15.8 C
Buenos Aires
InicioSociedadJosé María Muscari: “La paternidad es una construcción y un proceso”

José María Muscari: “La paternidad es una construcción y un proceso”

Flamante papá adoptivo, José María Muscari conoció a su hijo Lucio por una nota en un noticiero que luego se viralizó en las redes mientras él vacacionaba por Europa. Desilusionado por no haber encontrado hasta ahí alguien que lo adoptara, Lucio fue el primer chico en Argentina que —con el aval de una jueza de Corrientes— se animó a ponerle voz y cara a una convocatoria pública en la búsqueda de una familia. Al verlo, el autor y director teatral —que en ese momento estaba en una excursión por Berlín— sintió que ése era el hijo con el que ya venía fantaseando y decidió volver al hotel, para llamar al país y poder anotarse en esa convocatoria.

Hoy, tras no pocas entrevistas, varias preselecciones entre un total de 140 inscriptos, una primera etapa vincular con el adolescente y tres meses finales de guarda, Muscari ya tiene la adopción plena de Lucio. Y una mañana, mientras el pibe cursa el colegio, recibe a NOTICIAS para hablar sobre esta entrañable historia y su presente artístico.

Noticias: En varias ocasiones se refirió a sus obras como “mis hijos”. Ahora que tiene a Lucio en su vida, ¿tuvo que repensar eso? 

José María Muscari: Está buena la pregunta, no lo había pensado. Pero no me arrepiento de haber llamado así a mis obras, son diferentes tipos de paternidades. Yo siempre tuve una actitud paternalista con mis obras y elencos, y creo que eso ahora lo canalicé en el vínculo con Lucio, que para mí es una nueva forma de paternidad. Por supuesto que las pongo en diferentes niveles, pero evidentemente ya había algo muy fuerte con mi paternidad, algo latente, aún sin tener un hijo de verdad.

Noticias: Según contó, Lucio lo eligió a usted —entre otras cosas— por haber dicho “yo quiero ser padre”, mientras otros postulantes decían “yo quiero tener un hijo”. ¿Por qué dijo lo primero y no lo otro?

Muscari: En todo el proceso de adopción intenté ser lo más verdadero posible, sin poner tanto el raciocinio en juego, sin estar detrás del significado de cada palabra. Por ende, cuando dije que quería ser padre, no es que evité decir que quería tener un hijo, pero no lo dije y eso significó algo para él. Creo que en la vida siempre pasa lo que tiene que pasar, y esa sensación la tuve desde un principio con Lucio. Desde que vi su video, sentí que era él a quien debía adoptar. Aunque también me preparé para lo contrario.

Noticias: ¿Ser padre se siente parecido a eso que verbalizó? 

Muscari: En verdad, no sé cuándo uno se siente padre. Incluso, ni siquiera sé cuándo alguien se siente padre o madre dentro de un vínculo biológico. La paternidad es una construcción, un proceso; y si bien me siento el padre de Lucio, también soy consciente de que estamos juntos hace sólo tres meses y medio, lo que para mis 47 años y sus 16 años es muy poco. Supongo que irá pasando lo que tenga que pasar en el tiempo que deba suceder y que llegará un día donde la sensación que hoy tengo de mi paternidad será diferente a la que tengo hoy.

Noticias: En estos meses, ¿hubo algo que lo sorprendió?

Muscari: Sí. Lo orgánico que es a mi vida tener un hijo adolescente, porque originalmente, cuando pensaba en adoptar, pensaba en un bebé. Me sorprende que todo aflore de manera muy natural: la convivencia, lo que le voy marcando que creo que tiene que cambiar, las cosas que él me dice a mí. Pensé que iba a ser más difícil, porque cuando empezamos a convivir, éramos dos desconocidos y, sin embargo, dejamos de serlo muy rápido. Los dos teníamos muchas ganas de que todo funcione.

Noticias: ¿Cómo maneja el tema de los límites?

Muscari: A mí no me gusta sobreactuar el rol de padre, pero con un adolescente, el límite y la autoridad tienen que estar presentes. Si surge una diferencia, trato de explicarle por qué creo que algo no está bien. También comprendí que por más que él lo entienda, no puede cambiarlo de un día para otro. Sobre todo, tratándose de un chico que por 15 años no tuvo a nadie que lo guíe en ciertas cosas. Igual me conforma ver que se esfuerza en lo que le voy pidiendo. Lucio tiene buena escucha.   

Noticias: ¿Algo que le haya señalado?

