“La Corte está funcionando mal”: Alberto Fernández defendió la Reforma Judicial y habló de la cuarentenaPolítica 

“La Corte está funcionando mal”: Alberto Fernández defendió la Reforma Judicial y habló de la cuarentena

Un día después del anuncio en Casa Rosada, Alberto Fernández defendió en una entrevista radial el proyecto de Reforma Judicial, al tiempo que respondió las críticas públicas realizadas por diversos sectores de la oposición: “Lo único que se hizo fue mandar un proyecto de ley al Congreso, donde la oposición tiene toda la posibilidad de plantear sus pareceres y proponer sus correcciones”.

“Lo único que queremos es que la Justicia funcione de otro modo”, ratificó en diálogo con Radio con vos. “Estamos en un momento único, donde las decisiones no deben ser impuestas; sino que deben ser construidas. Estamos absolutamente abiertos a cambios, porque lo único que queremos es que la Justicia funcione de otro modo. No firmamos un decreto cambiando la Justicia”, aclaró.

El presidente también señaló que el proyecto no busca “repartir jueces” y ratificó que, a su entender, la Corte Suprema “funciona mal”. “Cuando hablan de que estas cosas hay que consensuarlas antes de ir al Congreso, lo que me están proponiendo es que repartamos los jueces. Yo no pienso repartir jueces con nadie, quiero nombrar jueces dignos”.

¿Cuánto vale la verdad?

El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

“Creamos una comisión para que analice otros problemas de la Justicia, que son muy técnicos. Esa comisión va a tener más de 90 días para expedirse y darme los consejos que crea necesarios. Pueden ser posiciones diversas, no tiene que ser algo unánime. Todo va a ir al Congreso después”, anticipó.

Leé también | Alberto y el plan post-pandemia: 60 medidas económicas, reforma judicial y negociaciones por la deuda

Consultado sobre si una de las motivaciones del proyecto era la ampliación de la Corte, el presidente respondió: “Toda mi vida he dicho que el problema no está en el número de integrantes de la Corte. La Corte puede funcionar con cinco miembros, lo que sí digo es que está funcionando mal. El recurso extraordinario de la Corte se fue ampliando poco a poco. La Corte empezó a intervenir cada vez más. Hoy la Corte define cómo interviene con una arbitrariedad absoluta”, explicó desde Olivos.

“En el mismo discurso que ayer di, recordé que cuando fui jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, él resolvió a instancias de un proyecto de ley presentado por Cristina Kirchner reducir la Corte Suprema de nueve a cinco. Nosotros teníamos la posibilidad de nombrar a dos candidatos que estaban vacantes y renunciamos a nombrarlos. Cuando digo que hay que revisar el funcionamiento de la Corte, no estoy hablando del número de miembros”:

El presidente explicó entonces que lo que busca revisar es la competencia de la Corte. “Interviene con una arbitrariedad absoluta y esto es objeto de cuestionamiento de cualquiera que litigue en la Argentina y de todos los tribunales del interior del país. Más del 80 por ciento de las sentencias que dicta la Corte son rechazos que se ponen con una plancha que dice que por no ser una sentencia definitiva no lo tratan. Y para poner esa plancha, el trámite demora entre un año y medio y dos. ¿Eso funciona bien? Esas cosas son las que tenemos que ver”.

En línea con su argumentación, Fernández ejemplificó su cuestionamiento a los plazos con un caso: “Hace unos meses atrás conocimos un caso de Misiones. Una mujer que había condenada a nueve u once años de prisión y que ya llevaba siete años presa. La Corte, en ese momento, dijo que el juicio estaba plagado de nulidades y lo dijo porque recién ahí había una sentencia definitiva previa. Uno se pregunta: ¿qué hacemos con los años que esta mujer estuvo presa por el formalismo de la sentencia definitiva previa?”.

Leé también | Consejo asesor, traspaso a CABA y reglas para jueces: las claves de la reforma judicial que presentó Alberto Fernández

Consultado sobre las críticas que el proyecto recibió por parte de distintos sectores de la Justicia, el presidente respondió con preguntas retóricas: “¿Por qué caemos en estos debates si lo que estamos tratando es que esto funcione de otro modo? ¿Alguien me puede decir a mí que la Justicia Federal ha actuado bien durante los últimos veinte años? El que me dice que sí, es un gran cínico”.

“Ayer recordaba cómo en los últimos cuatro años se derogaron leyes, como las normas de conductas de los jueces que este código tiene y que les exige imparcialidad. Esas normas estaban en una ley que un decreto de necesidad y urgencia dejó sin efecto. El funcionamiento del sistema acusatorio que el código procesal penal federal establece es una ley que un decreto de necesidad y urgencia dejó sin efecto. ¿Y esos son los que hablan y me quieren explicar la República a mí? Como dice Beatriz Sarlo, a mí no, eh”, reforzó, en alusión a las críticas de distintos referentes de Juntos por el Cambio.

El funcionamiento del sistema acusatorio que el código procesal penal federal establece es una ley que un decreto de necesidad y urgencia dejó sin efecto. ¿Y esos son los que hablan y me quieren explicar la República a mí?”

Por último, el mandatario también respondió a quienes lo cuestionaron por impulsar el proyecto, en el marco de la pandemia de Covid-19. “La Argentina tiene un montón de temas postergados, pero tiene que seguir organizándose más allá de la pandemia; porque si no debería esperar que pase todo mientras tengo todo paralizado. Es un tema prioritario, pero vamos a tratar de ir avanzando en otras cuestiones. Esto lo tratará el Congreso cuando el Congreso disponga. Nosotros solamente mandamos un proyecto de ley. Y, en verdad, los que más se inquietan con los cambios son los que quieren que siga todo igual, para garantizar su propia impunidad. Esto es lo que más me indigna”.

El futuro de la cuarentena en el AMBA y en algunos distritos del país: “Tenemos que ponernos un poco más firmes”

“Veo con mucha preocupación la situación”, reconoció el presidente, al ser consultado por la circulación del virus en el AMBA. “Me parece que tenemos que ponernos un poco más firmes, porque no está funcionando esto”, sumó, al tiempo que aclaró que esta tarde mantendrá una reunión en Olivos con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta para analizar la continuidad y el modo de la cuarentena tanto en la provincia, como en la Ciudad de Buenos Aires. Antes hará lo propio con el comité sanitario que lo asesora.

El mandatario sigue con atención los números de ambos distritos. “Lo que no podemos hacer es dejar que el problema avance. Es muy posible que la curva vuelva a subir y tiene que ver con la gente en las calles, con la gente encontrándose, con la gente comiendo un asado”. Cabe recordar que la última prórroga del aislamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires vence el próximo lunes 3 de agosto. “No descartamos volver atrás”, reconoció el presidente.

Articulos relacionados

Leave a Comment