Vuelve el turismo a la Ciudad: quiénes podrán ingresar y el protocolo a cumplirPolítica 

Vuelve el turismo a la Ciudad: quiénes podrán ingresar y el protocolo a cumplir

Con las fiestas de fin de año a la vuelta de la esquina y las vacaciones cada vez más cerca, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió reabrir la actividad turística nacional e internacional a partir de diciembre, con un protocolo que no contempla cuarentena e incluye testeos al arribo de los visitantes, quienes podrán ingresar vía aérea, fluvial, en ómnibus, tren y en automóviles particulares en el actual contexto de la pandemia.

Esta medida comenzará a implementarse a partir del fin de semana del 8 de diciembre de manera gradual: a partir del 8 de diciembre vía terrestre y vía aérea desde el 15 de diciembre. Se harán operativos de testeos de saliva a los turistas que ingresen desde el extranjero, con un costo de 2.500 pesos, mientras que para los visitantes nacionales se prevé que el control esté cubierto por las prestaciones de salud de cada uno.

El Gobierno porteño anunció que no se pedirá el cumplimiento de una cuarentena de 14 días al llegar a la Ciudad de Buenos Aires, tal y como lo determina el protocolo actual establecido por el Ministerio de Salud de la Nación, y establece que los visitantes que se realicen el análisis de detección de coronavirus al ingresar podrán continuar su viaje sin necesidad de esperar el resultado en los puntos de llegada.

¿Cuánto vale la verdad?

Tu apoyo es fundamental

De cara al fin de semana largo que va del 5 al 8 de diciembre, la Ciudad dispondrá de operativos de testeo en la terminal Dellepiane para quienes arriben en buses y abrirá dos puntos de detección en el Centro de Convenciones y en el Edificio de la Munich para los que lleguen en vehículos particulares.

La identificación de los visitantes que entren en coches propios se hará mediante un rastreo de los celulares que no tengan la característica telefónica 011 -del área metropolitana-, a cuyos titulares se les enviará un SMS para solicitarle la concurrencia a los centros de testeos.

En lo que respecta a los arribos por vía aérea en Ezeiza, a partir del 15 de diciembre, la Ciudad montará un operativo en el aeropuerto para testear a los turistas nacionales e internacionales, así como a los residentes de regreso, en al arribo.

Si bien resaltó que la prioridad seguirá siendo “cuidar” a los vecinos de los distintos barrios porteños,  el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, resaltó la importancia de reanudar la actividad turística. “El turismo siempre es una fuente de trabajo para los porteños y hoy están dadas las condiciones para que volvamos a abrir nuestras puertas y que más personas conozcan la ciudad maravillosa que tenemos”, remarcó.

“Vamos a estar tomando todos los recaudos de prevención. La prioridad es y va a seguir siendo cuidar la salud de los vecinos. Quiero llevarles la tranquilidad de que tenemos un sistema de testeos para cada turista que llegue a la Ciudad, ya armamos el protocolo para que esto sea así. En este contexto de pandemia es una alegría poder reactivar una industria que tiene impacto, y poder hacerlo de una manera segura”, sumó.

Con respecto de la oferta turística y cultural para la temporada de verano, Fernando Straface, secretario General y de Relaciones Internacionales porteño, explicó que “se adaptarán las actividades” para ajustarlas a los protocolos elaborados por cada sector que interviene en la cadena de servicios turísticos.

Entre las propuestas, figuran eventos artísticos en los patios y terrazas de la Usina del Arte, en los centros culturales Recoleta y 25 de Mayo, museos al aire libre, autocines, obras teatrales en anfiteatros, turismo en barrios y recorridos por la Reserva ecológica Costanera Sur.

Cabe destacar que en 2019 arribaron a Buenos Aires 2,9 millones de turistas del exterior y 6,9 millones de residentes en la Argentina, quienes generaron un impacto económico de 2.484 millones de dólares, de los cuales 1.839 millones fueron de gasto de internacionales y 645 millones de dólares por parte de turistas nacionales. Se espera que ese número se vea drásticamente reducido a causa de la pandemia de coronavirus. 

En principio, los turistas que lleguen a la Ciudad de Buenos Aires deberán presentar una declaración jurada online, realizarse un test antes de partir con 72 horas de anticipación (requisito del Gobierno Nacional), contar con un seguro médico con cobertura para COVID-19, realizarse un nuevo test al llegar a destino en Ezeiza o en la estación fluvial que tendrá un valor de $2.500 para el turista internacional.

Articulos relacionados

Leave a Comment