17 C
Buenos Aires
InicioPolíticaVinicius volvió con todo: hat-trick, otro título con Real Madrid, pero el...

Vinicius volvió con todo: hat-trick, otro título con Real Madrid, pero el gran Ancelotti le dio un nuevo tirón de orejas

Paliza de Real Madrid a Barcelona con show incluido de Vinicius. El invicto de 21 partidos en la temporada coincidió con la conquista de la Supercopa de España, tras un 4-1 que se gestó desde el arranque en una victoria que nunca estuvo en discusión. Fue el título 101 (13a Supercopa España) en la historia de Real Madrid y el 11° para Carlo Ancelotti en dos ciclos, cosecha con la que igualó a Zinedine Zidane -fue ayudante del italiano antes de quedar a cargo del equipo- y quedó a tres del máximo ganador del club, Miguel Muñoz.

Ningún dato emparda a la estrella de la noche en el estadio Al Awal Park, donde el Al Nassr de Cristiano Ronaldo hace de local. Vinicius, que celebró sus goles al estilo CR7, volvió con todo: “La celebración fue por Cristiano, es mi ídolo”. Un hat-trick, participó en el cuarto gol y enloqueció al aguerrido Ronald Araujo hasta provocarle la expulsión. Actuación completa… o no tanto.

El plantel de Real Madrid festeja en el podio con la Supercopa EspañolaGIUSEPPE CACACE – AFP

El final del 2023 lo pasó fuera de las canchas. Un desgarro femoral le demandó 44 días de recuperación. La lesión lo sacó del centro de la escena, un espacio que ocupa por una influencia futbolística cada vez mayor en Real Madrid y también por su tendencia a enrollarse en discusiones y provocaciones con los rivales, cuando no se encara con los hinchas adversarios que le hacen gestos o profieren gritos racistas, que en España derivaron en causas judiciales. Vinicius Jr nunca pasa inadvertido, sea por su estilo de juego o por su interacción con todo lo que rodea a un partido.

Lo más destacado de Real Madrid 4 – Barcelona 1

No convertía desde el 11 de noviembre, con un doblete a Valencia. Después llegó el percance físico, que incluso lo marginó del seleccionado de Brasil que perdió 1-0 ante la Argentina en la última fecha de las eliminatorias, y la reaparición en 2024, con 60 minutos ante Mallorca y 105 de los 120 de la semifinal frente al Atlético por la Supercopa de España.

Y en la final del torneo que la Federación Española de Fútbol mudó desde hace tres años a Arabia Saudita a cambio de 40 millones de euros, el delantero brasileño se desplegó en todo su esplendor. No perdonó a una defensa de manteca de Barcelona. El conjunto de Xavi cometió muy rápido gruesos errores de concepto. En 10 minutos ya perdía 2-0, castigado por la temeraria táctica de tirar el achique hasta casi la mitad de la cancha sin presionar al rival que tiene la pelota y lanza la asistencia que se transforma en un estilete letal. A Real Madrid no le faltan jugadores con panorama y capacidad para el pase.

Vinicius gambetea al arquero Peña y marca el primer gol de Real MadridGIUSEPPE CACACE – AFP

Ancelotti no armó una formación con un N° 9 clásico. Puso a Vinicius y Rodrygo para que se repartan el frente de ataque. Vinicius se hizo un festín a espaldas de los defensores del Barça. El uruguayo Ronald Araujo, que en cotejos anteriores había funcionado en el lateral derecho para cerrarle el paso a Vinicius, esta vez no pudo seguir sus desmarques. A los 7 minutos, el ex-Flamengo buscó a espaldas de la defensa de Barcelona una pase rasante de Bellingham; eludió la salida del arquero Iñaki Peña y puso el 1-0. Tres minutos más tarde, Carvajal puso a correr a Rodrygo ante una defensa otra vez adelantada y en babia; el ex-Santos llegó al fondo y asistió para la arremetida de Vinicius, que nuevamente le ganó el duelo a Araujo.

En 10 minutos, Real Madrid estaba 2-0, con una facilidad más propia de unos de esos partidos de liga en los que no hay equivalencias con el rival que de una final que además era un clásico. Barcelona debía reaccionar a dos sopapos. Lo hizo lentamente, apostando a la conducción siempre criteriosa de Gündogan y a la elaboración del reaparecido Pedri.

Hubo un remate de Ferrán Torres en el travesaño, una tapada de Lunin -arquero ucraniano elegido por delante del inseguro Kepa Arrizabalaga, mientras Courtois continúa con la recuperación de la rotura de ligamentos- como prólogo al descuento de Robert Lewandowski, que definió al enganchar una volea desde fuera del área.

Ancelotti da indicaciones durante el partido; el italiano obtuvo su 11° título en Real MadridFAYEZ NURELDINE – AFP

La posibilidad de que comenzara otro partido se diluyó rápidamente con el tercero del Madrid, con un penal de Vinicius, a quien Araujo le había cometido el foul al tomarlo de un hombro cuando iba a buscar un centro. Seis goles del atacante en 16 clásicos contra Barcelona. El último en marcar un triplete en un primer tiempo frente a Barcelona había sido el chileno Iván Zamorano, en 1995.

Ancelotti elogió al brasileño: “Jugó muy bien, estuvo imparable. Necesitó dos o tres partidos para volver a su mejor nivel”. Pero también le dio un nuevo tirón de orejas por su hábito incorregible a excederse en lujos que pueden irritar a los contrarios. “Durante el partido le dije que no me había gustado el tacón que tiró. También lo hizo Bellingham. No quiero que lo hagan, no lo necesitamos”.

Vinicius reconoció que su comportamiento es motivo de continuas charlas de Ancelotti y de los más experimentados del plantel: “Agradezco la confianza de mis compañeros para retomar mi nivel futbolístico. Tengo que mejorar por mí, mis compañeros y rivales. Intento estar tranquilo y centrado en el partido. A veces hablo demasiado y tiro gambetas que no debo hacer. Estoy acá para mejorar, escucho los consejos del míster (Ancelotti) y mis compañeros”

Xavi tampoco pudo revertir la historia en el segundo tiempo con los ingresos de Joao Félix, Fermín López y el juvenil Lamine Yamal. Ante la posesión inocua del equipo catalán, Real Madrid lo sacudió con el cuarto tanto, tras un desborde de Vinicius, el despeje corto de Kounde para dejarle la pelota servida para la definición de Rodrygo.

Lewandowski marcó el descuento de un Barcelona que casi nunca estuvo en partidoFAYEZ NURELDINE – AFP

Historia concluida, si bien quedaban 25 minutos por delante. Víctimas de la impotencia, algunos jugadores de Barcelona se excedieron en protestas y faltas, como la segunda tarjeta amarilla que recibió Ronald Araujo por una patada a Vinicius. “Le pedimos disculpas a los hinchas porque no hemos competido. Mostramos la peor cara de la temporada en el peor momento y escenario”, fue el descargo de Xavi. Fue la tercera derrota consecutiva del Barça ante Real Madrid, en dos de los cuales recibió cuatro goles.

Distinto es el panorama de Real Madrid. Durante su estancia en tierra árabe recibió buenas noticias de la Liga de España con el empate de Girona, que ahora le permitirá ser único puntero si triunfa en el partido postergado. En febrero, le esperan los octavos de final de la Champions League ante Leipzig tras ganar los seis cotejos de la etapa de grupo. A mitad de temporada, Real Madrid vuela alto y Vinicius volvió a desplegar sus alas.

Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas