11.4 C
Buenos Aires
InicioSociedadUn amigo lo llevó a la parada de colectivo y hace 6...

Un amigo lo llevó a la parada de colectivo y hace 6 años está desaparecido: el misterioso caso de Elvis Benítez

Elvis Benítez tenía 18 años el día que salió de su casa por última vez. Fue el viernes 22 de diciembre de 2017, cuando se vistió con una remera roja, pantalón de jean claro y zapatillas blancas. Pidió plata para el pasaje y se despidió de su mamá pasadas las 8 para ir a tomar el colectivo. Ese día, que empezó como cualquier otro, todavía parece no terminar: Elvis jamás volvió a su casa de Resistencia, en la provincia de Chaco, ni se sabe nada de él hace ya seis años. 

En la mañana de ese viernes tenía previsto hacer el recorrido habitual desde el barrio Mujeres Argentinas –donde vivía con su mamá y sus hermanos– hacia la Avenida 25 de Mayo casi ruta 11, donde vivían sus abuelos. Ese trayecto, de no más de 11 kilómetros, lo hacía en la línea de colectivo 111. 

Desde que era chico y sobre todo en época de las fiestas de fin de año, Elvis trabajaba en la verdulería que sus abuelos paternos tenían en su casa, donde también vivía su papá. Un amigo se ofreció a acercarlo en bicicleta hasta la parada de colectivo, y fueron juntos hacia la avenida 9 de julio y calle 8. Según su declaración, se despidieron allí y él no volvió a verlo. Después de ese último contacto, el rastro del adolescente se pierde por completo.

Elvis benitez
Elvis Benítez salió de su casa el 22 de diciembre de 2017.

Desapareció en la feria donde vivía y trabajaba: un posible ajuste de cuentas, sospechas y meses sin ningún rastro 

Erica Romero, mamá de Elvis y de otros cuatro hijos –él es el segundo de sus hermanos– es comerciante, y hace algunos años decidió alejarse de Resistencia y se mudó a una localidad cercana, Colonia Benítez. “Me hacía daño ver que todo sigue igual y que mi hijo no está. Me empezó a afectar por salud. Aprendí a mi manera a sobrellevar eso, mi dolor, mi día a día”, dice en diálogo con PERFIL. 

Ella fue quien lo despidió ese viernes por la mañana y es quien se mantiene en contacto con la fiscal de Investigación Nº3 a cargo del caso, Rosana Soto. Organizó movilizaciones, viajó hasta a otros países para impulsar su búsqueda, sigue difundiendo lo que pasó por si alguien vio alguna cosa. Lo recuerda constantemente desde sus redes sociales con largos escritos: “Siempre le escribí a él, trato de mantener eso. No es fácil”, dice. 

Por esos días, se habían cumplido tres meses de que Elvis había sido papá y ya tenía listo el regalo de Navidad para su bebé. “Lo último de mi hijo es cuando sale de mi casa, después nunca más se lo vio. Ni en el camino, ni en la parada, ni nada”, dice Romero.  

Elvis benitez
Elvis con su mamá, Erica Romero. 

Elvis benitez

“Yo siempre afirmé y le dije a la fiscal que a él algo le pasó, que no se iba a ir por su voluntad. Conociéndole, ni ahí. No se quedaba en la casa de nadie, nunca. O estaba en la casa de los abuelos o en mi casa, era muy especial en ese sentido”, cuenta a este portal. 

Cuando Elvis no regresó a su casa el 22 de diciembre a la noche, pensó que se había quedado a dormir en lo de sus abuelos. Era algo habitual, cuenta Erica Romero, porque en vísperas de Navidad había más trabajo y le resultaba cómodo pasar la noche ahí para empezar bien temprano al día siguiente. 

Elvis Benítez no tenía celular, se le había roto diez días antes y cuando podía se conectaba desde el de su mamá o desde alguna computadora para hablar por mensaje de Facebook. Ese elemento que faltaba profundizó la incertidumbre de la investigación: no había forma de rastrear su recorrido, ni su señal. 

Elvis benitez
Elvis Benítez había sido papá, su bebé tenía tres meses cuando él desapareció. 

“Yo me quedé tranquila porque muchas veces se quedaba en lo de los abuelos para ayudarlos al otro día, y los abuelos creían que no había ido. Ahí perdimos 24 horas de buscarlo”, dice Romero. 

El 24, mientras todos ultimaban detalles para la cena de Navidad, la desesperación crecía cada vez más y se instalaba en la familia Benítez. Nadie lo había visto ni había estado en contacto con él desde hacía 48 horas. A las nueve de la noche del 24 de diciembre de 2017, su mamá va a la comisaría 9na metropolitana de la ciudad de Resistencia, cercana a la casa de sus abuelos, y hace la denuncia. 

Lo que sigue después es, en resumen, una serie de posibles indicios que llevaron a calles sin salida. Durante los primeros ocho meses de la desaparición, el caso pasó de un fiscal a otro porque el titular de la Fiscalía 3 se había jubilado, hasta que finalmente asumió Rosana Soto. 

