insolito-escandalo-en-el-senado:-una-senadora-denuncio-que-le-ocuparon-la-banca-y-dijo-que-le-hacen-bullyingPolítica 

Insólito escándalo en el Senado: una senadora denunció que le ocuparon la banca y dijo que le hacen bullying

La sesión del Senado empezó con una insólita situación: la discusión entre dos senadoras por la banca en la que se deben sentar. El episodio tiene versiones cruzadas y desató fuertes discusiones entre el bloque oficialista y de la oposición.

La cuestión quedó planteada por la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, quien pidió una cuestión de privilegio para denunciar el “bochorno”. “Es una vergüenza, esto nunca había pasado, es un bochorno para el Senado“, apuntó y relató que una senadora le había ocupado la banca a otra cuando se levantó a izar la bandera.

Se trataba de la riojana Clara Vega, que tiene un monobloque y se maneja como aliada del Frente de Todos. Está sentada en la última fila de la bancada de Juntos por el Cambio.

Sagasti denunció que cuando ella se paró a izar la bandera, su lugar fue ocupada por la senadora puntana del PRO, Gabriela Riollo.

“Lamentablemente las buenas normas de las que hablan no sucedieron previamente a la sesión cuando se tienen que acordar los lugares en las bancas. Pero quiero decir que no es verdad lo que se dijo que una senadora se levanta y otra le ocupa el lugar. Me veo agraviada. Se falta a la verdad. Me da muchísima vergüenza que se esté discutiendo esto”, se defendió Riollo.

Cerca de ella señalaron que estaba sentada en el lugar que le correspondía. Pero que después llegó la senadora cordobesa Alejandro Vigo y le pidió su lugar. Que ella se corría al siguiente, que es el que le corresponde, y que luego Vega se lo reclamó.

Por su parte, la riojana luego pidió la palabra para denunciar que la ocupación de su banca respondía a un “acoso constante” que sufría por parte de la coalición opositora desde marzo, mes en el que la riojana se negó a integrar el interbloque de JxC y con su accionar en el recinto evidenció su alianza con el FdT.

“Desde el 29 de diciembre han iniciado un acoso constante sobre mi persona. En marzo me llamaron pidiéndome mi lugar en el recinto. Me llamaron para pedirme mi lugar en el medio del bloque porque no querían que esté sentado con ella. Contesté pidiendo que me pasaran del otro lado de la bancada. La distribución arbitraria que han hecho de las bancas corre por parte de ellos”, apuntó Vega.

Cerca de Vega contaron a Clarín que cuando se levantó a izar la bandera, había dejado su cartera y su carpeta y que se la corrieron. Además aseguraron que en las sesiones previas también había tenido problemas por la ubicación. Primero con Humberto Schiavoni.

Además, Vega contó que parte del bullying que ha recibido consistió en comparar su apellido con el del personaje de Diego de la Vega, el Zorro.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados