14 C
Buenos Aires
InicioEconomíaEl 65% de las ganancias de los productores agrícolas quedan en manos...

El 65% de las ganancias de los productores agrícolas quedan en manos del Estado

El productor agropecuario le deja al Estado el 65% de lo que percibe. Por qué se incrementó desde que Javier Milei asumió la presidencia

25/03/2024 – 20:02hs

El Estado se queda con el 65% de la renta agrícola: por qué esa cifra aumentó en la era Milei

En lo que va del gobierno de Javier Milei, el productor agropecuario resignó 6 puntos de su renta, al dejarle al Estado el 65% de lo que percibe. Dentro de ese total, cede el 94% a la administración nacional, el 5% a la provincial y el resto a la municipal.

Así lo refleja el índice de los impuestos elaborado por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), donde entre la suba de costos y caída de precios cercenaron esa proporción de la renta, de acuerdo con la última medición.

Impuestos: por qué creció la presión tributaria sobre la renta agrícola

La economista Nicolle Pisani Claro explicó los motivos por los cuales el Índice FADA es 6 puntos mayor que la última edición llevada a cabo en diciembre. En ese aspecto, puso de relieve que el aumento de la presión tributaria sobre la renta agrícola surge de restarle los costos de producir al valor de la producción realizada.

«Si cae el precio o suben los costos, la renta se achica. Pero el tema es que los impuestos no se reducen en la misma proporción que la renta, es más, casi que no lo hacen. Es por esto que cuando el valor cae o los costos suben, la participación de los impuestos sobre la renta aumenta«, señaló.

«Esto es lo que arrojó esta medición, por eso el Índice FADA es 6 puntos mayor que la última edición», precisó.

Los menores precios, costos que se incrementan y actualizaciones de impuestos provinciales y municipales, generan una presión mayor en la participación del Estado en la renta agrícola.

La caída en los precios y la suba en los costos, hace que crezca la presión tributaria sobre la renta

La caída en los precios y la suba en los costos, hace que crezca la presión tributaria sobre la renta agrícola

La mayor declinación de los precios se presenta en trigo, el que a su vez indicó la mayor participación del Estado en la renta en marzo de 2024. 

En este contexto y frente a la próxima campaña fina, los números comienzan a ajustar, considerando que esta caída de precios viene acompañada de incrementos en los insumos y servicios.

Impuestos: el 67% no se coparticipa a las provincias

La economista de FADA Natalia Ariño hizo hincapié en que dentro de los impuestos nacionales el 67% no se coparticipan a las provincias, es decir, no vuelven a las regiones que lo produjeron.

«De aquí se desprende la discusión sobre el federalismo de un esquema en el que la mayor parte de lo recaudado no se reparte a las provincias, en una actividad que por definición es federal y está arraigada a las distintas regiones del país», precisó Ariño.

«Para medirlo, se conjugan los rindes, los impuestos provinciales y locales, y los fletes, que generan efectos diferenciados sobre cada uno de los cultivos. Así como la proporción de cada cultivo en el área sembrada de cada provincia», añadió.

Entre los aumentos para 2024 de inmobiliario rural, tasas y guías municipales, en el caso del inmobiliario se aplicaron, dependiendo de la provincia, desde el 180% hasta 250%.

El costo de los insumos recargó asimismo la contabilidad de los productores. «Los fletes se incrementaron 42% en pesos, frente a diciembre 2023. La labor de siembra 59% y la cosecha 132%. Respecto a marzo 2023, se ven aumentos en fletes del 206% y de labores entre 170% y 260%», agregó Ariño.

Más noticias
Noticias Relacionadas