17 C
Buenos Aires
InicioSociedadEl fenómeno de la batidora de récords de María Becerra

El fenómeno de la batidora de récords de María Becerra

A sus 24 años, María Becerra se erigió como la artista argentina del momento. Tras dos presentaciones multitudinarias en el Estadio Monumental, la joven quilmeña refrendó su buen momento y demostró que llegó para quedarse. En poco más de cinco años Becerra experimentó un ascenso meteórico que la convirtió de una simple youtuber a una de las cantantes más escuchadas no sólo de nuestro país sino de toda la escena de la música latinoamericana.

De publicar videos caseros en las redes para huir del bullying del que era víctima a llenar estadios en nuestro país y en todo el mundo, la historia de María Becerra es la de una joven que supo construirse a sí misma valiéndose de todos los mecanismos que las nuevas tecnologías ofrecen, pero a la vez, manteniendo la esencia que la catapultó a ese lugar y que tanto valoran y celebran sus fanáticos.

Becerra es hoy la cara visible de dos fenómenos muy actuales. Por un lado, de la música pop urbana latinoamericana que arrasa en el mundo entero y en la cual Argentina se ha convertido en una usina incesante de artistas. Por el otro, la joven es el ejemplo máximo del mercado artístico actual y cómo, a diferencia de hace algunos años, una cámara y una conexión a internet son suficientes herramientas para comenzar a hacerse un lugar en el ambiente y sumar fanáticos. “La nena de Argentina”, como se la conoce en el ambiente, es un fenómeno bien local y de crecimiento inédito que creció con la misma velocidad con la que se agotaron las entradas para sus shows, lo cuales se acabaron a menos de dos horas de haber sido puestos a la venta.

Despegue

Con solo seis años, Becerra ya estudiaba música y se sentía atraída por la actuación, el canto y el arte, pero su meteórico camino a la fama llegaría por otro lado. Las nuevas plataformas fueron su primer escenario y su primer “hit” no fue una canción sino que logró volverse viral a través de un video de YouTube en 2015. La plataforma de videos se había convertido en un mecanismo de escape y de catarsis. Víctima de bullying en su niñez y adolescencia, Becerra encontró en esta red no sólo una audiencia virtual ávida por consumir su contenido, sino también, un mecanismo para blindarse de los ataques y lograr sobreponerse a ellos. Así, a su primer video viral que fue un tutorial sobre cómo depilarse con maquinita de afeitar y espuma le siguieron varios en esta tónica, humorísticos, que no hacían presagiar que unos años después ella sería la primer mujer encargada de llenar el Estadio Monumental y por partida doble.

Maria Becerra

Con sólo 15 años, varios de sus videos contaban con millones de reproducciones y sus seguidores se multiplicaban semana a semana. Ya a los 19, en medio de esa ola de viralización y exposición, María saca, en 2019, “Roast Yourself”, un video parodia en el que el protagonista se hace eco de las críticas y ataques que recibe en redes sociales con el objetivo de mostrar aquellos aspectos que le critican y responder a ellos de forma ingeniosa. Una manera de desarticular ese “hate” y quitarle importancia. Esta creación, a diferencia de sus otros videos, fue musical y marcó el mojón fundamental que la catapultó. Su carrera de “credora de contenido” viral quedó a un costado para darle paso a su sueño: cantar.

Mientras algunos de quienes la habían comenzado a seguir en redes y consumir sus videos se quejaban por el cambio de estilo de su contenido, la joven fijó un nuevo norte: la industria musical y los escenarios se convirtieron en el nuevo objetivo. “Al principio tuve reproches de seguidores. Fui parte de la infancia y adolescencia de mucha gente, porque hice videos durante cuatro o cinco años”, reconoció Becerra sobre el cambio de su carrera artística que pronto alcanzaría nuevas dimensiones tras el lanzamiento de su primer EP “222”.

Sin saberlo pero proponiéndoselo, Becerra se metió de lleno en la música y en sólo cinco años, con pandemia de por medio, pasó de las críticas de sus seguidores de la primera hora a ser la nueva diva musical del país. En un lustro su carrera acumula récords, hitos y hits que pocos músicos pueden ostentar. Porque a sus más de 26 millones de reproducciones mensuales en Spotify o sus más de 14 millones de seguidores en Instagram se suman los dos conseguidos por su reciente presencia en el estadio de River. No sólo se convirtió en la primera mujer argentina en realizar un show en solitario en el mítico estadio, sino que, con 24 años, se convirtió en la artista más joven en brindar un espectáculo musical en dicho escenario.

María Becerra

Más aún, su presencia en el Monumental no fue la primera en un lugar icónico para la música. Al calor del crecimiento del género latino en Estados Unidos, muchos artistas argentinos han desembarcado con fuerza en Norteamérica, pero Becerra es una de las que pisa más fuerte. No sólo fue convocada para brindar un show junto a J-Balvin en el marco de la entrega de los premios Grammy, celebrados en el MGM de Las Vegas, sino que además, fue una de las encargadas de amenizar la espera de la tradicional noche de Año Nuevo que se celebra en Times Square, en New York. Incluso, en estos cinco años de carrera, la joven puso un pie en Hollywood, ya que “Te cura”, uno de sus hits, forma parte de la décima entrega de la taquillera franquicia “Rápidos y furisos”.

Cercanía

A diferencia de otros artistas, Becerra llegó al Monumental con solo tres discos publicados. Pero lo acotado de su discografía es suplido con el carisma con el que ha sabido ganarse la fidelidad de sus fanáticos. Lejos de la pose de diva que podría tener por su ascenso fulgurante, Becerra optó por mostrar el mismo perfil que exhibía en los videos que dieron origen a su fama. Desde reírse de las críticas por su apariencia o burlarse por sus brazos “peludos”, según le achacan los usuarios anónimos de las redes, hasta defender a quienes acusan a su novio, el cantante J Rei de “feo”, la cantante muestra una cercanía y sencillez que su público celebra. Más aún, no sólo ha mencionado en más de una oportunidad lo tortuoso que fue el bullying que sufrió cuando era más joven, sino que se convirtió en portavoz de aquellos que miles de jóvenes que lo sufren actualmente y ven en ella el reflejo de como sobreponerse.

Su actitud durante ambos recitales de dedicar un tiempo del show a leer las pancartas que los fanáticos llevaron al estadio hizo que incluso algunos fanáticos se conmovieran por esa pequeña muestra de cercanía.

En sólo cinco años, Becerra subió a la cima. Sin escalas, la nueva artista del momento pasó de ser una joven de Quilmes que soñaba con cantar a volverse una estrella internacional.

Galería de imágenes

María Becerra | Foto:Cedoc.

Más noticias
Noticias Relacionadas