11.4 C
Buenos Aires
InicioEconomíaEl Gobierno licúa el salario mínimo, tensiona la disputa con gremios y...

El Gobierno licúa el salario mínimo, tensiona la disputa con gremios y hay amenaza de movilización

La relación entre el Gobierno y las centrales obreras entró en un punto de no retorno tras el fracaso de la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, al que la dirigencia gremial coincidió en calificar de «farsa» y denunciar un acuerdo entre la Casa Rosada y las cámaras empresarias para «licuar los ingresos de los ingresos, planes sociales y seguro de desempleo».

En la previa al encuentro, uno de los cotitulares de la Confederación General del Trabajo (CGT), Pablo Moyano advirtió que «no falta mucho» para que las organizaciones gremiales «se vuelvan a movilizar» si el presidente Javier Milei «sigue atacando a los trabajadores». Con el resultado a la vista y la decisión oficial de anunciar un aumento del Salario Mínimo por decreto, se estima que la central convocará a un cónclave de urgencia para resolver los pasos a seguir.

Tanto la CGT como la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma acordaron solicitar una suba del 85 por ciento, llevando el salario mínimo de $156.000 hasta $288.600 y retomar las negociaciones en marzo. La propuesta fue rechazada de plano por las cámaras empresariales que no formularon una oferta.

Salario mínimo: qué suba estudia el Gobierno

El encuentro se realizó en forma virtual, encabezado por el secretario de Trabajo, Omar Yasín, quien el miércoles mantuvo contactos tanto personales o telefónicos con el ministro de Economía, Luis Caputo, y distintos funcionarios del Palacio de Hacienda para saber qué incremento podía otorgar. Asimismo, se comunicó con referentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Según revelaron distintas fuentes a iProfesional, «hubo una estrategia entre Yasín y los empresarios para que no haya acuerdo y ni siquiera se llegue a la instancia de laudar, fórmula a la que han recurrido los distintos gobiernos» y agregaron: «Esto se da cuando hay dos planteos y Trabajo parte las diferencias… pero acá los empresarios sólo propusieron que los aumentos se apliquen a partir de marzo, por lo que la falta de acuerdo estaba cantada».

Ahora todo quedó en manos del Ejecutivo, donde Caputo pondrá la cifra como así también por cuánto tiempo. Las versiones son variadas. Anoche circuló un 18 por ciento de incremento a partir de febrero, mientras que otras fuentes apuntaban a subas desde febrero a abril, con porcentajes que podrían ser del 10 al 15 por ciento mensual. «En cualquiera de los casos se trata de caída estrepitosa de los ingresos, que no solo afectan a los planes sociales sino también al cálculo del impuesto a las Ganancias», expresó un referente de la CTA Autónoma.

El Gobierno estudia incrementar el Salario Mínimo por debajo de lo que pretenden los gremios

Primera vez en la historia que empresarios no formulan una oferta

Un funcionario de segunda línea de la cartera laboral, con años de experiencia y diferentes gobiernos sobre su espalda, admitió a este medio que «fue una reunión vergonzosa, debe ser la primera vez en la historia que los empresarios no formulan una propuesta, ni siquiera el 5 por ciento o 200 pesos por mes… nada». Relató que los representantes gremiales «no salían de su asombro porque no hubo espacio para la negociación».

El Consejo del Salario comenzó cerca de las 14 y terminó a eso de las 19, pero con muchos cuartos intermedios. Ante la falta de propuestas para consensuar, la Comisión de Debate fue «la nada misma» y cuando pasaron al plenario lo único que se trató, a pedido de las centrales obreras, fue analizar el reclamo del 85 por ciento de aumento.

En la votación, obviamente que los sindicalistas votaron a favor mientras que los empresarios lo rechazaron de plano. En ese momento, Yasín dispuso pasar a un cuarto intermedio de 10 minutos para ver si las cámaras empresarias hacían una oferta concreta. Para sorpresa de los gremialistas, nada cambió por lo que el secretario de Trabajo dio por terminado el encuentro y se desconectó.

Salario mínimo: cuáles son las alternativas

Anoche, los funcionarios de Economía comenzaron a pulir números que definirán hoy por la mañana. Si bien no hay fecha para el pronunciamiento, el Gobierno anunciaría hoy a la tarde el decreto sobre el aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil, en tanto que el vocero presidencial, Manuel Adorni, recibía información para la conferencia de hoy donde apuntará (nuevamente) contra la dirigencia gremial.

Para los distintos referentes gremiales consultados, es una incertidumbre tanto el aumento sobre la periodicidad, aunque suponen que será hasta abril. Consideran que la suba se aplicará desde febrero (a cobrar en marzo) por lo cual «se comerá la inflación de diciembre, enero y febrero, que rondará un 75 por ciento como mínimo», consideraron, agregando que «ya veníamos con una pérdida del 40 por ciento, por lo que tendremos una caída de arriba de 110 puntos».

El secretario General de la CTA Autónoma, Hugo «Cachorro» Godoy, señaló que «toda esta parodia lo que tiende es a impedir un aumento urgente para los trabajadores y trabajadoras del salario mínimo vital y móvil, y que impacte en el conjunto de la masa salarial de los trabajadores paritarios y de los trabajadores y trabajadoras precarizadas. Es una actitud cómplice del gobierno y del sector empresarial en contra de los intereses de los trabajadores».

«Nosotros estamos en un plan de lucha. Vamos a hacer consultas con las otras centrales sindicales para poder definir nuevas acciones. Porque es evidente que el Gobierno lo que quiere es congelar los salarios o reducirlo a la mínima expresión, sus incrementos, seguir licuando los ingresos de los sectores populares, del salario y de los programas sociales y seguir actuando por decreto. Por eso es que mantienen el DNU y ahora anularon el funcionamiento del Consejo del Salario en la parodia de reunión que se hizo hoy y van a decidir por decreto», cerró.

El Salario Mínimo, Vital y Móvil impacta en planes sociales y jubilaciones

En su plan económico, el gobierno presta atención al Consejo del Salario porque se toma se toma como referencia para cinco programas sociales:

Potenciar Trabajo, que equivale al 50% de un salario mínimo.

Prestación por desempleo, cuyo valor será a partir de octubre equivalente al 75 por ciento de un SMVM.

Programa Acompañar (beneficios para mujeres y LGBTI+ en situación de violencia de género). Las beneficiarias de ese plan perciben el total de una remuneración mínima.

Asimismo, sirve como tope para otros programas administrados por Anses. Es el caso de las Becas Progresar. La reglamentación establece que, para acceder al subsidio, el grupo familiar del solicitante no debe superar los tres pisos remunerativos.

También tiene incidencia en parte del sistema previsional. Es el caso de las jubilaciones de personas que completen los 30 años de aportes: sus haberes deberán ser como mínimo equivalentes al 82% del salario mínimo, vital y móvil.

Por todo esto Caputo alineó primero a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, quien prácticamente no participó de la negociación del Consejo del Salario y Yasín ofició como un gestor para evitar un acuerdo. El jefe del Palacio de Hacienda profundiza el plan motosierra para llegar este año al déficit cero.

Más noticias
Noticias Relacionadas