17 C
Buenos Aires
InicioSociedadTres años de prisión para un productor agropecuario por la muerte de...

Tres años de prisión para un productor agropecuario por la muerte de un niño intoxicado con pesticidas

Oscar Antonio Candussi fue encontrado culpable del delito de homicidio culposo de José Carlos «Kily» Rivero, el chico de cuatro años que murió en 2012.

Un productor agropecuario de la localidad Lavalle, en Corrientes, fue condenado este jueves a tres años de prisión condicional por la muerte de un niño como consecuencia de una intoxicación con agroquímicos.

Se trata de Oscar Antonio Candussi, que recibió una pena de tres años de prisión en suspenso por el delito de homicidio culposo de José Carlos «Kily» Rivero, el chico de cuatro años que murió en 2012 por una intoxicación aguda producto de las fumigaciones.

Candussi fue hallado culpable debido a las evidencias de haber fumigado con pesticidas su plantación de tomates distante 15 metros de donde vivía el pequeño, que resultó víctima de la intoxicación.

Oscar Antonio Candussi recibió una pena de tres años de prisión en suspenso por el delito de homicidio culposo de José Carlos

Oscar Antonio Candussi recibió una pena de tres años de prisión en suspenso por el delito de homicidio culposo de José Carlos «Kily» Rivero

Con ese argumento es que la querella, a cargo del abogado Hermindo González, pidió 14 años de prisión por el delito de «Homicidio Simple con dolo eventual», previsto y penado por el artículo 79 del Código Penal. «No es un hecho de culpa, sino de dolo, porque se representó el resultado y no le importo«, insistió.

Y explicó que, si bien el imputado no quiso causarle la muerte directamente al pequeño, por su actividad como productor agropecuario y experiencia debía saber que, si utilizaba agrotóxicos que llegaban a la familia del pequeño, podía producirle consecuencias e incluso el fallecimiento.

María Eugenia Sánchez, madre de la víctima, lamentó que «hayan pasado 11 años para la realización del juicio» y mostró su esperanza de que «se tome conciencia, para que no le pase a ningún niño más lo que vivió Kily».

Las casas en Lavalle, Corrientes, a sólo metros de la plantación de tomates donde se arrojaron pesticidas.

Las casas en Lavalle, Corrientes, a sólo metros de la plantación de tomates donde se arrojaron pesticidas.

La pena dispuesta por el Tribunal de Goya se ajustó al pedido del fiscal de juicio, Guillermo Barry. En tanto, la defensa había solicitado la absolución del acusado y que se lo declare inocente.

El Tribunal de Juicio de Goya, con jurisdicción en la localidad de Lavalle, abrió a las 9 la última jornada de debate, oyó a los últimos testigos que cerraron la etapa de recolección de testimonios, habilitó los alegatos y desde el mediodía deliberó hasta dictar la condena esta tarde.

Los jueces a cargo del proceso fueron Jorge Antonio Carbone, como presidente del tribunal, junto a Ricardo Diego Carbajal y Darío Alejandro Ortiz.

La trágica muerte de «Kily» Rivero en Lavalle

El pequeño José “Kily” Rivero murió el 12 de mayo de 2012 a causa de un paro cardiorrespiratorio por falla hepática fulminante de origen tóxico, según se desprende de los informes médicos, historias clínicas, informes químicos y autopsia, entre otros.

Su fallecimiento se produjo en el Hospital Garrahan de la ciudad de Buenos Aires, tras ser derivado del hospital pediátrico Juan Pablo II, de la Capital de Corrientes.

José Carlos

José Carlos «Kily» Rivero, el chico de cuatro años que murió en 2012.

A ese centro médico llegó procedente de Goya, ciudad cercana a Lavalle, con un cuadro de vómitos, dolor abdominal, fotofobia, decaimiento general y análisis compatibles con una insuficiencia hepática.

Después de la denuncia de sus padres, que aseguraban que había sido intoxicados a causa de las fumigaciones que la empresa de Candussi hacía a solo 15 metros de su casa, en una plantación de tomates, la Justicia inició una investigación que llevó más de una década en ser llevada a juicio oral.

La familia de Kily también tuvo que lamentar en 2021 la muerte de su hermana Antonela, de 15 años, por cáncer. Los médicos establecieron que no estaba vinculada con agroquímicos.

Con información de Télam. 

Más noticias
Noticias Relacionadas