10.3 C
Buenos Aires
InicioEspectáculosEn Venecia aplaudieron El rapto, con Rodrigo de la Serna, única película...

En Venecia aplaudieron El rapto, con Rodrigo de la Serna, única película argentina en competencia

En una sala colmada la película Argentina El rapto, de Daniela Goggi, con Rodrigo de la Serna, arrancó aplausos tras su proyección en la sección Orizzonti Extra. En la Sala Giardino, a metros del Palazzo del Cinema, no entraba un alfiler.

Rodrigo de la Serna llegó aquí, a Venecia, el viernes 1° de septiembre, un día antes de la gala de El rapto, de Daniela Goggi (Abzurdah, El hilo rojo), el thriller que protagoniza.

Si bien la película de Paramount+ se basa en el libro El salto de papá, de Martín Sivak, sobre su padre, el empresario Jorge Sivak, es un filme de ficción, con De la Serna interpretando a Jorge Levy, quien regresa del exilio tras el triunfo de Raúl Alfonsín en 1983 para trabajar en la empresa familiar.

El rapto, la película de Daniela Goggi, con Rodrigo de la Serna y  Julieta Zylberberg,El rapto, la película de Daniela Goggi, con Rodrigo de la Serna y Julieta Zylberberg,El título (El rapto) obedece al secuestro extorsivo del hermano mayor de Jorge, encarnado por Germán Palacios. Jorge Marrale es su padre, Julieta Zylberberg, su esposa y Andrea Garrote su cuñada.

Nuevamente en Venecia

Además de De la Serna, vinieron la directora y Benjamín Domenech, de Rei Cine, que junto a Paramount Television International Studios e Infinity Hills, de Axel Kuschevatzky, son productores del filme.

Rodrigo ya conoce lo que es el Festival de Venecia, porque en 2016 vino con Inseparables, “estuvimos acá el año que el maestro Martínez se coronó como mejor actor (por El ciudadano Ilustre). Una distinción que le cabe, al único latinoamericano que le dieron ese premio fue Oscar Martínez».

Se proyectó en el Festival de Cine de Venecia Se proyectó en el Festival de Cine de Venecia «El rapto», la película con Rodrigo de la Serna. Foto de prensaDe la Serna dice que, con El rapto, las expectativas “ya están cumplidas. Es un sueño estar en un festival como el de Venecia con una película de la cual me siento tan orgulloso. Es algo especial en mi vida”.

-¿Por qué?

-La verdad que es muy especial. Hacía mucho que no me sentía tan, tan contento con un trabajo como con éste. Es una película que es hondamente nacional, y que le den cabida a esa singularidad en un festival internacional como el de Venecia en un año tan especial, donde están los directores que más admiro… Está bueno poder decir presente, que haya una película argentina en ese contexto, me parece que ya es un premio, ¿no?

El rapto, la película de la directora argentina Daniela Goggi, con Jorge Marrale.El rapto, la película de la directora argentina Daniela Goggi, con Jorge Marrale.-¿Cómo llegaste o cómo te llegó el proyecto?

-A través de Daniela Goggi. Me convocó, sabía que estaba escribiendo un guion con Andrea Garrote. Admiro muchísimo a Andrea también, me presentaron el libro y me pareció maravilloso. Inmediatamente nos pusimos a trabajar conjuntamente para intentar darle carnadura a esta maravilla literaria, ¿no?

-¿Qué te gustó?

-Me pareció muy convocante desde muchos puntos de vistas, el enfoque también estético que se quería hacer. Me parece que es una película donde Daniela se va a consagrar como una gran directora. Así que sí, terminamos de filmar en septiembre del año pasado, un año antes de empezar a rodar ya estábamos charlando y juntándonos. Así que fue un proceso muy, muy, muy intenso.

-¿Cuánto conocías de la historia de Jorge Sivak, antes de que te llegara el proyecto?

-Es una película que retrata más que nada un momento social histórico, puntual, que es esta transición de la dictadura a la democracia. Se estaba acomodando. Fue un momento muy complejo. Todos lo vivimos, y yo recuerdo de niño observar a mis padres, no en esa situación tan dolorosa. Es un retrato generacional también. Y es un poco también mi padre, el personaje de Julio Levy, o todos los hombres de esa generación que cargan consigo la culpa del sobreviviente. Hay muchas cuestiones puntuales de esa generación que están muy bien manifestadas en esta película y me parece que retrata muy, muy, muy, muy bien ese momento social e histórico.

El rapto, la película con Rodrigo de la Serna que tuvo su premiere en Venecia. Foto de prensaEl rapto, la película con Rodrigo de la Serna que tuvo su premiere en Venecia. Foto de prensa-¿Pudiste tomar contacto con los familiares de Sivak, hablaste con Martín, su hijo y el autor del libro en el que se basa la película?

-El libro estuvo en la mesa de las guionistas como material de consulta. Pero no es la película sobre ese libro, es sobre un momento social histórico puntual y concreto. Hay muchos casos que están ahí gravitando en la película. Es esa atmósfera que todos vivimos. Y no, nunca tomé contacto con ningún personaje en particular. Este fue un proceso creativo, absolutamente creativo con Daniela.

-Fuiste Alberto Granado, el Papa Francisco, José de San Martín y ahora otro personaje basado en uno de la vida real. ¿Hacés algún tipo de investigación de trabajo previo al rodaje? ¿Cómo fue en este caso?

-No, en este caso mi personaje es Julio Levy y es un personaje de ficción. Me tuve que entregar absolutamente al arco dramático que estaba tan bien trazado en el guion. Y era un poco revivir situaciones de la infancia. Este “Yo”, con ojos de niño, observé toda esa realidad y está en mi ADN, está en mí, en mi constitución moral y psíquica. Es algo que fue como tocar zonas incluso muy personales. Fue básicamente entregarme.

-¿Qué escena fue la más angustiante o comprometida que filmaste en “El rapto”?

-Fue un rodaje muy, muy, muy angustioso, de mucho dolor. Además, es una persona que no exterioriza sus sentimientos. Lo generacional, estos hombres que no se permitían llorar, el deber ser, el cargarse encima responsabilidades que por ahí no son propias, que son mandatos más familiares. Todo esto lo vivieron nuestros viejos de una manera muy cruda, y encarnar ese tipo de situaciones, las situaciones con los hijos…

Esa distancia, esa incapacidad, esa imposibilidad de comunicación emocional con sus hijos, a pesar del amor desbordado que él sentía por ellos. Hay muchas escenas puntuales donde hay mucho dolor. Es una película que habla de eso, del amor fraternal, del amor filial. No quisiera decirte una escena puntual, pero te puedo asegurar que durante el 80% del rodaje había un dolor. Dolor ahí, en carne viva, intentando reprimir lo demás. Como haría este señor Julio.

La premiere de La premiere de «El rapto» en el Festival de Venecia, con la directora Daniela Goggi y los actores Rodrigo de la Serna y Julieta Zylberberg.-Iba a preguntarte cuál era a tu entender el tema central que tocaba la película…

-Es eso, es una historia profundamente nacional. Por eso, que Paramount TIS, en un contexto donde el espectáculo está tan magnífico, tan masificado y tan global, con el show mediático que hay, que apuesten a una singularidad como propone esta película me parece maravilloso.

Yo estoy muy agradecido, porque es una película profundamente argentina. Es una tragedia nacional retratada, es la tragedia de una generación dual, de un país y de una localización puntual.

Julio es un hombre que asume responsabilidades que no le corresponden, que tiene encima la culpa de haber sido sobreviviente de una masacre como la que llevó adelante la dictadura militar argentina entre los años ‘76 y ‘82. Eso es una tragedia, personal y de una sociedad también, ¿no?

Traición futbolera

-¿Vos sos hincha del Rojo como tu personaje?

-Yo soy, yo soy…. En realidad, ya no sé de qué soy hincha, porque de chico era de River. A mí mis primos me hicieron primero de Estudiantes de La Plata, para sacarme del ala de mi Viejo, y después terminé cantando en la cancha de Boca. Soy un traidor. En definitiva, traidor a mi padre. Pero bueno, mis hermanos mayores, que eran mis primos, me llevaron a la cancha de Boca y me hicieron bostero.

La premiere de La premiere de «El rapto» en el Festival de Venecia, con Rodrigo de la Serna y Julieta Zylberberg.-¿Vas a acompañar a la película cuando vaya al Festival de Toronto?

-Sí, sí, claro. Otra cosa a celebrar. Qué lindo recorrido el de esta peli. La verdad que es increíble. Si, ahí estaré. Después de acá, nos vamos a Toronto.

-¿En qué estás trabajando actualmente, o tenés proyectos confirmados o en vista para cine, streaming o teatro?

-Estoy confeccionando un guion con unos amigos. Hay algunos proyectos ahí que se están por materializar, pero no podría decirte nada en concreto.

-¿Un guion para cine? ¿Pensás dirigirlo vos?

-Lo dirigiría mi compañero Leandro Ipiña, que hizo la peli de San Martín.

Una escena de Una escena de «El rapto», la película con Rodrigo de la Serna que se vio en Venecia.-¿“El Farmer” es lo último que hiciste en teatro?

-Fue lo último que hice. Sí. Maravillosa esa obra.

¿Y «Los simuladores»?

-Al hablar de proyectos, se me había ocurrido pensar en la película de “Los simuladores” de Damián Szifron, que te dirigió en “Hermanos y detectives”.

-Ah, bueno, si querés hablemos, por ahí lo convencemos de que yo sería un buen tipo. Pero Los simuladores ya sabés quiénes son.

-Podrías ser otro personaje.

-Yo no sé. No, no sé nada de eso. Estaría lindo.

-¿Y proyectos musicales, planean algún show, o disco con El Yotivenco?

-Por ahora estamos medio de descanso con los muchachos. La pandemia cambió todo, ¿viste? Antes de la pandemia yo estaba en “El Farmer” de gira. Bueno, ahora estoy un poquito más maduro y más centrado y decidiendo un poquito más la vida que no me lleve tan por delante.

-Tu experiencia en el streaming, cuando fuiste a grabar “La casa de papel” de Netflix en España, ¿cómo lo viviste? ¿Los sabores, las sensaciones que te quedaron son favorables?

-Sí, fue una experiencia muy rica, muy intensa. Esto de sentir que la casa se amplió, ¿no? De tener familia en España y amigos. Fueron dos años de trabajo, 20 meses en realidad, con un lapso de seis meses en el medio que estuve en a Argentina de vuelta. Pero fue una experiencia irrepetible y maravillosa. Sin lugar a dudas.

-¿Cómo ves el futuro argentino en lo inmediato, acercándose las elecciones?

-Cuando tenga algo para decir, lo voy a decir. Pero la situación del país es muy preocupante. Eso es todo lo que te puedo decir y es lo que todos ya sabemos. No quiero dar opiniones. En algún otro momento tal vez lo haga, pero en este momento prefiero pensar un poquito mejor lo que tengo para decir y no equivocarme.

Más noticias
Noticias Relacionadas