19.4 C
Buenos Aires
InicioEconomía"Aguanten hasta abril", el pedido de Milei: cuál será el próximo decretazo...

«Aguanten hasta abril», el pedido de Milei: cuál será el próximo decretazo impulsado por las «fuerzas del cielo»

«Sé que tal vez a veces con las ‘fuerzas del cielo’ solamente no alcanza. Por eso les digo, aguanten hasta abril. Vamos a salir adelante». Esas son las frases más repetidas, y dramáticas tal vez, que el presidente Javier Milei pronunció en las últimas 24 horas. 

Lleva menos de dos semanas en el Gobierno, pero el tsunami político que está generando con su torbellino -casi al borde de la desmesura- de medidas que se superponen unas tras otras, y no dejan siquiera acomodarse a los portales de noticias que intentan seguirle el ritmo, deja descolocado hasta al político más hábil, aunque esté modelado al fragor de mil batallas. 

«Creo que hay una desmedida reacción de la dirigencia política y sindical. Llama la atención de quienes resistiendo por 20 años al kirchnerismo hoy se ponen del lado de los responsables de la crisis que vivimos. Lo mismo pienso de la dirigencia sindical, que en silencio cómplice acompañó la destrucción del trabajo, el salario y el futuro de millones de argentinos», le dice a iProfesional el histórico senador peronista Juan Carlos Romero, un dirigente que a esta altura no le debe favores a casi nadie, y mucho menos a Milei.

Es que no es poca la gente que está molesta con la actitud del kirchnerismo y la izquierda, que toleraron desde casos de corrupción hasta desigualdades varias, en pos de alinearse con una ideología cuyo norte son el venezolano Nicolás Maduro o el nicaragüense Daniel Ortega, autócratas que mantienen hambreados a sus pueblos para que una oligarquía autoritaria disfrute de todo tipo de comodidades en hoteles de lujo y playas paradisíacas del caribe. 

La amenaza del sindicalismo

«Creemos que el ‘roban pero hacen’ está al borde de la extinción. Pero ojo, ahora se nos vienen encima los sindicalistas, y si a Alfonsín le hicieron 13 paros generales, imaginate lo que nos pueden hacer a nosotros», comentó a iProfesional un político que supo ser peronista, luego reconvirtió en macrista y ahora, por momentos, parece un alfil mileísta de la primera hora, a tal punto que está «ayudando» a robustecer el esquema de hierro que intenta mostrar la dupla Bullrich-Petri, y que va desde contener el drama de los muertos de Bahía Blanca por un temporal furioso, hasta lanzar una pelea desigual contra el poder narco en Rosario o tratar de impedir que unos pocos piqueteros de ultraizquierda logren el cometido de cortar la estratégica avenida 9 de julio, en el marco de un intento por demostrar poder hacia dentro de las organizaciones «sociales» (y también hacia fuera), para tratar de no perder la intermediación de los planes «Potenciar Trabajo».

«Está todo podrido. No es sólo la situación de tierra arrasada en que nos dejaron en la propia Casa Rosada. O el insólito curro que tenían algunas áreas con los proveedores de medialunas y café. Acá donde rascás un poquito, aparece pus», aporta un cuadro intermedio del nuevo mileísmo. 

«Aguanten hasta abril». El pedido, ¿casi ruego? de Milei

La molestia con la actitud del kirchnerismo/peronismo también llega al «círculo rojo». La Asociación Empresaria Argentina (AEA) y los grandes conglomerados del sector servicio -entre otros- enrolados en IDEA, le recuerdan a los ahora opositores que «hace solo dos meses la sociedad votó abrumadoramente por el cambio de rumbo. Es razonable que haya sido así ya que la situación económica y social es angustiante y a esta altura parece estar claro que el camino del progreso no es el de las últimas décadas», sostienen en el instituto de desarrollo empresarial.

