Polémica por la carne artificial: crece el consumo pero aseguran que es menos sana que la vacunaSociedad 

Polémica por la carne artificial: crece el consumo pero aseguran que es menos sana que la vacuna

La industria de la carne les hace una advertencia a los consumidores: tengan cuidado con la carne de origen vegetal.

Ese es el mensaje en que se basa una campaña publicitaria del Centro para la Libertad del Consumidor de Estados Unidos, una empresa de relaciones públicas entre cuyos financistas se cuentan productores de carne y otros integrantes de la industria alimentaria. En las últimas semanas, la agrupación publicó avisos a toda página en The New York Times​ y otros diarios para plantear las preocupaciones en materia de salud respecto de los sustitutos de la carne de base vegetal, como las hamburguesas Impossible Burger y Beyond Burger, que pretenden tener la apariencia y el sabor de la carne real e incluso sangrar como ella.

Los avisos dicen que son “imitaciones ultraprocesadas” con numerosos ingredientes. “¿Qué oculta la carne a base de vegetales?”, pregunta un anuncio con una carita triste hecha con dos hamburguesas y una salchicha. Otro dirige a los lectores a un sitio que compara las hamburguesas de base vegetal con alimento para perros. En noviembre, el director gerente del grupo, Will Coggin, escribió una columna de opinión en USA Today en la que calificaba a las carnes “fake” de alimentos ultraprocesados que pueden provocar aumento de peso, aunque las investigaciones sobre los alimentos procesados no han incluido las carnes a base de vegetales. Días después, el director ejecutivo del centro, Rick Berman, escribió otra columna de opinión en The Wall Street Journal donde criticó las carnes de origen vegetal por estar sumamente procesadas y ser menos sanas que la carne. Se titulaba “La ‘carne a base de vegetales’ es mucho ruido y pocas nueces”.

Impossible Foods, que elabora una popular hamburguesa de base vegetal, dijo que la campaña era engañosa y buscaba infundir temor. La compañía sostiene que las alternativas de carne a base de vegetales son mejores para los consumidores y el planeta, porque requieren menos tierras y agua y generan menos gases de efecto invernadero que la carne de ganado​. La nueva campaña de “desinformación”, dicen, es una señal de que la misión de Impossible Foods —transformar la industria de la carne y reemplazar a los animales en el sistema alimentario— está funcionando. “Para nosotros es un orgullo que esa organización nos ataque”, dijo Pat Brown, el máximo ejecutivo de la empresa. “Es difícil imaginar un respaldo más fuerte que ese”, afirmo. El Centro para la Libertad del Consumidor no respondió los pedidos de entrevista para esta nota.

La Impossible Whopper, la hamburguesa sin carne que sirve Burger King en Estados Unidos. (AFP)

A diferencia de otros sustitutos vegetarianos de la carne, las nuevas hamburguesas a base de vegetales están conquistando a los amantes de la carne. La firma de investigación de mercado NPD Group dice que el 90% de los clientes que las compran son consumidores de carne que creen que estos productos son más sanos y mejores para el medio ambiente, dijo Darren Seifer, analista de NPD, empresa que hace poco pronosticó que las carnes a base de vegetales no desaparecerán debido a su popularidad entre los millennials.

“Las dos grandes marcas, Beyond e Impossible, han reproducido la experiencia de comer una hamburguesa sin tener que sacrificar el sabor de la hamburguesa”, explicó. “Por eso, ahora que muchos consumidores piensan en una opción más sana, están reduciendo la cantidad de carne que comen y se sienten más tranquilos al hacerlo”.

Carne sin carne. Una de las nuevas hamburguesas vegetales. (AFP)

¿Pero realmente las carnes a base de vegetales son mejores para el consumidor que la carne de verdad? Depende de cómo se las consuma, afirmó Frank Hu, presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard. Reemplazar una hamburguesa de carne por otra de origen vegetal no es una mejora en la calidad de la dieta si uno la acompaña con papas fritas y una gaseosa llena de azúcar, explicó.

En cuanto a los consumidores que tratan de elegir la opción más sana, Hu apuntó que actualmente hay en marcha estudios que comparan los efectos metabólicos de comer hamburguesas de carne vacuna con las hamburguesas de vegetales. Entretanto, considera los “alimentos transicionales” como sustitutos de la carne para las personas que tratan de adoptar una dieta más sana.

Mirá también

En agosto, Hu, junto a un grupo de expertos en salud y clima, publicó un informe en JAMA, la revista de la asociación médica estadounidense, en el que analizaba si las carnes a base de vegetales pueden ser parte de una “dieta sana con bajo carbono”. Los estudios muestran que reemplazar la carne roja por frutos secos, legumbres y otros alimentos vegetales puede reducir la mortalidad y el riesgo de enfermedades crónicas, pero no es posible extrapolar que las hamburguesas procesadas hechas de soja purificada o proteína de arvejas tengan los mismos beneficios para la salud, destacó Hu.

Pat Brown, el CEO de Impossible Foods, una compañía que produce carne vegetal. (AFP)

Impossible Foods y Beyond Meat dicen que la base de sus hamburguesas está compuesta por vegetales. La Beyond Burger tiene unos 18 ingredientes, entre ellos proteína purificada de arveja, aceites de coco y canola, proteína de arroz, almidón de papa y extracto de jugo de remolacha como colorante. Beyond Meat asegura no utilizar ingredientes modificados genéticamente ni producidos en forma artificial.