26 años sin rastros de Bruno Gentiletti: el nene desaparecido hoy tendría 35 años y su familia lo sigue buscando 

Erica Romero solicitó un rastrillaje por la zona de Resistencia en la que se perdió su hijo, medida que se concretó recién catorce meses después de la desaparición, con resultado negativo. Otros dos rastrillajes también se hicieron con el mismo fin. El resultado fue el mismo. 

En la causa se tomó el testimonio de familiares, amigos y conocidos. La investigación no pudo establecer si él llegó a subir al colectivo, pero los choferes de la línea 111 que ese día estuvieron en servicio aseguran no haberlo visto. 

“Todos los choferes del 111 los conocían a ellos (sus hijos) desde chiquitos. Ellos mismos los bajaban en la verdulería de los abuelos. Siempre son los mismos así que conocen a la gente del barrio, a quien todos los días toma el colectivo”, dice Erica, lo que la lleva a pensar que si su hijo hubiese subido al ómnibus, alguno de los conductores lo hubiese notado y lo recordaría. 

Elvis Benítez
El Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece una recompensa de 2 millones de pesos por información sobre su paradero.

La última persona que lo vio con vida, el amigo que lo llevó hasta la parada de colectivo, declaró en varias oportunidades y sigue al día de hoy en comunicación con la mamá de Elvis. “Desde el principio siempre dijo lo mismo, nunca cambió su versión”, dice ella.

Romero intuye que su hijo no salió de Resistencia y que, si no regresó, es porque le ocurrió algo en ese trayecto. “Para mí algo le pasó a él. Yo se que no se iba a alejar de la casa, eso estoy segurísima. Uno conoce a sus hijos, él era muy familiero. Siempre pedí al que sepa algo que lo haga anónimo para poder cerrar esto, poder llegar a él sea de la forma que sea”, dice Romero. 

«Soy Elvis Benitez, avisá que me busquen en San Javier»: el dudoso testimonio de un camionero que llevó la búsqueda a Santa Fe

Eran las 22:17 del martes 17 de octubre de 2023 cuando el periodista Gustavo Olivello, de Chaco, anuncia al aire del programa Alerta Urbana (FM Radio Gualamba) que un chofer, de nombre Damián Gómez, está en comunicación telefónica para dar detalles de lo que podría ser una pista clave del caso Elvis Benítez. 

“Soy camionero, tengo 30 años de edad. Me pasó una situación que hasta ahora me tiemblan las piernas y las manos”, comienza diciendo el hombre, que es transportista de productos lácteos. Luego relata que ese mismo día, sobre la ruta 11, a 10 kilómetros de la localidad de Las Garzas, provincia de Santa Fe, una camioneta le pidió que se pare, los auxilie, y al bajarse los tres ocupantes del vehículo le piden un gato. 

“Cuando me acerco detrás de la camioneta, se me acerca uno de ellos y me dice ‘yo soy Elvis Benítez, avisá que me busquen en San Javier. Estoy con Carlos’. En ese momento yo quedé helado. Hace 15 años que ando en un camión, es la primera vez que me pasa esto”, dice en el audio que quedó registrado. 

Elvis benitez
Elvis Benítez.

“Cuando me llamaron de la fiscalía yo lo estaba escuchando”, cuenta Romero a este portal.

El Subcomisario David Emanuel González, jefe de la División Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas de la provincia de Chaco, explicó a los medios locales que el testigo decía que se trataba de una Ford F100 color roja, aproximadamente del año 98, con cabina simple, y que no tenía patente. El hecho, según su testimonio, fue a las 15:30 del 17 de octubre. 

Ese testimonio sorpresivo y, en apariencia, certero, disparó una búsqueda en el departamento de San Javier, provincia de Santa Fe, operativo del que también participó la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de esa provincia. Una búsqueda que, con el paso de las horas, comenzaría a agotarse y pondría en duda la veracidad del testimonio: en las cámaras de la zona no se veía tal camioneta, ni al camionero interactuar con nadie. 

Erica Romero confirmó, quince días después, que las autoridades le habían comunicado que la búsqueda era negativa. “Me mostraron todo lo que se hizo para dar con esa camioneta que parece «fantasma», vi todas las imágenes de la cámaras donde solo se ve pasar el camión, desde donde para en Basail por un instante y sigue su andar, los horarios de las cámara no coinciden. Por suerte varias la captaron. No tiene idea de lo que esto me causó”, contó el 2 de noviembre pasado en sus redes sociales.

Elvis benitez
La publicación de Erica Romero, mamá de Elvis, el 2 de noviembre de 2023.

La búsqueda de Elvis Martín Benítez sigue vigente. El Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia de Chaco ofrece una recompensa de 2 millones de pesos para quien pueda aportar datos que conduzcan a encontrarlo, al igual que el Ministerio de Seguridad de la Nación mediante el Sistema Federal de Búsqueda (SIFEBU). Pueden comunicarse de manera anónima al 134 o mediante este enlace.

AG

Más noticias
Noticias Relacionadas