Muscari: Cosas de adolescente, que deje un poco la pantalla, que vaya reformulando su lenguaje porque a veces, en la intimidad, putea mucho. Aunque por otro lado, es muy estudioso y también tiene toda una conducta en relación al deporte: va dos veces por semana a fútbol, entrena…

Noticias: ¿Qué cosas quiso saber de usted?

Muscari: Un montón. Cómo fue mi infancia, qué estudié y luego de ver mis obras, se interesó mucho en mi trabajo, en cómo logré lo que logré, porque él ve que no vengo de una familia de artistas ni de una familia rica. Yo tengo un lindo piso en Recoleta, si llueve, puedo tomar un taxi, cosas que no toda mi familia tiene en su cotidiano; y está bueno que él vea que todo eso, que ahora también lo incluye, es fruto del trabajo. Lucio tiene mucha conexión con la gente con ausencias y carencias. Lo noto cuando vamos por la calle o después de cenar, porque pide que no tiremos nada y que se lo llevemos a la señora que vive en la esquina, en situación de calle. Lucio abrió en mí una sensibilidad que yo tenía bastante dormida  

Noticias: ¿De su vida amorosa le preguntó algo?

Muscari: Sobre todo, al principio, ahora no hablamos mucho de eso. En parte, porque hace tres años que no estoy en pareja. Lucio, como mucha gente del interior, no es un chico deconstruido, pero creo que lo toma con bastante naturalidad. 

Noticias: ¿Cambió su vida amorosa con la aparición de Lucio?  

Muscari: No tanto. Hace un tiempo que estoy conociendo a alguien, pero como no es mi pareja ni quiero que lo sea, esa historia la manejo de manera independiente y me funciona bien. No me imagino en pareja en este momento, ya tengo muchos desafíos.

Noticias: ¿Lucio ya vio “Sex”?

Muscari: La vio hace poco y le encantó. La vio recién ahora porque “Sex” está prohibida para los menores a 16 años y él recién los cumplió en marzo.

Noticias: ¿No temió que algo le pudiera chocar? Por su formación, digo.

Muscari: No, porque “Sex” no sólo es un espectáculo transgresor. La gente también lo valora por el talento artístico y Lucio tiene una gran sensibilidad para todo eso: las actuaciones, el canto, las coreografías.  

Noticias: ”Sex” ahora inició una nueva etapa, ¿no?

Muscari: Sí, comenzamos una nueva etapa con varios cambios. Entre ellos, la incorporación de Julieta Ortega como coprotagonista de Diego Ramos. “Sex” es un espectáculo que muta permanentemente porque está hecho a la costura de sus intérpretes, que en casi cinco años cambiaron bastante.

Noticias: También tiene en cartel “Perdida mente” y una experiencia escénica llamada “Family club”.

Muscari: Sí. “Perdida mente” ya va por su tercer año. El “Family club” no es teatro, es un evento mensual con mi familia real que surgió por el éxito de mis historias en Instagram con los almuerzos familiares del domingo. No hay actores ni guión, es sólo mi familia; y ahora, en abril, se suma Lucio, que quiere responder preguntas de la mesa.

Noticias: ¿Tiene alguna nueva obra en mente?

Muscari: No aún, estoy pensando. Tengo muchas ganas de volver a trabajar con Claudia Lapacó, con quien ya hice “Madre coraje”. Estoy buscando algo para ella.

Noticias: Usted suele decir que no hay un Muscari persona y un Muscari artista, que uno es un todo. ¿Cuánto tardará en aparecer el tema de la adopción en su dramaturgia?        

Muscari: No me lo planteé a priori, dejo que las cosas fluyan, pero no lo descarto para nada, porque todo lo que me pasó en la vida terminó siendo parte de mi creación.

Noticias: También acaba de lanzar un podcast, “Muy Muscari”.      

Muscari: Sí, la temática del primero es la familia, con mi mamá y mi tío. Luego hay otros sobre la amistad, el fracaso, la adopción, el feminismo y la edad, con una amiga mía de 90 años y que es espectacular.

Noticias: ¿Cómo se lleva con el paso de los años?   

Muscari: Bien, pero porque tengo 47. Cuando tenga 60, no sé.

Noticias: ¿Por qué? 

Muscari: Porque conozco personas de 60 que añoran tener algunos menos. Ojalá que a mí no me joda, que cada edad tenga su magia. Antes, la palabra “viejo” me parecía descalificativa, y ahora que Lucio me dice “viejo”, me suena totalmente amorosa.  

por Sergio Núñez

Galería de imágenes

Hace tres años que no está en pareja y no se imagina formalizando una relación en este momento. | Foto:Ernesto Pages

En esta Nota

Más noticias
Noticias Relacionadas