“Fractura”, por Netflix: la diferencia entre misterio y suspensoEspectáculos 

“Fractura”, por Netflix: la diferencia entre misterio y suspenso

No es lo mismo misterio que suspenso.

A lo que juega Brad Anderson es a lo primero en Fractura, un thriller casi de encierro. Porque todo lo que le suceda o crea sucederle o lo que sea a Ray Monroe (Sam Worthington, el soldado paralítico de Avatar) pasa en una clínica, posterior a una discusión de pareja y un accidente que tiene su hijita Peri.

La diferencia entre misterio y suspenso es crucial para entender de qué va Fractura. Como en otras realizaciones anteriores del director, porque como a Trevor (Christian Bale) en El maquinista, llega un momento en el que Ray -y con él, el espectador-, empieza a dudar de su salud mental.

De ahí lo de misterio.

Y porque el público sabe solo lo que ve. Y eso es lo que Ray hace y observa.

Parece que el matrimonio con Joanne, ese Día de Acción de Gracias, no está nada bien. Van en auto, la hijita de 6 años desea ir al baño. Se detienen en una estación de servicio. Y un hecho inesperado, pero nada fuera de lo común, hace que Ray deba llegar a Peri a una clínica que vio a pocos kilómetros de la estación.

Y allí comienza el misterio.

Mirá también

No porque tarden en atenderlo, por más que vayan por una urgencia. Las preguntas que le hacen en la recepción son algo fuera de lugar. Y cuando lleven a Peri a hacerse un estudio, y Joanne la acompañe… Será la última vez que las vea.

Y, aunque parezca mentira, nadie le cree a Ray.

Nadie.

Y hasta el espectador empieza a desconfiar.

Pero no tiene motivos, porque vio todo lo que sucedió. Salvo cuando en un momento, antes de llegar a la clínica, escuchemos que le dicen “lo siento, Sr. Monroe, perdimos a ambas”.

Fractura empieza como un filme, sí, de suspenso, pero lo que prima después es el misterio. Y estará en cada espectador juzgar si el desenlace condice con lo que fue viendo, si es traído de los pelos, o si le tomaron el ídem.

Anderson se había mostrado mucho más efectivo en El maquinista, y salvemos o no la diferencia interpretativa entre el actor del Batman de Christopher Nolan y el de Avatar de James Cameron.

No pasa sólo por lo creíble que sea lo que manifiesten y nos llegue de ellos.

Pasa por la confianza que uno le deposita al director, y que se lanza a dejarse “engañar”, en el mejor sentido. Como siempre, el espectador tiene la palabra.

“Fractura”

Buena

Thriller. EE.UU., 2019. 99’, SAM 16. De: Brad Anderson. Con: Sam Worthington, Lily Rabe, Lucy Capri Disponible en: Netflix.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment