8.2 C
Buenos Aires
InicioPolíticaLa isla de Florida que sirvió de refugio para los inmigrantes durante...

La isla de Florida que sirvió de refugio para los inmigrantes durante el siglo pasado y ahora es un paraíso turístico

Singer Island forma parte de la ciudad de Riviera Beach y se destaca por sus playas, que son consideradas entre las mejores de la zona. Esta isla de Florida ofrece una relajante combinación de belleza natural y complejos turísticos de lujo, pero antes de convertirse en lo que es ahora, fue un refugio de inmigrantes ilegales. Además, su nombre está ligado a una conocida empresa de máquinas de coser.

Esta península en la costa atlántica del condado de Palm Beach recibió su nombre en honor al magnate de las máquinas de coser Paris Eugene Singer. Sin embargo, su historia es aún más antigua, dado que la ocuparon por primera vez por los indios Jaega hace aproximadamente 3000 años, según relatan en el sitio web de la isla.

En la actualidad, Singer Island cuenta con una gran opción de condominios y hospedajeFacebook Singer Island, FL

El primer registro de un asentamiento no indígena fue en 1906, por una comunidad de pescadores y ocupantes ilegales, la mayoría procedentes de Riviera Beach y Bahamas.

La isla le debe mucho de su crecimiento a Paris Eugene Singer, hijo de Isaac Singer, fundador de Singer Sewing Machine Company. En 1920, el hijo del inventor y empresario conoció al arquitecto Addison Mizner, a quien acordó pagarle miles de dólares al año y de por vida si su trabajo se limitaba exclusivamente al área. Aunque sus planes no resultaron como deseaba, ese fue el inicio de lo que ahora se conoce como un lugar turístico.

La isla tiene una gran historia; se puede acceder a ella por un puente de cuatro carrilesFacebook Singer Island, FL

En 1940, Riviera Beach compró más de 300 metros de playa en la isla por US$40.000, lo que llevó al crecimiento del turismo en la zona. El poblado de Palm Beach Shores se desarrolló en 1947, cuando AO Edwards, un magnate de los ferrocarriles y hoteles, adquirió poco más de 97 hectáreas en Singer Island por US$240 mil e invirtió medio millón de dólares en mejoras.

Para la década de 1950, el condado de Palm Beach presentó un gran crecimiento y la isla evolucionó hasta convertirse en una zona turística de hoteles y condominios. En 1976, para facilitar el acceso, el puente levadizo de dos carriles fue reemplazado por el actual Puente Blue Heron de cuatro carriles. Hoy en día, Singer Island está clasificada como una de las zonas con las mejores payas del condado.

Cerca de Singer Island se encuentra el Parque Estatal John D. MacArthur, que cuenta con más de tres kilómetros de playa, en la que se pueden practicar actividades como esnórquel y buceo. Además, cuenta con rutas de senderismo y ciclismo, bosques de manglares y ambiente natural que es perfecto para quienes buscan un día relajado y un reencuentro con la madre tierra.

El parque también se encuentra en el estuario urbano de la laguna Lake Worth y el Canal Intracostero, donde se puede practicar kayak, canoa, caminar por senderos cortos y visitar un centro natural. La pesca en la isla es una de las actividades que la hacen resaltar, ya que se encuentra entre las mejores de los Estados Unidos, gracias a su fértil corriente del Golfo que se acerca más al continente que a lo largo del condado de Palm Beach.

De acuerdo con Visit Florida, Singer Island cuenta con “magníficos hoteles e instalaciones para reuniones”, además de una amplia gama de oportunidades de compras y algunos de los mejores restaurantes de todo el estado.

LA NACION

Más noticias
Noticias Relacionadas