11.8 C
Buenos Aires
InicioPolíticaJorge Macri aseguró que la ayuda escolar para las escuelas privadas es...

Jorge Macri aseguró que la ayuda escolar para las escuelas privadas es “un éxito”: “Eso es una demostración de la crisis”

Un día después del lanzamiento de la ayuda escolar destinada a las familias que envían a sus hijos a escuelas privadas de la Ciudad de Buenos Aires que cuentan con subvención, el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, calificó a la medida como “un éxito”, aunque admitió que el nivel de adhesión que tuvo la propuesta “es una demostración de la crisis” que atraviesa la clase media.

“Tenemos 853 escuelas de gestión privada, que son fuente de trabajo, y tenemos que protegerlas también. El sentido que el Gobierno le quiere dar al país es correcto pero la marcha se está haciendo muy compleja”, sostuvo en una entrevista en LN+.

El funcionario consideró que “el difícil momento” que está atravesando ese sector de la sociedad tienen que ver con “las ollas a presión que dejaron [el expresidente] Alberto Fernández y [el exministro de Economía] Sergio Massa, que de golpe pegan por todos lados”. En ese sentido, mencionó como factores preocupantes para ese grupo los fuertes aumentos que se produjeron en las cuotas de la medicina prepaga y en las tarifas de los servicios de gas y luz.

Están viviendo un momento dramático. Los comerciantes están vendiendo el 25% menos que el mismo mes del año pasado, con márgenes más chicos y costos fijos subiendo, muchos dicen que no saben si aguantan sin acceso al crédito”, relató.

En tanto, si bien se mostró alineado con las propuestas que, en líneas generales tiene el gobierno de Javier Milei, puso el foco en el panorama económico y consideró necesario que, además de lograr estabilizar “los números de la macro”, la administración libertaria “logre poner primera” para que empiecen “a moverse las ruedas y la economía vuelva a andar”.

“En cuanto a la micro, con las leyes laborales actuales, con ausencia de crédito y con la presión impositiva, la posibilidad real de progreso está alterada. El estado tiene que hacer algo respecto de esas cosas, porque si en cualquier actividad más del 50 o 60% es presión impositiva, si las leyes siguen siendo imposibles y nadie se anima a tomar empleados y no hay acceso al crédito para comprar una máquina, ¿Qué termina pasando?”, se preguntó. “Necesitamos que el país se empiece a mover”, agregó.

Por otra parte, pese a las “diferencias de estilo”, el titular del Gobierno porteño definió a la llegada de Milei a la presidencia como “un cambio de época para bien”. “Un cambio que nos llama a la reflexión a todos los políticos y a aquellos que intentamos sostener algunas de las banderas que él refleja. Llegó en el momento oportuno para reflejar un cansancio generalizado con la política”, observó.

En esa sintonía, el exintendente de Vicente López se diferenció de la dirigencia de PRO que se asumen como “oposición y aseguró que para su gestión es necesario “que al Gobierno le vaya bien”. “Tengo responsabilidad de gobernar y en todo lo que pueda lo voy a ayudar. Cuando tenga diferencias se las voy a manifestar en privado”, aseguró y si bien reconoció que en muchas ideas coinciden, destacó que tienen “estilos distintos”.

“Yo no ando peleándome, generando conflictos. Me parece que la gente lo está pasando lo suficientemente mal como para que agreguemos más crispación”, sentenció.

LA NACION

Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas