijo que el Presidente aún no lo notificó

En un nuevo giro de un escándalo en la representación diplomática ante Israel, el renunciado embajador Sergio Urribarri y el canciller Santiago Cafiero protagonizaron en las últimas horas una discusión por la conflictiva situación del ex gobernador entrerriano.

Los hechos ocurrieron por la decisión de Urribarri de encabezar el acto del 25 de mayo en la residencia oficial en Herzliya Pituach en las afueras de Tel Aviv pese a haber renunciado el pasado 7 de abril al conocerse la dura de sentencia con la que fue condenado en primera instancia por hechos de corrupción que se le imputan por su gestión como gobernador de Entre Ríos entre 2007 y 2015.

Fuentes consultadas en Israel confirmaron la sorpresa de algunos asistentes a la fiesta del 25 de mayo al encontrarse con Urribarri presidiendo el acto dado que suponían que ya había abandonado la sede diplomática. Especialmente porque la invitación formal al evento estaba redactada sin la mención del nombre del jefe de misión como es de estilo. Es decir, la tarjeta impresa invitaba al cóctel patriótico con el embajador argentino pero no estaba escrito a mano, como se suele hacer, el nombre de Urribarri.

Indicaron además que la presencia de embajadores acreditados en Israel estuvo disminuida por la incómoda situación que ahora se presenta más allá de que Urribarri tejió buenas relaciones allí y que la fiesta contó con la participación sobre todo de agregados militares. Israel tiene hasta casi cien mil ciudadanos argentinos viviendo allí.

Entonces se sacaron fotos que llegaron hasta Buenos Aires con Urribarri al frente de la ceremonia patria y generaron un escándalo de grandes proporciones por la inédita situación y hasta un pedido de juicio político de la oposición para Cafiero.

Entonces desde Mexico, adonde viajó el miércoles y jueves, Cafiero reaccionó y le dijo a Urribarri por teléfono que ya estaba renunciado y desvinculado con trámite en curso. Y le cuestionó que presidiera la ceremonia del 25 de Mayo.

Urribarri entonces se defendió y recordó que sigue en funciones hasta que se le notifique la aceptación de su renuncia, algo que es cierto porque no tiene la confirmación de su renuncia, que depende del presidente de la Nación, Alberto Fernández, y de la Secretaría legal y técnica que conduce Vilma Ibarra, y pasa también por la jefatura de Gabinete a cargo de Juan Manzur.

Urribarri es sostenido por el kirchnerismo de Cristina Kirchner y por gobernadores del espacio oficialista -varios lo fueron a visitar a la sede argentina cuando acompañaron al ministro Eduardo de Pedro a la misión comercial en Tel Aviv- y se niega a volver hasta que no se complete el tramite de Cancillería. Tiene donde ampararse legalmente.

Según ha expresado en sus redes sociales, Urribarri sostiene que la causa en su contra es “un mamarracho jurídico” que va a poder revertir porque va a apelar a todas las instancias de su condena y considera se atiene a ley 20957 y al decreto reglamentario 1973/86 por el que seguirá en su puesto hasta que no se le notifique que ya no está en funciones. Eso incluso le da hasta 45 días para su vuelta.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados