15.1 C
Buenos Aires
InicioSociedadJorge Azcón: «Este Gobierno es así porque el PSOE se negó a...

Jorge Azcón: «Este Gobierno es así porque el PSOE se negó a hablar»

Quiero que sea un Aragón mejor, líder en España y en el que los aragoneses se sientan orgullosos de su Gobierno.

¿Qué medidas adoptará en sus primeros cien días?

La primera, ayudar a que las familias lleguen a fin de mes. Los 15.000 aragoneses que antes no pagaban declaración de la renta y que ahora sí que la han tenido que presentar serán nuestra prioridad. Bajaremos el IRPF en cuanto podamos.

El pacto con el PAR plantean ayudas inmediatas a los agricultores. ¿Cumplirán ese compromiso?

Está previsto cumplirlo y que el campo aragonés sea una prioridad todo el mandato.

¿Cree que va a conseguir centralizar las políticas de Vox, o el PP tendrá que ‘derechizarse’?

El Gobierno suele hacer a todas las personas que forman parte de él más responsables de lo que ya eran. Tener que tomar decisiones en la Administración pública hace que la realidad te acabe poniendo frente al espejo de lo posible.

El vicepresidente y líder de Vox dijo que serán «implacables» con su pactos. ¿Es un aviso a navegantes nada más empezar?

Cuando se firma un pacto, la vocación es que se cumpla y haremos por cumplirlo entre todos.

Usted dijo que el de PP y Vox era «el único Gobierno posible», pero tardó 73 días en formarlo. ¿Por qué ha tardado tanto?

Entre otras cuestiones, por las elecciones generales. Entendí que una época electoral era una época de agitación para cerrar gobiernos.

¿Les pidió Génova que esperasen a pactar con Vox tras el 23J?

No, no. Hemos tenido autonomía, pero yo entendí que una época electoral no es la de mayor sosiego. Intercambiamos documentos antes del 23J, pero fue fundamentalmente después, y sobre todo por la posición del PSOE de no abstenerse, cuando el Gobierno posible vio la luz.

Jorge Azcón, presidente del Gobierno de Aragón, en las escaleras de acceso a Presidencia del Pignatelli. ÁNGEL DE CASTRO

¿Fue difícil negociar con Vox?

Formar Gobierno nunca es fácil. La formación de un Gobierno con partidos distintos significa que hay que buscar encuentros y ahí todos deben hacer un esfuerzo.

Insistió mucho en ese Gobierno en solitario que al final no será. ¿En qué cambia sus planes?

Hubiera preferido un Gobierno en solitario, pero el Gobierno es resultado de las elecciones. Este es así porque el PSOE se negó a hablar y porque Vox tenía la determinación de entrar al Gobierno.

Vox tampoco quiso abstenerse.

Ni el PSOE ni Vox quisieron para facilitar un Gobierno en solitario.

Suprimirá el Comisionado de la Agenda 2030, pero como alcalde trabajó por sus objetivos . ¿Es una renuncia importante?

No tiene que ver el nombre con las políticas. Hemos tomado la decisión de eliminar puestos que estaban más pensados para personas que para las políticas. Este Gobierno va a trabajar por el cambio climático y los objetivos en igualdad, crecimiento y diversidad. Pero no va lo hará con un señor con un sueldo sino en las direcciones generales. Otros comisionados se elevan a consejería, como Despoblación y Medio Ambiente.

¿Mantendrá su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 pese a suprimir el comisionado?

No tiene que ver. La supresión es de los tres comisionados y se nos tiene que juzgar por nuestros hechos. En la Alcaldía nos hemos preocupado como nadie por el medio ambiente. Lo mismo haremos en Aragón.

«La eliminación de los comisionados no es una imposición de Vox, es una decisión del presidente»

Es simbólico suprimir el comisionado el de la Agenda 2030, que coincide con la negación de sus compromisos por parte de Vox. ¿El Gobierno en conjunto defenderá la Agenda 2030? 

La eliminación de ese comisionado no es una imposición de Vox, sino una decisión del presidente. La decisión es eliminar los tres comisionados y trabajar desde las direcciones generales. Habrá que juzgarlo por los hechos.

Un momento de la entrevista de El Periódico de Aragón con el nuevo jefe del Ejecutivo aragonés. ÁNGEL DE CASTRO

¿Cómo reformará la ley ‘Trans’, que se aprobó por unanimidad en 2018, cuando no estaba Vox? La portavoz del PP les recordó la pasada legislatura que «la transexualidad existe y que las Administraciones públicas no pueden mirar para otro lado».

No hablamos de derogarla, sino de mejorarla. Que la información sea más completa para quien tenga que acogerse a la ley Trans, y para mejorar los protocolos del personal sanitario que la aplica.

La que sí quieren derogar es la ley de Memoria Democrática. ¿Qué alternativa proponen?

Tampoco tiene que ver. El PP ya votó en contra de esta ley. No queremos que haya una memoria histórica contada desde una sola visión, queremos una memoria de todos. Una ley de concordia es lo que beneficiará a los aragoneses. 

¿Habrá una ley de Concordia?

Es lo que hemos hablado. Eso no significa que quienes tienen familiares en las cunetas vayan a dejar de poder exhumarlos. 

¿Mantendrán las ayudas?

El anterior Gobierno ya las partió por la mitad. 

¿Usted las recuperará?

Este Gobierno no va a paralizar los procedimientos de exhumaciones que haya.

No queremos que haya una memoria histórica contada solo desde una visión

¿Y permitir otros nuevos?

Yo creo que la gente tiene derecho a recuperar los cuerpos de sus seres queridos. Pero mi Gobierno no va a compartir una instrumentalización política de una ley que, en mi opinión, busca más dividir que unir a los aragoneses.

¿Habrá financiación para nuevas exhumaciones?

Cuando haya nuevos proyectos, los evaluaremos y veremos las situaciones presupuestarias.

En el pacto con el PAR plantean defender las lenguas propias. ¿No hay fricción con lo que defiende Vox?

Pues, eh… Esa va a ser una misión importante del Gobierno: buscar encuentros, que haya una amplia base de aragoneses que se sientan identificados con nuestras medidas. La ley de lenguas la aprobó el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi. Y lo que se ha hecho estos años en la dirección general de Política Lingüística ha sido otra cosa. No se ha buscado tanto respetar el patrimonio lingüístico como hacer política. Nosotros no vamos a hacer con la política lingüística política general. 

Proteger las lenguas propias es darles financiación, que se puedan estudiar…

Somos el partido que aprobó una ley de lenguas. Estamos convencidos de ello.

El PSOE estimó en 200 millones la pérdida de ingresos por sus rebajas fiscales. ¿Cómo compensarán esa merma?

Creo que el PSOE se ha hecho sus cuentas. Nosotros dejamos claro que Aragón tiene que dejar de ser un infierno fiscal, pero la fiscalidad sirve para sufragar los servicios públicos. Creemos que es posible bajar los impuestos y mejorar la calidad de los servicios públicos.

¿Cuánto estiman que va a ser esa pérdida de ingresos?

Prefiero que tengamos los estudios iniciales. La primera medida será la de las rentas bajas, y el resto, en Sucesiones y Donaciones y Patrimonio llegará progresivamente.

¿No saben cuánto supone esa rebaja de impuestos?

Hay números a grandes rasgos… Pero es mejor que cuando hablamos de cosas tan serias, lo hagamos con detalle. No como el PSOE, tirándose a la piscina.

¿Creará nuevos impuestos para compensarlo?

Con la fiscalidad hay que ser prudente. Lo importante es el equilibrio. Los impuestos tienen el objetivo de que se presten servicios públicos de calidad. Y lo que está claro es que pagamos más que la media y recibimos peores servicios.

¿Cómo se financia un aumento presupuestario cada año en Sanidad con una bajada de impuestos?

Con el sistema de financiación que es necesario reformar, y no solo con los impuestos de la comunidad autónoma sino con los ingresos que vienen del Estado.

¿Bajar impuestos en Aragón y pedir más fondos al Estado?

La financiación de los servicios públicos depende del sistema de financiación que está pendiente de pactar en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Aragón tomará decisiones equilibradas a la hora de bajar impuestos sabiendo que hay mucha gente que depende de los servicios públicos.

Las Cortes firmaron por unanimidad, salvo Vox, un documento sobre el modelo para la reforma de la financiación, apostando por la despoblación, el sobreenvejecimiento… ¿Lo recuperará?

Yo creo que hay otro previo más importante, que es el pacto de Santiago, donde once presidentes de comunidades autónomas fijaron sus reclamaciones. Ahora hay una amenaza por parte de los socios de Pedro Sánchez para modificar la financiación haciendo que unos tengan ventajas sobre otros. Cuando los catalanes piden que se les condone la deuda o tener un sistema de financiación sin pensar en los demás, los partidos aragoneses tenemos que responder, especialmente el PSOE, porque puede tener una posición distinta al de Pedro Sánchez, que puede tener la necesidad de ceder ante sus socios independentistas para seguir en Moncloa.

Jorge Azcón, sentado en la mesa del despacho del presidente, en la sede del Gobierno de Aragón. ANGEL DE CASTRO

¿Se compromete a que no habrá recortes en la sanidad pública?

No va a haber recortes en Sanidad, y su partida subirá siempre por encima de la media del presupuesto. Habrá colaboración público-privada, como ha habido con el último Gobierno.

Para reducir las listas de espera, o para algún proyecto más?

Sobre todo, para lo que se dedica ahora, en listas de espera. El último Gobierno aumentó hasta los 101 millones de euros la colaboración público-privada. Si lo hubiera hecho el PP, habría que oír a la izquierda. 

¿Habrá más colaboración público-privada, fuera de las listas?

La colaboración será para mejorar la sanidad. Hay 300.000 aragoneses con seguros privados, con un gran incremento en los últimos años. Si estuvieran bien atendidos en la pública, no tendrían que hacerlo. Esta es la mayor de las privatizaciones.

En los pactos plantean una dirección general de Educación concertada. ¿Mermará la financiación de la pública?

En ninguno de los casos. La educación pública y la concertada, que también es pública y se financia con los impuestos de los aragoneses, llevan décadas cooperando. Lo que vamos a eliminar es la amenaza que hay contra la concertada cuando gobierna la izquierda.  

¿Se compromete a mantener la ratio en tres niños para tener escuelas abiertas en el medio rural?

Nos comprometemos.

Donde solo hay colegios públicos, por desgracia, no pueden elegir. Los tienen que llevar a los colegios públicos

¿Cómo se garantiza la libertad de elección de centro en el medio rural, donde solo hay escuelas públicas?

Donde solo hay colegios públicos, por desgracia, no pueden elegir. Los tienen que llevar a los colegios públicos.

Podría haber transporte… ¿Hay alguna fórmula en la que esa libertad de elección llegue más allá de Zaragoza capital?

No, pero la realidad es que quien opta por llevar a sus hijos a un colegio concertado es porque tiene uno en su ciudad. Si no, es difícil.

Entonces, la libertad de elección en los pueblos es menor…

(Reflexiona) La libertad en los pueblos es menor para todo, no solo para la educación, sino para la sanidad… Hay menos servicios.

Pero en concreto hablan de libertad de elección de colegio.

El número de habitantes determina el número de servicios, por eso son tan importantes los servicios públicos. Pero claro que hay servicios en las grandes ciudades, relacionados con la sanidad, la educación o la cultura que en los pequeños pueblos no se pueden dar en igualdad de condiciones.

Pero no se habla de libertad de elección para ir al cine o al centro de salud.

Donde existe la posibilidad de ejercer la libertad, no vamos a cercenarla; la potenciaremos. Donde no haya posibilidad, aseguraremos el funcionamiento de los servicios públicos.

¿Cómo se garantiza esa libertad de elección? ¿Cambiará el proceso de escolarización?

Cambiaremos los procedimientos para que puedan elegirse los colegios con mayor libertad, ya para el curso que viene.

El PP tiene acuerdos tanto con Aragoneses, escisión del PAR, como con el PAR. ¿Cómo gestionará las tensiones entre ellos?

Respetando lo firmado. Intentaremos que el diálogo sea el cauce para llegar a acuerdos.

La portavoz del PSOE alertó de que su Gobierno acabe pareciéndose al Camarote de los Hermanos Marx, una expresión que usted mismo acuñó con el cuatripartito. ¿Teme que le pueda pasar?

Estoy convencido de que no será así. Trataremos de poner de acuerdo a todos, pero el resultado de las urnas hace que el liderazgo del PP en el Gobierno sea indiscutible.

¿A qué responde su interés en que el PAR esté en el Gobierno tras haberlos criticado por «tramposos»?

Que el PAR tiene pendiente en los tribunales resolver su Congreso es un hecho. Una sentencia que ahora está recurrida dice que las cosas se hicieron mal. Pero el PAR sigue teniendo un diputado, el señor Izquierdo. Las relaciones que hemos mantenido estos meses han sido de colaboración, lealtad y trabajo. Antes colaboraba con el PSOE y ahora lo hará con el PP; como viene siendo habitual. Creo que nos aporta algo muy importante: el aragonesismo.

El PAR tendrá que resolver sus problemas en un Congreso, pero eso no tiene que ver con que las aportaciones ideológicas del PAR sean enriquecedoras para el Gobierno

Les acusó de «tramposos» por incluir militantes y el pago de cuotas, vinculado directamente con Izquierdo… ¿Hablaron de esto?

Hemos hablado muchísimo y hemos llegado a acuerdos, me votó a favor, y no es casualidad. Es porque ha habido diálogo. El PAR tendrá que resolver sus problemas en un Congreso, pero eso no tiene que ver con que las aportaciones ideológicas del PAR sean enriquecedoras para el Gobierno.

¿Cómo intentará atar las inversiones pendientes en Aragón?

Vamos a analizar el estado de todas las inversiones que se han anunciado y de las que el PSOE ha anunciado y que antes no anunciaban, una de las cosas que no me ha parecido especialmente leal. Haremos todo lo posible para que haya inversiones en Aragón.

La empresa de microchips Broadcom expresó su voluntad de instalarse. ¿Qué tiene previsto para evitar el fracaso de Tata y Volkswagen?

Lo que tiene que pasar es que Pedro Sánchez apueste por Aragón. El expresidente Lambán lo dejó claro. En el caso de Tata, el Gobierno de España no hizo una oferta suficientemente atractiva para evitar que se fuera a Reino Unido. Y en el de Volkswagen, Lambán no quiere decir que Sánchez apostó por la Comunidad Valenciana a pesar de que Aragón estaba más preparada para albergarla.

Azcón, momentos antes de la entrevista con El Periódico de Aragón. ÁNGEL DE CASTRO

¿Qué es lo que más valora del legado de Javier Lambán?

(Reflexiona durante diez segundos) Pues no es fácil de contestar esa pregunta porque los Gobiernos no se heredan a beneficio de inventario, algunas cosas nos gustan más y otras menos. La situación de la sanidad nos gustaría que fuera mejor. Pero si hablamos del mercado de trabajo, aunque sea mejorable, hay que reconocer que ha mejorado en estos años.

Encargará una auditoría. ¿Cree que puede haber algo que se haya hecho mal?

Mejor esperar a los resultados.

También han anunciado la comisión de investigación de las renovables. ¿No sería un camino más corto llevarlo ante la Fiscalía?

Si esa comisión de investigación acaba señalando que se cometieron irregularidades, lo denunciaremos.

¿Hablará con el Gobierno de España, sea quien sea su presidente, para financiar el Plan Pirineos?

Por supuesto. Espero que Alberto Núñez Feijóo sea el próximo presidente y, si lo es, tiene ya un compromiso para inyectar en el Pirineo 250 millones en diez años. Si hay otro presidente, le pediré que colabore en la financiación.

¿Volverá a poner la unión de estaciones sobre la mesa?

Hay proyectos que se están ejecutando y otros en los que se tiene que asegurar la sostenibilidad y la financiación de los fondos europeos. Lo haremos con mucho diálogo con las comarcas y la Diputación Provincial de Huesca.

¿Se plantea una financiación distinta para Aramón, o ampliarla a otras estaciones privadas?

No, Aramón no es de los sitios en los que se haya hecho un mal trabajo. Mi vocación es que la nieve signifique más de lo que ya es en la industria turística de Argón.

¿Hay algún organismo o empresa pública que vaya a suprimir?

Vamos a auditar y ver si hay posibilidades de ahorro refundiendo o o integrando empresas, como con los comisionados.

Lucharemos con uñas y dientes para que el Ebro siga teniendo una gestión dentro de la Confederación Hidrográfica del Ebro y no se rompa la gestión de la cuenca

¿Qué papel quiere que juegue Aragón en la gobernabilidad de España?

Quiero que desde Aragón se defienda España. Hoy la Constitución Española y la nación española tienen amenazas de las que en esta comunidad no se duda. Hay independentistas que pretenden cambiar la Constitución y romper nuestro país. A través de mi Gobierno, espero que los aragoneses defendamos lo que nos une a todos defendiendo nuestra propia personalidad. Y vuelvo a Costa: los aragoneses somos doblemente españoles.

¿Cree que el independentismo volverá a tener protagonismo en esta legislatura?

Todos los indicios dicen que Pedro Sánchez está dispuesto a gobernar cediendo ante los independentistas. Y el análisis de los hechos es que ha hecho muchas cosas que dijo que no iba a hacer para mantenerse en la Moncloa. Me preocupan las exigencias de Junts para darle sus votos, como que se pueda dividir la gestión del Ebro y que la Generalitat tenga la capacidad de tomar decisiones en el Ebro en su territorio, que para los aragoneses sería una de las peores noticias. Lucharemos con uñas y dientes para que el Ebro siga teniendo una gestión dentro de la Confederación Hidrográfica del Ebro y no se rompa la gestión de la cuenca.

En sus pactos no aparece el «no al trasvase» negro sobre blanco.

Es que el no al trasvase es una realidad. No va a haber un trasvase del Ebro. La mayor amenaza es que los independentistas consigan que el Gobierno de España les de la gestión del Ebro, porque eso determinaría el caudal ecológico y la reserva hídrica de nuestra comunidad. Feijóo vino a Aragón a decir que en su programa no está el trasvase.

Y Abascal dice lo contrario.

Ya, pero es el PP y el PSOE quienes tienen posibilidades de gobernar en España, y no apuestan por el trasvase del Ebro. La amenaza real es que el PSOE dependa de los independentistas. Pero el trasvase del Ebro es política ficción.

Feijóo hoy es indiscutiblemente el mejor líder que hay en la política nacional y por supuesto en el PP

¿Qué pasará en el PP si Alberto Núñez Feijóo no logra ser presidente de España? ¿Cree que deberá seguir siendo el líder del PP?

No tengo la más mínima duda de que Alberto Núñez Feijóo es el líder del PP y el que seguirá siéndolo y espero que sea el próximo presidente del Gobierno.

Y si no lo es, ¿cree que las aguas del partido estarán lo suficientemente calmadas como para que no crezcan otros liderazgos, como el de Isabel Díaz Ayuso?

No, yo creo que esas sombras de duda le interesa agitarlas a la izquierda. No es un debate que esté en el PP y no se corresponde con lo que pensamos los principales dirigentes del PP. Alberto Núñez Feijóo asumió la presidencia del PP en un momento muy complicado y ha ganado las elecciones con una considerable ventaja sobre el PSOE. Hoy es indiscutiblemente el mejor líder que hay en la política nacional y por supuesto en el PP.

Más noticias
Noticias Relacionadas