En IDEA consideran que Milei interpretó ese mandato de cambio diseñando un programa de reformas profundas y de largo alcance. Hablan de «cambio cultural». Y le piden al Congreso que reaccione tras haber aprobado apenas 34 leyes este año.  «En 2023, el Senado tuvo apenas cuatro sesiones para el tratamiento de leyes (una sin quórum) y la Cámara de Diputados tuvo siete», señala un empresario que suele peregrinar a Mar del Plata cada año para participar del tradicional Coloquio de IDEA. Y también advierte que el Congreso, primero deberá decidir si rechaza o no el DNU emitido por el Presidente; y en segundo lugar deberá dar el debate de fondo sobre el contenido de las reformas. «No busquen rechazar todo sólo porque ahora no son gobierno», parece ser el mensaje del empresariado al peronismo kirchnerista que también parece estar demasiado apurado en lograr que Milei fracase.

Un shock para llegar a la cosecha de soja

Al término de esta campaña agrícola en curso, se estima que la Argentina recuperará casi 20.000 millones de dólares que se perdieron en divisas como consecuencia en buena medida de la sequía, pero también de los escasos incentivos e intervencionismo aplicado por el ‘cuarto kirchnerismo’ entre 2015 y 2019. Milei dice que si las «fuerzas del cielo acompañan», se puede llegar a mitad del año con reservas brutas por unos u$s 60.000 millones, el triple de lo que dejó Miguel Pesce en el Banco Central. Desde la devaluación de hace menos de dos semanas, el BCRA logró comprar más de u$s 2.000 millones (están en casi u$s 22.600 millones). 

Son esos datos puntuales, más algunas encuestas que le acerca Santiago Caputo donde parece que estaría manteniendo un nivel de imagen positiva alto (¿60%?), los que parecen darle «pila» a Milei para poder mantener un ritmo febril de trabajo. «Les aviso que hay más», torea el presidente a quienes le reprochan quizás no estar calibrando las consecuencias sociales de encarar un sinfín de reformas a un ritmo tan febril, que en su primera etapa puede llevar la pobreza medida por ingresos a niveles superiores al 60 por ciento (hoy está en el 50%, según proyecciones de las entidades que siguen el tema como la Universidad Católica).

«Les aviso que hay más», torea el presidente a quienes le reprochan quizás no estar calibrando las consecuencias sociales de encarar un sinfín de reformas

El Gobierno convocó a sesiones extraordinarias. Pero Javier Milei atendió, en forma parcial, el pedido de los diputados y senadores que reclamaban al Gobierno que convoque a sesiones extraordinarias para tratar las medidas incluidas en el mega DNU de desregulación de la economía. El Presidente formalizó la convocatoria sin incluir ninguno de los puntos del decreto y presentó un temario con 11 proyectos vinculados con la reforma del Estado, reversión del Impuesto a las Ganancias, la instauración del Sistema de Boleta Única y la posibilidad de eliminar las PASO.

En la oposición consideran que Milei los está desafiando. De esta manera, el jefe de Estado volvió a desafiar al Congreso, que le dio la espalda cuando asumió y que busca saltear con la firma de un DNU que contiene 366 artículos. Mientras tanto, los libertarios negocian uno por uno para conseguir los votos y revalidarlo en el recinto, en caso de ser necesario. Ya hubo gestos positivos del radicalismo más cercano a Alfredo Cornejo y Gustavo Valdés, mientras se unifica el voto PRO luego de que María Eugenia Vidal diera un apoyo explícito al decreto presidencial.

La atención estará puesta en la reforma del Estado, ya que aún no se conocen detalles del proyecto del Ejecutivo. Sólo se sabe el título de la propuesta: «Ley de funciones de reforma del Estado», y en teoría hace referencia a la reducción de los ministerios que pasaron de 18 a 9, lo que obliga a establecer un nuevo organigrama. Esta propuesta ingresará por el Senado y tiene, por ahora, final abierto.

Será un verano movido. Otro más, y van…

Más noticias
Noticias Relacionadas