La hamburguesa Impossible Burger está hecha de ingredientes básicos similares, pero su proteína en gran medida proviene de la soja y la papa, y usa un compuesto de soja llamado heme que contiene hierro para realzar el sabor a carne de la hamburguesa. Ambos productos usan metilcelulosa, derivado vegetal que comúnmente se usa como aglutinante en salsas y helados.

En comparación con una hamburguesa de carne vacuna, la Impossible y la Beyond poseen cantidades similares de proteína y calorías, con menos grasas saturadas y sin colesterol. También contienen fibra; la carne real, no. Sin embargo, en comparación con la carne vacuna real, ambas hamburguesas a base de vegetales tienen mucho más sodio: alrededor de un 16% del valor diario recomendado. Una hamburguesa de carne cruda de unos 113 gramos posee alrededor de 75 miligramos de sodio, mientras que la Impossible Burger tiene 370 miligramos de sodio y la Beyond Burger, 390 miligramos.

A la parrilla. Las burgers vegetales se cocinan como las tradicionales. (AFP)

Este otoño boreal, Burger King informó haber tenido su trimestre más exitoso en cuatro años, impulsado por las ventas de su Impossible Whopper, una hamburguesa a base de vegetales. Dunkin’ Donuts anunció el lanzamiento de un sándwich para desayuno hecho de salchichas de Beyond Meat en 9.000 de sus locales después de un ensayo exitoso en la ciudad de Nueva York. Más de 50.000 tiendas de comestibles y restaurantes, entre ellos cadenas de comidas rápidas como Subway, White Castle, KFC y Carl’s Jr., ofrecen productos de Beyond Meat o Impossible Foods.

Un cartel promocionando la Impossible Whopper afuera de un local de Burger King en Nueva York. (Reuters)

Pese a la popularidad de las hamburguesas a base de vegetales, las de carne vacuna siguen vendiéndose muchísimo más en los restaurantes. Los estadounidenses compraron 6.400 millones de hamburguesas de carne en los restaurantes de servicio rápido durante los 12 meses que terminaron en mayo, frente a 228 millones de hamburguesas a base de vegetales en el mismo período.

Mirá también

Si bien el consumo de carne en los Estados Unidos está en un máximo histórico, muchos estadounidenses han pasado de comer carne vacuna a comer aves de corral. En las últimas tres décadas, la ingesta de carne vacuna ha caído alrededor de un tercio, mientras que la ingesta de pollo se ha incrementado a más del doble y la ingesta de cerdo ha permanecido bastante estable. Los estudios muestran que el costo, la comodidad y las preocupaciones de salud son las principales razones por las que los estadounidenses han reducido su consumo de carne vacuna.

Sin embargo, los mensajes de salud sobre la carne roja han sido confusos. Este año, un grupo de científicos cuestionó décadas de consejos de nutrición diciendo que las advertencias que relacionan el consumo de carne roja con las cardiopatías y el cáncer no están respaldadas por pruebas científicas sólidas, aunque más tarde se reveló que el autor principal del estudio tenía vínculos de investigación con una agrupación industrial entre cuyos miembros se cuentan compañías de comidas rápidas y un frigorífico.

Los productores de carne están llevando la lucha contra la carne artificial al Congreso. Por lo menos 25 estados presentaron proyectos de ley que tienen como objetivo declarar ilegal el uso de las palabras “carne vacuna” o “carne” en los productos hechos con ingredientes vegetales o la carne cultivada en laboratorios. Missouri fue el primer estado en sancionar una ley como esa el año pasado, que en un principio fue propuesta por la Asociación de Ganaderos de Missouri.

Impossible Burger, la hamburguesa completamente hecha con vegetales por la compañía Impossible Foods de San Francisco. (Archivo)

En octubre, el representante republicano Roger Marshall de Kansas, el máximo receptor de donaciones de la industria ganadera de la Cámara, presentó un proyecto de ley federal por el cual se les exigiría a las compañías colocar la palabra “imitación” en los productos de carne a base de vegetales. El proyecto plantea que los productos lleven en los envases una leyenda “que indique claramente que el producto no es un derivado de la carne ni contiene carne”.

Mirá también

Marshall, que es obstetra, dijo haber presentado el proyecto después de enterarse de cuáles eran sus ingredientes. Algunas pacientes le dijeron estar confundidas respecto de los beneficios de salud de los sustitutos vegetales de la carne, y los productores de carne vacuna le manifestaron su enojo por el hecho de que los productos se vendieran en las tiendas de comestibles junto a la carne picada. “Kansas tiene una industria cárnica muy grande y ellos me preguntaron: ‘¿Por qué permitimos que haya esta carne artificial en el sector de la carne’?” contó.

Brown, máximo ejecutivo de Impossible Foods, dijo que la misión de su empresa no es convencer a los consumidores de que la Impossible Burger es el alimento más nutritivo que pueden comer. Su misión sólo consiste en convencer a la gente que quiere una “hamburguesa de vaca” de comer en cambio una Impossible Burger.

“El nicho que ocupa este producto no es el mismo que el de una ensalada de kale –remarcó–. Si uno tiene ganas de comer una hamburguesa y quiere algo que sea mejor para sí y para el planeta y que tenga todo lo que se busca en una hamburguesa, entonces este es un producto genial. Pero si tenemos ganas de comer ensalada, entonces comamos una ensalada”.

Traducción: Elisa Carnelli

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment