19.2 C
Buenos Aires
InicioEconomíaUna por una, todas las empresas que dejaron la Argentina durante la...

Una por una, todas las empresas que dejaron la Argentina durante la gestión de Alberto Fernández

La lista es cada vez más extensa entre las que se fueron del país, achicaron sus negocios a nivel local o dejaron sus empresas en mano de terceros.

El grupo brasileño Itaú confirmó el martes que está negociando con el Banco Macro, de la familia Brito, para venderle su operación minorista en la Argentina y así salir del país. Pero esta entidad no es la única, ni la primera, que abre este proceso. Se suma a una larga lista de multinacionales (incluso hay empresas chicas) que en los últimos años pegaron el portazo o achicaron sus operaciones a nivel local, o están en proceso de venta.

Ya hace exactamente un año, el Itaú había anunciado el cierre de Ank, una apuesta al segmento fintech. Cabe destacar, que por ahora, el proceso de desinversión de la entidad brasileña se produce solo en la Argentina.

En los últimos tres años, durante toda la gestión de Alberto Fernández, más de 30 las multinacionales se fueron o achicaron sus negocios en la Argentina. A esa lista se suman también firmas más chicas.

El brasileño Banco Itaú negocia la venta de su filial argentina el Banco Macro. Foto Bloomberg

El brasileño Banco Itaú negocia la venta de su filial argentina el Banco Macro. Foto Bloomberg

Las empresas chilenas que supieron estar entre los principales inversores a nivel local, son de las que lideran el éxodo. Parque Arauco, la aerolínea Latam -que dejó el negocio de cabotaje-, Falabella -que cerró sus locales- y Masisa -vendió sus activos forestales- son algunas de las que partieron.

Entre las últimas en irse, está la británica Rurelec. El mes pasado anunció la venta de su parte en la generadora Central Térmica Patagonia, propiedad de Energía del Sur.  Hacía tiempo que la empresa buscaba abandonar el país.

En marzo, otra empresa que anunció su salida fue la popular Edding, que vendió su filial argentina por un valor simbólico de US$ 1. La compañía alemana de marcadores dejó el manejo de su marca al importador de los termos Stanley.

Por citar otro caso de los más cercanos, Dr Martens, la icónica marca de zapatos de origen inglés, a principios de este año confirmó su cierre. Poniendo como principal complicación para seguir en este mercado: las trabas a la importación. Desmanteló los cuatro locales que tenía en el país y se fue.

Otras que ya no están: la aerolínea Norwegian; las petroleras Sinopec y Petrobras; el supermercado Walmart; los autopartistas Axalta y PPG. Las farmacéuticas Hepatalgina, Pierre Fabre, Gerresheimer y Eli Lilly. Y la marca deportiva Under Armour.

Las Nike LeBron 12 tienen el número 23 en un costado. Foto: Nike.

Las Nike LeBron 12 tienen el número 23 en un costado. Foto: Nike.

Se suman a la lista, la empresa de delivery Glovo, que vendió sus operaciones de Latinoamérica a Delivery Hero, la dueña de PedidosYa. Y la compañía de productos masivos: Alicorp.

Itaú no fue el único banco de Brasil que se va, antes lo hizo Bradesco.

Entre los que dejaron sus marcas en manos de terceros están: Nike, Asics, Edding o Shell.

La falta de créditos, las restricciones para operar, una economía inflacionaria y en crisis; sumado a la falta de previsibilidad, cambio en las reglas de juego y la débil seguridad jurídica son algunas de las razones que dan las empresas que se van. La incertidumbre política de cara a las Elecciones de octubre próximo, completa el combo.

La firma de delivery Glovo dejó el país en septiembre de 2020.REUTERS/Jon Nazca

La firma de delivery Glovo dejó el país en septiembre de 2020.REUTERS/Jon Nazca

Se achicaron o vendieron alguna unidad de negocio

En el caso de BASF, todavía está en el mercado local, pero trasladó parte su producción de pinturas automotrices a Sao Bernardo do Campo, en Brasil. La planta que la empresa tiene en Tortuguitas, provincia de Buenos Aires, continúa con sus actividades referidas al negocio de pintura y repintura automotriz, y químicos para el cuidado personal y del hogar.

La empresa especializada en comercialización y distribución de gas licuado y de petróleo, Raizen Gas, vendió sus acciones a Italgas, compañía rosarina. Raizen (Shell) sigue operando en el país en otras áreas del negocio.

La autopartista francesa Saint Gobain Sekurit, mudó parte de su operación local a Brasil. Todavía conserva su planta de la localidad de Campana, en provincia de Buenos Aires. Su planta de Tortuguitas sigue funcionando.

Enel está en proceso de venta

Enel está en proceso de venta

En proceso de venta

Así como el banco Itaú hay otras empresas en proceso de venta, como la energética estatal italiana Enel (controlante de Edesur). Enel busca desprenderse de Edesur. Ya le vendió su negocio de generación a Central Puerto y a YPF Luz.

SN

Más noticias
Noticias Relacionadas