8.2 C
Buenos Aires
InicioEconomíaAsí es la dura guerra entre bancos, fintech y billeteras virtuales por...

Así es la dura guerra entre bancos, fintech y billeteras virtuales por un negocio multimillonario

La industria financiera espera con ansias una serie de definiciones del BCRA, que por ahora se enfoca en la política macroeconómica

Por José Calero

28/01/2024 – 08:01hs

Así es la dura guerra entre bancos, fintech y billeteras virtuales por un negocio multimillonario

Bancos y fintech vienen librando una batalla multimillonaria por quedarse con la mayor porción posible del negocio de la banca digital. La opción de efectuar una transferencia, comprar dólar MEP, colocar un plazo fijo y hasta pedir un crédito con dos clicks, provocó una revolución en el seno de la industria financiera.

La cereza del postre la trajo paradójicamente en su momento la pandemia, que obligó a una digitalización acelerada para lo cual los bancos demostraron estar preparados de sobra. Ahora que bajó la espuma de la crisis sanitaria, quedan cuestiones centrales por resolver por parte del árbitro en este fabuloso negocio: el Banco Central.

Bancos, fintech y billeteras virtuales esperan definiciones del BCRA

Son innumerables los actores que están mirando, e interviniendo con operaciones todo terreno, para tratar de volcar la balanza en beneficio propio. Por ahora, el BCRA se inclinó por no hacer olas en ese mar embravecido de intereses que en distintas ocasiones entran en colisión. Esta semana, la autoridad monetaria ahora dirigida por Santiago Bausili -socio del ministro de Economía, Luis Caputo-, debió analizar varias cuestiones que dividen aguas en el sistema financiero. Pero lejos de tomar una decisión, el directorio del Central prefirió patear la pelota para adelante.

Mientras tanto, los negocios siguen, a tal punto que la fintech argentina Pomelo acaba de anunciar que recibió u$s40 millones de fondos de inversión globales con los que aspira a consolidar su expansión regional. Creada por tres ejecutivos de alto perfil, Pomelo ya se hizo un nombre en México, su principal mercado, y también en la Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Chile, donde acaba de iniciar sus operaciones.

Llamó la atención en el mercado financiero que entre los nuevos inversores de Pomelo -fundada por Gastón Irigoyen, Hernán Corral y Juan Fantoni-, aparece Kaszek, el fondo de «venture capital» más grande de América Latina cuyos dueños participaron de la fundación de Mercado Libre y de inversiones en Nubank, Bitso, Kavak y muchas otras compañías tecnológicas. Por esa inversión, Nicolás Szekasy, uno de los fundadores de Kaszek, se sumará al directorio de Pomelo. La cosa va en serio.

El interés que despiertan las fintech para los fondos de inversión explica que las miradas apunten a las decisiones que tome el Banco Central a la hora de arbitrar entre ambos mundos (bancos y fintech), que se interrelacionan permanentemente. Quedó claro para los operadores financieros que el Banco Central no tomará decisión alguna sobre las disputas pendientes al menos en el primer semestre. Es que, Bausili y compañía tienen demasiados temas para abordar vinculados con la política macroeconómica que pretende aplicar el gobierno de Javier Milei. Mientras esos temas van acaparando la agenda, existe una larga lista de cuestiones sobre el universo de la aplicación tecnológica al sistema financiero, que esperan turno.

Fintech como Pomelo

Fintech como Pomelo y billeteras virtuales como Mercado Pago o Ualá ganan terreno y alertan a los bancos tradicionales.

Los temas que dividen aguas entre bancos y fintech

Una de las cuestiones que el Central se niega por ahora a definir es el plazo de entrada en vigencia del «certificado de plazo fijo electrónico», una nueva funcionalidad fogoneada por las fintechs y resistida por los bancos. Estos certificados, entre otras opciones, determinan que los depósitos son «transferibles, compensables y divisibles». Las fintech creen que si esto se pone en marcha, habrá mercado para ganar.

No es la única cuestión sobre la cual el BCRA prefiere no emitir una resolución aún. La autoridad monetaria postergó por ahora hasta fines de abril la entrada en vigencia de las «transferencias pull» y los pagos interoperables con tarjetas de crédito. Se trata de un mecanismo que las billeteras virtuales pugnan por demorar lo más posible, con Mercado Pago y sus millones de usuarios a la cabeza. Las fintech dicen tener problemas técnicos para permitir que sus sistemas se comuniquen con el resto de los operadores financieros a la hora de pagar con tarjetas de crédito.

Ahora, todas estas definiciones quedaron suspendidas hasta el 30 de abril próximo. Según pudo saber iProfesional, en realidad la resolución de estos temas podría postergarse nuevamente cuando llegue el momento, con lo cual pasaría directamente al segundo semestre. Es que las papas siguen quemando en los pasillos del BCRA. El patrimonio de la autoridad monetaria continúa golpeado por las emisiones de deuda que debió hacer para esterilizar parte de los pesos de la mega emisión monetaria destinada a sostener el «Plan Platita» de Sergio Massa. En el medio, Milei avisó en estos días que su objetivo de cerrar el Banco Central sigue vivito y coleando.

En esa tira y afloje, la cámara de las Fintech opera para recordarle al Gobierno que sus socios están en línea con la visión de Milei sobre pagos digitales, porque impulsan la «libertad de elección». La elección de las palabras tiene aquí un objetivo estratégico: decirle al presidente que las billeteras virtuales pueden ser el aliado clave para sus políticas libertarias. Sería un alineamiento de planetas que los grandes jugadores de las fintech aspirarían acelerar más temprano que tarde.

Más noticias
Noticias Relacionadas