El día que Macri le declaró la guerra a Cristóbal López y cuando Angelici le confirmó que iría presoPolítica 

El día que Macri le declaró la guerra a Cristóbal López y cuando Angelici le confirmó que iría preso

El empresario Cristóbal López supo el 13 de marzo de 2016 que la amenaza que le había hecho Mauricio Macri el 25 de octubre de 2015, el mismo día que se realizaba la primera vuelta de las elecciones presidenciales, empezaba a concretarse. Ese día se desayunó con la tapa del diario La Nación en la que se lo señalaba como deudor de la AFIP por 8 mil millones de pesos de su petrolera OIL, que supuestamente correspondía al impuesto a los combustibles.

Aquella mañana de elecciones, Macri le había dicho a López que estaba seguro de que se convertiría en el nuevo presidente tras el ballotage, porque tenía información “de la embajada” que así se lo aseguraba, se quejó por el tratamiento que le habían dado en el canal C5N durante la campaña y porque el conductor Marcelo Tinelli no lo atendía muy bien en su programa de canal 13, que el empresario patagónico producía en forma indirecta tras haberse convertido en propietario de Ideas del Sur.

Pero lo que lo dejó confuso fue la advertencia del entonces candidato. “Entonces me dice que él necesitaba el canal para ir por Cristina. Le digo que es ir por Cristina y me dice hay que meterla presa, a lo que yo contestó no contés conmigo. Yo no soy amigo de Cristina, pero la aprecio y creo en el proyecto político del kirchnerismo. De ahí no se como fue la charla, no me acuerdo. Me quedé muy nervioso, me alteró. El no se mostró molesto ni nada, todo lo que dijo fue con naturalidad, como si hubiéramos hablado de arreglar una cena y la verdad que a partir de ahí no sé de qué hablamos, no lo recuerdo”, le disparó después de una hora de charla intrascendente.

López realizó ese relato el martes último al declarar como testigo ante la jueza federal María Servini y el fiscal Guillermo Marijuán, en una causa iniciada por una denuncia por coacción que realizó su socio Fabián De Sousa. Entre los imputados están el presidente Macri, el actual titular de la AFIP Leandro Cuccioli, el asesor presidencial José Torello, el amigo y “hermano de la vida” del primer mandatario Nicolás Caputo, el abogado y diputado del Parlasur Fabián “Pepín” Simón, el ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana, el ex titular de Vialidad Javier Iguacel y al ex titular de la AFIP Alberto Abad.

La denuncia contra Macri

De Sousa denunció a mediados de año que Macri había encabezado, junto con el grupo mencionado, las maniobras para obligarlos a él y a su socio a desprenderse de las empresas del grupo mediante la persecución y el espionaje a través de las agencias estatales en una serie de delitos como asociación ilícita, administración fraudulenta en perjuicio del Estado nacional, violación de sus deberes funcionales, abuso de autoridad y peculado.

Marijuán impulsó la denuncia ante la jueza Servini, quien le delegó la instrucción, varios meses antes de que Alberto Fernández se convirtiera en el nuevo presidente que lleva al peronismo al poder. La declaración de López del martes es clave porque en la reunión del 25 de octubre en la casa que el fallecido Franco Macri tenía en Barrio Parque, estuvieron López y el presidente saliente, pero no De Sousa.

Explosivo: cuando Macri le dijo a Cristóbal López que quería C5N para detener a Cristina y se quejó de Tinelli

“A partir del proceso eleccionario que tuvo lugar en octubre de 2015, comenzamos a recibir una serie de advertencias por parte de personas vinculadas al ingeniero Mauricio Macri, a través de las cuales se nos exigía que los medios de comunicación fueran puestos a disposición de la alianza política encabezada por el nombrado”, había escrito De Sousa en el ex texto de su denuncia.

Después de la tapa de La Nación con la supuesta deuda de OIL, que hasta entonces se venía pagando con planes habituales y normales para todas las empresas en la AFIP, el presidente Macri dijo esa misma noche a Luis Majul que embargarían todas las empresas del grupo Indalo para obligarlas a pagar.

“En esta situación de estrangulamiento, sin financiación bancaria, el gobierno nos hizo llegar una advertencia final de que todas las empresas serían liquidadas si no transferíamos nuestra titularidad de los paquetes accionarios a las personas que ellos mismos designarían”, había denunciado De Sousa. 

Después de la primera reunión con Macri, López tuvo otros encuentros con emisarios del entonces flamante Presidente. El empresario contó que se encontró dos o tres veces con Rodríguez Simón, a instancias de quien era su socio en los tragamonedas del Hipódromo de Palermo, Federico de Achával, padre del actual intendente electo de Pilar, del mismo nombre. Los encuentros se realizaban en el Palacio Duhau, del Hotel Hyat.

“Decía yo soy Macri.Y lo que venía a decirnos es que el ingeniero Macri había decidido que nosotros teníamos que pagar más impuesto o canon. Me acuerdo de frases como “ustedes ganaban mucho en los últimos años, ahora van a estar cuatro años sin ganar nada”, a lo que yo le decía si este es un gobierno de derecha, vos me estás haciendo un planteo comunista. Y me respondía nosotros somos un gobierno de derecha pero Mauricio no quiere por cuatro años ustedes no ganen nada”, recordó López y resumió: “no recuerdo un nivel de apriete como el de ese día”.

La confirmación de Angelici

El empresario recuerda que “Pepín” directamente le pedía que pagaran el doble o los amenazaba con rescindirles los contratos. López le dijo que entonces irían a juicio. Y además le advertía que estaba perjudicando a sus socios, quienes le decían que por la línea editorial de C5N el gobierno los estaba apretando. López le ofreció vender su parte a sus socios, hasta que Pepín le dijo “arregla los honorarios con tus socios porque empezó la guerra”. Eso fue unos días antes de la tapa de La Nación y el anuncio de los embargos que Macri le hizo a Majul esa misma noche por la televisión. “Ese día empezó la guerra”, dijo López y fue gráfico al sostener la diferencia entre los dos contendientes: dijo que era ir a pelear contra Estados Unidos con dos escarbadientes. López terminó vendiendo sus porcentajes en los tragamonedas del Hipódromo y del Casino flotante y el tema se dejó de hablar, pero la persecución no finalizó.

“Macri nos tiró el Estado encima. A mi me llegaban versiones por distintas personas de que me iban a meter preso, y la previa a meterte preso es más dura que cuando te meten preso. Esas dudas que tenía por distintas personas que me lo decían, dejó de ser duda el 4 de junio de 2017, ya que el día anterior yo le había pedido a un amigo, Daniel Mautone, que a su vez es muy amigo y socio de Daniel Angelici, que hablara con él y le preguntase que había de cierto que me iban a poner preso”, explicó López.

Mautone se reunió con Angelici y luego con López para decirle que efectivamente lo iban a detener. En agosto, López decidió que era hora de vender los medios del grupo. López y De Sousa fueron detenidos apenas unos meses después, en diciembre de 2017 por orden del juez Julián Ercolini, quien sostuvo que buscaron defraudar al Estado por intentar vender las empresas del grupo. Los dos recuperaron su libertad semanas atrás, luego de casi dos años presos, con un breve intervalo en libertad, luego de que la jueza María Gabriela Capuchetti los sobreseyó en la misma causa que había usado Ercolini para arrestarlos. Entre los frustrados compradores de los medios aparecen Orly Terranova e Ignacio Rosner, quienes fueron imputados este mismo martes por el fiscal Marijuán como parte activa de las maniobras denunciadas por De Sosa y ahora ratificadas por López.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Articulos relacionados

Leave a Comment